Publicidad

SENTIRSE BIEN

La risa se entrena: consejos para poner en práctica el arte de sonreír, un remedio poderoso para todos los días

El acto de sonreír reporta beneficios a la salud, ya que estimula el corazón, los pulmones y a distintos músculos del cuerpo. En simultáneo, aumenta las endorfinas.

Compartir esta noticia
Entre otros, la risa mejora el ritmo cardíaco

Por Ana Abbona Santín

De pronto reaccionás ante algo que te hace gracia o te sentís feliz. Tu boca y otras regiones de tu rostro se mueven. Es fácil reconocer ese gesto y el sonido que lo acompaña: estás riéndote. Puede ser una risa suave o una sonora carcajada, pero no quedan dudas: siempre se siente bien.

¿Cómo o por qué nos reímos? La risa se trata de un comportamiento instintivo y, como tal, no requiere aprendizaje. En el útero materno ya sonreíamos y al nacer ya sabíamos cómo esbozar nuestras primeras sonrisas.

Una sonrisa puede activar hasta 400 músculos en nuestro cuerpo y está asociada a efectos positivos como, por ejemplo, la disminución del estrés y la angustia, al estimular la circulación sanguínea y relajar nuestro ánimo, transformando nuestras emociones negativas en positivas.

En la comunicación, la sonrisa puede distender las situaciones tensas y expresar simpatía y amabilidad. La risa, también cumple un rol fundamental en el lenguaje no verbal, estableciendo unión y empatía. Claro que es necesario aclarar que cuando la risa está motivada por la burla o la hipocresía, puede ser muy dañina para los vínculos.

La risa es medicina.

El periodista estadounidense Norman Cousins escribió el librobautizado “Anatomía de una enfermedad”.

En sus páginas contó cómo logró recuperarse de una grave enfermedad gracias a las películas de cine de Charles Chaplin y de los hermanos Marx. La risa, junto a otros recursos personales que utilizó, le permitió a Cousins sobrevivir a pesar de los pronósticos muy pesimistas.

Este trabajo de Norman Cousins se publicó en el año 1979 y desde entonces los beneficios de la risa han sido investigados por diversas disciplinas tales como ser la Psiconeuroinmunología (que se ocupa de las interacciones entre el sistema inmunitario, la conducta, el sistema nervioso central y el sistema endocrino) o la psicología positiva (que se enfoca en el estudio las con- diciones y procesos que ayudan a las personas y grupos a prosperar).

La risa sonora y abierta aporta un bienestar inmediato a la persona, ya que estimula el corazón, los pulmones y a distintos músculos del cuerpo. En simultáneo, aumenta las endorfinas que se liberan en el cerebro.

A largo plazo, la risa mejora el sistema inmunitario, alivia el dolor (estimulando la producción de analgésicos naturales en nuestro cuerpo) y mejora también nuestro estado de ánimo.

¿Se puede aprender a reír? ¡Claro que sí!

La capacidad humana que estimula las expresiones risueñas es el sentido del humor, pero no todas las personas tienen la misma inclinación natural hacia la sonrisa.

Si no sos una persona de risa fácil, tené en cuenta estos consejos y aplicalos en tu día a día, tal como un entrenamiento:

Sonreí más: si notás que tenés el ceño fruncido, relajá tu rostro.

Rodeate de gente que te haga reír: disfrutá un rato con personas positivas, tan positivas que logren contagiarte su buen humor.

Administrá las dosis de noticias que consumís: alterná los temas serios con notas más livianas, películas, podcasts y programas que te arranquen una sonrisa.

Desdramatizá las situaciones menos agradables: esforzate por ver el lado gracioso de los incidentes cotidianos.

Reí: como todas las actividades humanas, la risa se perfecciona con el ejercicio.

La risa no sustituye a la medicina, por supuesto, pero sí contribuye a la conservación y mejora de nuestra salud, aumenta nuestra creatividad y favorece nuestra capacidad de aprendizaje.

Por todas estas razones, vale la pena trabajar en el propósito de reírnos más y también contagiar buen humor en nuestro entorno.

Conocé a nuestra columnista:

Ana Abbona Santín

Ana Abbona Santín

Especialista en entrenamiento cognitivo y creadora del Programa Rejuveneate.

Whatsapp: 099 22 05 54
Mail: [email protected]

Ante cualquier duda o inquietud, podés contactar a Rejuvenate a través de su página www.rejuvenateuruguay.com y sus cuentas en Facebook e Instagram

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad