Publicidad

Tres ideas para usar el poder sanador de la risa: en el trabajo, las tareas del hogar y la vida personal

Aunque muchos piensan que una risa forzada no tiene valor, la ciencia demostró que sí. Reír sana y hay distintas formas de aprovecharlo en el día a día.

Compartir esta noticia
La risa ayuda a conectarse con otras personas
La risa ayuda a conectarse con otras personas
Foto: Freepik

"Hacía dos años que no veía a mi madre reírse así. Desde que falleció mi padre ella no se rió más. Hasta hoy. Gracias”. De esa forma se despidió un espectador en uno de los shows que realizó hace algunos años el humorista Pablo Magno. Y él sabía que la risa hacía bien, que era sanadora, pero nunca lo había sentido tan profundo.

Años después, lo vivió en carne propia. Sufrió una parálisis facial y lo pasó realmente muy mal. Los médicos le dijeron que, al menos, durante seis meses, tendría el rostro así. Pero quiso probar con la risa y cada día miró videos, escuchó audios, leyó libros que lo divertían y lo hacían llorar a carcajadas. Y en poco más de dos semanas recuperó su semblante. "No voy a decir que quedé lindo, pero al menos quedé igual que antes”, bromeó en charla con El País, y recordó que reír, además de hacernos sentir bien, nos sirve para hacer trabajar los músculos de la cara. Y eso hizo la diferencia.

La mayor extravagancia de Pablo Magno fue tener un piano en un monoambiente. Foto: Dulcinea Fotografía
Pablo Magno

Magno comenzó entonces a investigar y a conocer todo lo que la ciencia ya había comprobado sobre el poder sanador de la risa, y que conviene repasar para no olvidarse de utilizar esta herramienta lo más posible en el día a día. Estos son solo algunos, que enumera Mayo Clinic:

  • mejora la toma de aire con alto contenido de oxígeno
  • estimula el corazón, los pulmones y los músculos
  • aumenta las endorfinas que se liberan en el cerebro
  • ayuda a reducir el estrés, la depresión y la ansiedad
  • alivia la carga mental, calma la tensión
  • puede aumentar y luego disminuir la frecuencia cardíaca y la presión arterial
  • mejora el sistema inmunitario
  • alivia el dolor
  • aumenta la satisfacción personal y ayuda a afrontar situaciones difíciles
  • ayuda a conectarse con otras personas y mejora el estado de ánimo
La risa es sanadora
Dos mujeres ríen.
Imagen generada por Inteligencia Artificial. Freepik
Los tres tips para sacarle el jugo al poder de la risa

Cuando Pablo Magno cayó en la cuenta de que el humor, esa actividad a la que dedicaba su vida hacía varios años, era además una potente herramienta para mejorar la vida de las personas, quiso compartirlo. Estudió, investigó y creó un taller de risoterapia, que tendrá una nueva edición el próximo sábado 13 de julio. Los cupos son limitados y para anotarse hay que comunicarse al 098 301 811 o escribirle a Magno por Instagram.

“Que no crean que vienen a reírse dos horas, porque si bien se van a divertir, lo importante es que se van a llevar herramientas para el día a día, para vivir con una actitud positiva”, dijo.

En ese taller, Magno brinda decenas de tips para vivir con una actitud positiva, reír y sentirse mejor. De ellos, seleccionó tres como adelanto.

  1. Una imagen que nos haga sentir bien.
    Por ejemplo: “Si odiás lavar el baño, pero lo tenés que hacer igual, pegá en el lampazo o en la ducha una foto de algo que te genere risa, o de alguien querido. O, si no tenés nada de eso, de un emoji sonriente”, dijo. “Parece demasiado fácil, hasta una pavada quizá, pero les digo que lo prueben y me van a dar la razón: te cambia el humor”, aseguró.
  2. El "tacho de los beneficios"
    Para aplicar este tip es necesario tener a mano lapiz, papel y un recipiente o una bolsa. “Se cortan siete papelitos y se escribe en cada uno de ellos algo que nos haga bien, un beneficio. Puede ser algo que nos haga reír o no, pero tiene que ser algo que nos resulte beneficioso. Por ejemplo: mirar un video gracioso, jugar con mi mascota, hablar con tal amigo”, contó Magno.
    Luego se ponen esos papelitos en el “tacho de los beneficios” y se va sacando uno por cada día de la semana. “Hay que comprometerse a cumplirlo y eso te ayuda a mantener ese estado positivo, esa sensación de bienestar que te da hacer una actividad que te da satisfacción o te hace reír”, agregó el humorista y tallerista.
  3. El “socio laboral” de las risas
    Para poner en práctica el tercer tip se necesita un cómplice. Esta recomendación tiene como lugar de aplicación el trabajo y es necesario que un compañero se una. La técnica del “socio laboral” de las risas consiste en contarle a un compañero que uno está “trabajando” en esto de reírse más para sentirse mejor y mantener una actitud positiva. Si el cómplice elegido acepta, entonces será invitado a asumir el compromiso de que un día cada uno se harán reír mutuamente. “Y esto no tiene por qué interferir con el trabajo ni generar pérdidas de tiempo. Puede ser una mueca o sacudir la silla al pasar, hacer un chiste o un simple gesto que cambie la rutina, que robe una sonrisa”, explicó Magno.
    La base para que funcione es el compromiso de cada una de las partes.

La risa sana aunque sea forzada

La psiquiatra española Marian Rojas Estapé es una defensora de la risa como medio para sentirse mejor y vivir más felices. “Yo de repente estoy una situación de muchísima tensión, lo estoy pasando fatal y sonrío o me sonríe una persona que tengo enfrente o me sonrío a mí misma, y le estoy mandando una doble señal a mi cerebro. Por un lado, sabe que estás en situación de tensión o de miedo y que algo te está inquietando, pero, por otro, recibe el mensaje de que estás sonriendo, o sea que no debe ser tan grave y la activación del miedo disminuye”, explicó en su podcast.

Marian Rojas Estapé
La psiquiatra española Marian Rojas Estapé, que llegará en 2025 a Uruguay para brindar una conferencia
Foto: marianrojas.com

Y aunque muchos piensan que una risa “buscada” o no espontánea no tiene el mismo efecto, esto también fue desacreditado por las investigaciones científicas. “Una sonrisa voluntaria, creada desde la corteza motora, tiene el poder de disminuir el estado de tensión. Por eso, muchas veces recomiendo que en una situación de nervios, como por ejemplo una entrevista de trabajo, vayas con una sonrisa, aunque sea un pelín forzada, porque va a desactivar mecanismos de miedo, incluso de mal humor y de tristeza”, agregó la experta.

La risa aplicada en la medicina

El uso de la risa de forma consciente para mejorar la vida de las personas suele llamarse Risoterapia. Pero también hay prácticas como el Yoga de la risa, o la aplicación de técnicas de clown que se entrelazan y apuntan en la misma dirección. De todos modos, más allá del nombre que se le dé, la base es la misma: reír sana.

En Uruguay, en general, esta no es una técnica muy usada en las instituciones médicas. Desde Paysandú hay un fisioterapeuta que la defiende a capa y espada. “Yo no puedo ir a atender a alguien y contarle mis problemas o tratarlo como a un número más. Cuando atiendo les cuento chistes, les hablo y voy haciendo los ejercicios. De repente, la persona se da cuenta de que la rodilla se mueve y no duele, por ejemplo, y me preguntan cómo hice. Yo les digo: es que no estabas pensando en que te iba a doler, te estabas riendo”, contó Fabián Giordano a El País.

Fabián Giordano.
Fabián Giordano atendiendo a una paciente
Foto: Fabián Giordano.

Y como parte de su prédica de la risa como una medicina, Giordano está buscando dar un paso más: comenzó a comunicarse con autoridades políticas para crear espacios donde los adultos mayores puedan ir una vez por semana a reírse. “No tengo color político, busco que sea para todos. Que así como van a un club a hacer ejercicio, vayan a esos centros a reírse, nada más”, concluyó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

felicidadbienestar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad