Publicidad

La infusión que calma el dolor estomacal, mejora el tránsito intestinal y reduce el mal aliento

Solo requiere dos ingredientes y tiene muchos beneficios para la salud intestinal; además, ayuda a mitigar los síntomas de la gripe.

Compartir esta noticia
Taza de té café
Mujer tomando un té.
Foto: Freepik.

Alan Nájera, El Universal/GDA
El anís estrellado es una especia que ha recorrido el mundo desde China. Aunque sus principales usos están en la cocina como en la preparación de sopas o postres, también es un gran remedio para problemas digestivos y otros padecimientos leves.

Anís para una mejor digestión.

El anís empezó a utilizarse medicinalmente para combatir problemas digestivos. El ingrediente activo del anís es el aceite rico en anetol que contiene. Este brinda propiedades carminativas, antiespasmódicas y relajantes.

Por ejemplo, reduce el dolor de estómago derivado de problemas intestinales y hasta por cólicos menstruales. Incluso es capaz de reducir las flatulencias al bajar la inflamación intestinal y la producción de gases.

El anís mejora el tránsito digestivo al mismo tiempo que sus propiedades antiespasmódicas disminuyen el dolor. Inclusive, si el problema es la falta de apetito, tomar infusión de esta hierba ayudará a abrir el estómago.

Otros beneficios de tomar anís.

Además de las propiedades digestivas que tiene el anís, su consumo puede reducir los síntomas de la gripe, desde abrir los bronquios hasta disminuir el dolor de cabeza, pasando por disminuir el dolor de garganta debido a sus propiedades calmantes y antiinflamatorias.

Para las personas que tienen asma, esta capacidad para abrir los bronquios ayuda a la recuperación tras un ataque moderado.

Por otro lado, ayuda a reducir el mal aliento ya que el anís reduce las bacterias causantes de este padecimiento, al mismo tiempo que mejora la digestión para deshacernos de lo que no necesitamos.

¿Cómo preparar infusión de anís?

Ingredientes:

  • 250 ml. de agua
  • 2cdtas. de anís estrellado

Preparación:

Agregá el agua en una olla y ponela al fuego. Una vez que el agua rompa a hervir, agregá las cucharaditas de anís estrellado y retirá de la estufa. Tapá y dejá reposar unos cinco minutos. Finalmente, colalo en una taza y tu infusión quedará lista. Podés tomarlo unas dos veces a la semana para reducir los síntomas de la tos y mejorar tu tránsito intestinal.

El anís es una gran hierba que promueve la salud digestiva y respiratoria, sin embargo no sustituye la atención médica profesional. Recuerda tomarlo con moderación ya que, en exceso, puede causar vómitos, reacciones alérgicas y somnolencia.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

nutrición

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad