Publicidad

La inteligencia artificial puede "leer" el cerebro y "pintar" un cuadro en base a lo que encuentra

El proyecto "Mind to Image" (De la mente a la imagen) parece una idea de ciencia ficción: plasmar la imaginación de un artista utilizando la IA generativa.

Compartir esta noticia
Imagen generada en base a la "lectura del cerebro" por parte de la inteligencia artificial
Imagen generada en base a la "lectura del cerebro" por parte de la inteligencia artificial
Foto: Instafram Obvious_art

AFP
Una montaña oscura sobre unas planicies rojas que rodean una extraña forma azul: un trío de artistas franceses presenta una imagen generada por inteligencia artificial a partir de la actividad cerebral de uno de ellos. "Pensé mucho en un volcán", explica Pierre Fautrel, uno de los miembros del colectivo "Obvious" que participó en el experimento.

Durante una hora, Fautrel estuvo en una máquina de resonancia magnética del Instituto del Cerebro del Hospital Pitié Salpêtrière de París e imaginó varias escenas en base a una breve descripción. En el proceso, registraron su actividad cerebral, que luego fue procesada por un programa de Inteligencia Artificial (IA) especialmente adaptado para ello.

Fautrel admitió que la obra generada no es lo que había imaginado, pero que "conservó algunos elementos semánticos: una montaña con lava que mana sobre un paisaje con fondo claro".

Desde hace un año, Fautrel junto a Hugo Caselles-Dupré y Gauthier Vernier consagran toda su energía a "Mind to Image" (De la mente a la imagen), un proyecto que parece una idea de ciencia ficción: plasmar la imaginación de un artista utilizando la IA generativa.

Inteligencia Artificial.jfif
Inteligencia artificial
Foto: Creative Commons.

"Proeza técnica"

El colectivo de artistas basó su trabajo en la herramienta de código abierto MindEye, pensada para que personas con problemas motores puedan crear imágenes a partir de su actividad cerebral, y después comenzaron a modificar al programa en varias etapas.

Primero mostraron retratos y paisajes a uno de los artistas mientras se le realizaba una resonancia magnética para ver qué zonas del cerebro se activaban y después utilizaron estos datos para ajustar la IA. Luego, la IA intentó reconstruir las imágenes originales a partir de los datos recolectados. Este proceso se repitió numerosas veces "para crear una base de datos", cuenta Caselles-Dupré.

En la segunda etapa, repitieron el ejercicio usando solamente los recuerdos de las imágenes y luego intentaron hacerlo utilizando los "prompts", las instrucciones para interactuar con la IA, antes de que el sujeto entrara en la máquina de resonancia.

"Desde hace una década sabemos que es posible reconstruir una imagen vista a partir de la actividad del córtex visual", precisa Alizée Lopez-Persem, investigadora del Instituto del Cerebro y del Instituto Nacional de Investigación en Salud y Medicina (Inserm) de Francia. "Pero una imagen 'imaginada', no. Esto es un desafío", afirmó.

Son necesarias varias horas para ordenar la información de las imágenes recolectadas con la resonancia magnética antes de dársela a la IA. Pero, una vez que se hace este trabajo, la generación de imágenes "es más o menos instantánea, con ordenadores muy potentes", resume Caselles-Dupré. "Hace dos años, no me hubiera podido imaginar que esto existiera", afirma Charles Mellerio, neurorradiólogo que participa en el proyecto de investigación junto a los artistas.

Para Mellerio, esta "proeza técnica" se debe a los progresos en el campo de las imágenes médicas, que avanzó en "términos de resolución y precisión", y al desarrollo relámpago de la IA generativa.

Inspirados en el surrealismo

Los artistas se inspiraron en el movimiento surrealista, que celebra sus 100 años en 2024. "Intentamos ir lo más rápidamente posible entre la imagen mental y la realización plástica", señala Fautrel que considera que estos experimentos son una forma de "reinterpretar el surrealismo".

Caselles-Dupré afirmó que como colectivo creen que "hay un vínculo entre el arte y la ciencia", pero reconoció que este tipo de tecnología "puede ser aterradora", si se utiliza con otros fines.

En el futuro, este trío de artistas espera poder experimentar con otros formatos, como el sonido o el video. Hasta octubre exponen sus creaciones en la galería Danysz en París.

En 2018, este colectivo sacudió el mundo del arte al vender por más de 430.000 dólares en la casa Christie's de Nueva York la obra "Edmond de Belamy", un retrato que fue anunciado como la primera creación hecha con un programa de inteligencia artificial.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

inteligencia artificialcerebro

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad