Publicidad

FITNESS

¿Salís a caminar? Cinco consejos para tener una postura perfecta y evitar dolores

Hacer caminatas diarias es uno de los ejercicios más accesibles, pero si no se cuida la postura pueden surgir dolores y lesiones.

Caminata Ejercicio.jpg
Personas caminando.
Foto: Pixabay.

El Tiempo/GDA
Mantener una postura correcta cuando salimos a caminar, correr, o al estirarse, sentarse e incluso acostarse es clave para mantener la salud a largo plazo. En este caso, vemos cómo caminar adecuadamente, según los expertos.

Caminar puede ser una actividad placentera y muy beneficiosa para los sistemas del cuerpo. En ese sentido, resulta clave aprender a caminar conforme a la ergonomía y forma del cuerpo. Así, puede hacerse incluso por más tiempo y más rápido.

1. Pararse derecho: Encorvarse o inclinarse hacia atrás ejerce una presión excesiva sobre los músculos de la espalda. El único momento en el que podría ser bueno inclinarse ligeramente hacia adelante es cuando se está subiendo alguna pendiente, para mantener el equilibrio.

2. Mantener la vista al frente: Mirar hacia abajo no solo puede ayudar a perder el equilibrio o hacer que sea más fácil chocarse con algún objeto, sino que también hace que el cuello se encorve y genere una postura incómoda, que resulta en dolores y contracturas. Se recomienda mantener la barbilla levantada, paralela al suelo, para que se reduzca la tensión en el cuello y la espalda.

3. Hombros hacia atrás y relajados: Una forma de encontrar la posición perfecta para los hombros es encogerlos por un momento, luego relajarlos y dejar que se vayan lentamente hacia atrás. Ese pequeño ejercicio puede hacerse varias veces al caminar para no olvidar la postura.

4. Apretar el abdomen: Mantener la tensión en los músculos del abdomen puede ayudar a que la postura del cuerpo al caminar sea la indicada, así como a resistir la tentación de la inclinación y el encorvamiento.

5. Primero talón y luego punta: Una de las técnicas más antiguas de caminata es la más indicada para tener la postura correcta, y es mantener el balance del cuerpo al poner primero el talón y luego la punta del pie para dar un paso. Es recomendable evitar dar pasos con el pie plano o golpear el suelo con los dedos primero, pues esto, además de eliminar el equilibrio, puede generar molestias en las articulaciones inferiores.

Temas relacionados

fitness

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad