Publicidad

Vacaciones en Panamá: los principales destinos de una ciudad que combina tradición con novedad

Desde el Casco Viejo hasta el Cerro Ancón, en Panamá existen propuestas variadas para viajar solo o acompañado.

Compartir esta noticia
Panamá
Panamá.
Foto: Archivo El País.

Alejandra Bonilla Mora, El Tiempo/GDA.
Las calles empedradas, las fachadas coloridas, los balcones coloniales y el sol brillante en lo alto son aspectos característicos del Casco Viejo de Ciudad de Panamá. Las calles estrechas desembocan en plazas con puestos de artesanías locales hechas con un tejido tradicional que es único: una mola, de origen indígena guna, de diseños geométricos mezclados con animales. Cada uno es original y hecho a mano.

También puede adquirirse el 'Panama hat’, como se conoce al sombrero blanco con una cinta negra que fue inmortalizado luego de que Teodoro Roosevelt, entonces presidente de Estados Unidos, fue fotografiado con este cuando acudió en 1906 a supervisar la obra del Canal de Panamá.

Es el escenario de una rica historia cultural, de la capilla de San José que tiene un imponente atril en oro, de museos y galerías, de una oferta gastronómica internacional, de miradores hacia el mar y de pequeños tesoros escondidos para disfrutar.

Los imperdibles.

En la esquina de la Plaza Mayor, en diagonal a la catedral, se encuentra el Museo del Canal Interoceánico de Panamá, una joya de tres pisos que desvela la álgida historia socio política del país.

A unas cuadras se encuentra el Museo de la Mola que explica el origen de este tejido indígena guna, nativo de Panamá, y que tiene escenarios interactivos ideales para que los más pequeños hagan su propia mola en una pared de imanes, o para quedarse con un recuerdo en una sala de espejos que repite patrones.

Si después de una caminata desea un break para descansar, el ron local es un imperdible. Una posibilidad es el bar de ron de la Casa Mandinga que hace el licor desde raspadura desde 2014. Hay ron silver que es macerado con banano, algodón dulce y caramelo; o está, por ejemplo, el blended, con frutos secos, caramelo y vainilla con un toque más a madera cedro, que lo hace delicioso.

También se ofrece una visita guiada a la destilería para conocer el proceso de cocción, fermentación, destilación y filtrado del ron.

Caminar Panamá.

Caminar Panamá es otro plan que no puede faltar en la visita a la ciudad. Una opción es un recorrido hacia el Cerro Ancón que sube hasta 200 metros y es el punto natural más alto de ciudad de Panamá.

Lo mejor es hacer la caminata por la mañana, antes de que la inclemencia del sol haga sus efectos. Dura más o menos una hora y media y ofrece una vista panorámica al mar y al skyline de rascacielos que caracteriza a la ciudad de Panamá.

Al Canal de Panamá puede irse todos los días desde las ocho de la mañana. Hay tres esclusas en las que pueden atravesar de un océano a otra las embarcaciones con diferente tamaño. Desde la de Miraflores, que es la más cercana, hay una terraza y unas escalas que permiten a los visitantes de todo el mundo apreciar la maravilla tecnológica.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

descansovacaciones

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad