Publicidad

Ayuda a prevenir el Alzheimer y el Parkinson: por qué el té beneficia la salud del cerebro

Estudios asocian el consumo regular de esta bebida milenaria con la promoción de la salud cerebral y la mejora de funciones cognitivas.

Compartir esta noticia
Tomar un té
Mujer toma un té.
Foto: Freepik.

Redacción El País
Tomar un té es sinónimo de relajación, detenimiento y placer. Pero aún hay más: entre sus muchas virtudes, destaca el impacto positivo que el consumo de tiene en la salud del cerebro.

Una de las razones clave por las que el té es un aliado para la salud cerebral es su riqueza en antioxidantes. Los tés verde, negro, blanco y oolong, todos derivados de las hojas de la planta Camellia sinensis, contienen compuestos antioxidantes como catequinas y polifenoles. Estos elementos son conocidos por combatir el estrés oxidativo en el cuerpo, un proceso vinculado al envejecimiento y a diversas enfermedades, incluyendo aquellas que afectan al cerebro, como el Alzheimer y el Parkinson.

Estudios científicos sugieren que el consumo regular de té podría estar asociado con una mejora en la función cognitiva y la memoria. La combinación de cafeína y aminoácidos, como la L-teanina, presentes en el té, ha demostrado potenciar la concentración y el estado de alerta, al tiempo que promueve un estado de calma. Estos efectos pueden ser particularmente beneficiosos para la productividad y el rendimiento mental.

Otras investigaciones también han arrojado luz sobre la relación entre el consumo de té y la reducción del riesgo de enfermedades neurodegenerativas. Algunos estudios epidemiológicos sugieren que aquellos que consumen té regularmente tienen un menor riesgo de desarrollar trastornos como el Alzheimer y el Parkinson. Aunque se necesita más investigación para comprender completamente esta asociación, los resultados hasta ahora son prometedores.

El té también ha demostrado tener propiedades antiinflamatorias, lo cual es crucial para la salud cerebral. La inflamación crónica se ha relacionado con diversas enfermedades neurodegenerativas, y los compuestos antiinflamatorios presentes en el té podrían desempeñar un papel protector contra estas afecciones.

En resumen, el té no solo es una bebida reconfortante y deliciosa, sino que también ofrece beneficios para la salud del cerebro. Incorporar esta bebida milenaria es un regalo para nuestra mente.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad