Publicidad

Té de jengibre y limón: la superinfusión que "cura" resfríos y tiene beneficios diuréticos y digestivos

Actúa como antiinflamatorio, mejora los cuadros gripales y la digestión y disminuye la sensación de náuseas: la evidencia científica y la opinión de una especialista.

Compartir esta noticia
Té de jengibre y limón.jpg
Una "superinfusión"
Foto: Pixabay.

Agua caliente, limón y jengibre. Estos son los únicos tres ingredientes que se necesitan para preparar la “infusión del momento” (porque se vinieron los fríos). ¿Por qué esa terminología? Porque según los fieles adeptos de este tipo de infusiones, es ideal para hacerle frente a la inflamación abdominal, a los cuadros gripales o resfríos, a los problemas de digestión y constipación.

Todos estos beneficios que se le atribuyen al té de jengibre y limón no solo son proclamados por los amantes del té sino también por los profesionales de la salud y han sido comprobados en varias investigaciones científicas. Más allá de las bondades para el cuerpo, el té de jengibre y limón es un tipo de infusión caliente que brinda saciedad, hidrata, aporta -especialmente en esta época- una sensación de calor reconfortante e induce a un estado pleno de bienestar.

¿Para qué sirve el té de jengibre con limón?

A las palabras los hechos, ¿cuál es la evidencia que existe sobre los beneficios de este tipo de té? “Últimamente se habla mucho del té de limón y jengibre que, si bien tiene muchísimas ventajas, no hay que creer que disminuye todos los malestares o afecciones graves”, señala la licenciada en Nutrición, Mercedes Engemann. Sumado a eso, la profesional destaca que para poder aprovechar todas las propiedades de la infusión hay que acompañar con una alimentación saludable y con ejercicio diario

“Ya de por sí el té solo sin ningún tipo de agregados tiene efectos antioxidantes y diuréticos. Por otro lado, si se le añade alimentos naturales, más potente va a ser su efecto en el cuerpo”, explica Engemann. “Más allá de que uno tenga que llevar un estilo de vida saludable para sentirse bien, recomiendo esta infusión a mis pacientes si me doy cuenta que necesitan de sus beneficios y si considero que les va a generar un cambio significante en su salud”, enfatiza.

Beneficios

Mejora de la digestión. El Hospital Johns Hopkins destaca que el gingerol -principal compuesto bioactivo en el jengibre- puede ayudar con la estimulación de la digestión, lo que significa que la comida no permanece tanto tiempo en el intestino y disminuye las probabilidades de sufrir constipación.

Reducción de la inflamación e hinchazón. La Escuela de Medicina de Harvard recomienda el té de jengibre y limón como “remedio natural” para combatir el dolor y la inflamación. Asimismo destacan los profesionales que el jengibre contiene propiedades antimicrobianas, antioxidantes y antiinflamatorias que hacen que tenga estos efectos en el cuerpo. “El jengibre es un aliado para aliviar dolores musculares y articulares, por esto mismo tiene resultados positivos en los trastornos autoinmunitarios”, explica Engemann.

Salud cardiovascular. Un estudio publicado en la revista internacional Nutrition revela que el consumo diario de este té brinda propiedades preventivas y curativas contra algunas enfermedades crónicas como la hipertensión y la cardiopatía coronaria. No obstante, la Lic. Engemann revela que esto es cierto siempre y cuando se trate de pacientes que no estén medicados contra estas afecciones ya que, en el caso de alguien hipertenso que se encuentra medicado, “al darle este té puede incidir en el valor normal de presión arterial y disminuirla”.

Control del cuadro gripal. “Tomate un té de limón con jengibre y vas a ver que se te pasa” esta es una de las frases más comunes que se escuchan cuando uno atraviesa este malestar. Un estudio publicado en la revista Journal of Natural Pharmaceutical Products señala que el jengibre suaviza y aporta humedad al tracto respiratorio; por ende, colabora con el control y la disminución de la tos, el resfriado y la inflamación de las mucosas. “Aparte de las propiedades del jengibre hay que destacar que el limón es rico en vitamina C, lo que lo lleva a ser un potente antioxidante que ayuda a fortalecer el sistema inmunitario además de contener componentes esenciales como: fibra, ácido cítrico, magnesio y zinc”, dice la nutricionista.

Disminución de las náuseas. Una de las propiedades más conocidas y por las que más se recomienda el consumo de la infusión es el de controlar los síntomas nauseosos y los vómitos. Prueba de esto es que el Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología lo recomienda como un remedio seguro para las mujeres que sufren náuseas durante el embarazo.

¿Cómo hacer té de jengibre y limón?

—Es simple y solo requiere de los ingredientes esenciales: agua, limón y jengibre. Para preparar esta bebida caliente se necesita:

—Hervir el agua en una cacerola o en una pava hasta que llegue a su punto de ebullición

—Mientras el agua se calienta, se puede lavar bien el jengibre y empezar a cortarlo en rodajas finas o en trozos

—Una vez que el agua haya hervido añadir el jengibre a un recipiente que contenga el agua caliente y dejar reposar por al menos 5-10 minutos para obtener mejores resultados

—Colar la infusión si es que se prefiere quitar los trozos de jengibre, luego verterla en una taza y por último, añadir rodajas de limón o exprimir un poco de su jugo dentro del té. También están quienes disfrutan de agregarle miel o hierbas aromáticas

Contraindicaciones

Aunque tienen muchos beneficios, tanto el limón como el jengibre presentan ciertas advertencias. “Esta bebida es contraindicada especialmente en personas que sufren de acidez o úlceras”, señala Engemann. Sumado a esto, los profesionales de Harvard advierten que tomar esta bebida puede ralentizar la coagulación de la sangre, por lo que debe ser evitada en personas que toman medicamentos anticoagulantes o anti plaquetarios.

(Victoria Vera Ziccardi, La Nación - GDA)

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Jengibrelimón

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad