Publicidad

Julio María Sanguinetti

Julio María Sanguinetti

Más de este autor
Hoy estamos ante un imperialismo territorial del siglo XIX, con las tácticas del siglo XX, y los armamentos del siglo XXI.
En Naciones Unidas y en el clima de la prensa internacional, parece que la guerra empieza con la reacción de Israel y no con el ataque de Hamás.
Milei va a intentar ser leal a su credo. Lo que todos nos preguntamos ―es cómo afrontar las adversidades con tan escaso apoyo político.
Uruguay, bajo este gobierno, viene logrando resultados más que satisfactorios.
Una vez más, Israel luchando por sobrevivir. Una vez más, nuestro país junto a él.
Estamos ante actos de un voluntarismo irreflexivo y peligroso, que degradan el Estado de Derecho.
Hace veinte años Natalio Botana, maestro entre maestros, publicó un libro de conversaciones que se titulaba “La República vacilante”, con un subtítulo: “Entre la furia y la razón”.
Estamos viviendo un profundo cambio civilizatorio de la sociedad posindustrial a la digital. El mundo del trabajo se transforma a velocidad astronómica y va dejando atrás a quienes no logran calificar para los nuevos empleos. Si desde siempre ha sido fundamental el desarrollo educativo desde la primera infancia, ahora se ha hecho ya existencial.
Si un cierto día de hace medio siglo perdimos la libertad fue porque antes habíamos perdido la tolerancia. Y si se nos desvaneció la democracia por una larga década, fue porque antes habíamos perdido la paz, en un extravío de violencia que inició un grupo de jóvenes inspirados en la revolución cubana y culminó con el mesianismo liberticida de una conducción militar embriagada de su éxito en derrotarlos.
El Congreso de los Estados Unidos ha estado estos días abocado a examinar el tema de la inteligencia artificial a raíz de la salida al mercado del CHATGPT, esa nueva herramienta informática que, intentado la reproducción del funcionamiento cerebral, permite asociar ideas, conectar preguntas, escribir textos a pedido o resolver problemas matemáticos, más una larga lista de aplicaciones que van desde la lucha contra el cáncer hasta el cambio climático.