Publicidad

Agua con miel: un preparado natural que beneficia a la salud y se puede tomar todos los días

Las razones que explican las ventajas de tomar este preparado todos los días y la manera de prepararlo.

Compartir esta noticia
miel

Redacción El País
Cuidar la alimentación y llevar un estilo de vida saludable (lo que incluye fundamentalmente el hábito de realizar ejercicios) para mantener la vitalidad del cuerpo es fundamental. Incorporar un vaso de agua con miel a la rutina alimenticia diaria ayuda a ese cuidado.

Este líquido dulce y viscoso ha sido un elemento presente en la medicina popular durante generaciones. Por sí sola, la miel nos ofrece vitaminas, minerales y antioxidantes que el organismo necesita para combatir determinadas afecciones. Pero, ¿qué sucede si consumes agua con miel todos los días?

Los beneficios de tomar agua con miel

Cúrcuma.jpeg
Cúrcuma, una de las especias que se le agrega al preparado sugerido en esta nota.
Foto: Pexels.

La miel es un ingrediente que a menudo se tiene en la cocina. Su sabor y consistencia la hacen perfecta para acompañar cualquier infusión, endulzar postres, platos, preparar aderezos y mucho más.

Al ser de origen natural, podemos aprovechar todos sus nutrientes mediante el consumo diario. Una forma de hacerlo es a través de agua con miel, y estos son algunos de sus beneficios:

  • Mejora el sistema inmune, gracias a sus propiedades antibióticas y antibacterianas.
  • Ayuda a perder peso, al hacernos sentir satisfechos y reducir el deseo de comer constantemente.
  • Favorece la digestión, combatiendo el estreñimiento, la inflamación o los síntomas del reflujo ácido por las mañanas.
  • Hidrata al cuerpo.
  • Alivia el dolor de garganta o los síntomas de la tos, pudiendo utilizarse como alternativa al jarabe.
  • Proporciona energía al cuerpo, por lo que puede ser consumida antes de hacer ejercicio.
  • Regula los niveles de colesterol malo, aumentando los niveles de HDL o "colesterol bueno".

Si vas integrar la miel en tus comidas diarias, debes tener cuidado con su preparación. No se trata de un simple remedio casero, ya que debemos evitar efectos secundarios debido al alto contenido de sacarosa. Aquí te dejamos una receta sencilla:

Ingredientes:

  • 250 ml de agua (equivalente a un vaso).
  • 1 cucharadita de miel natural.
  • 1/2 cucharadita de canela o cúrcuma en polvo.

Preparación:

  • Añadir miel al agua y mezclar.
  • Agregar canela, cúrcuma y revolver.
  • Calentar la preparación, pero sin dejar que hierva, ya que esto puede afectar las cualidades nutritivas de la miel.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

nutriciónmiel

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad