PROCESO DE PAZ EN COLOMBIA

Anuncian "indulto" de EE.UU. para las FARC

El exsecretario de la OEA habla de “beneficios judiciales”

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los colombianos deberán ratificar en las urnas el pacto entre el gobierno y la guerrilla. Foto: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, estaría dispuesto a otorgar "beneficios judiciales" a guerrilleros de las FARC, tras la firma de la paz, aseguró este miércoles el exmandatario colombiano y exsecretario de la OEA, César Gaviria.

"Ahora en diciembre el presidente Obama puede hacer indultos y beneficios judiciales, y cosas de esa naturaleza. Cosa que no ocurre sino una vez en el mandato, cada cuatro u ocho años, y ellos están dispuestos a darle una oportunidad a las FARC", afirmó Gaviria.

Dijo desconocer el alcance de esos beneficios, al tiempo que señaló que podría ser el retiro de las órdenes de extradición a ese país, sacarlos de la denominada Lista Clinton que opera contra los grupos mafiosos, o del listado de grupos terroristas.

"Están diciendo que les van a dar unos beneficios judiciales, que les van a quitar posiblemente las solicitudes de extradición, los van a sacar de la lista Clinton, de la lista de terroristas, no sé, no sé, pero les van a dar unos beneficios, les van a dar una oportunidad, no los van a perseguir por ahora por todo el mundo", afirmó el expresidente.

Desde cuando se iniciaron las conversaciones de paz entre Bogotá y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), hace poco más de tres años, esa organización ha pedido la liberación de Ricardo Palmera, "Simón Trinidad", uno de sus máximos jefes, extraditado y condenado en esa nación a 60 años de prisión por el secuestro de tres estadounidenses.

Por su parte, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, aseguró ayer que incorporar a los guerrilleros de las FARC a la vida civil no supondrá un esfuerzo económico significativo pero sí traerá grandes beneficios para el país.

"Tenemos un sistema efectivo y reincorporar más o menos a 14.000 guerrilleros, entre armados y milicianos, no va a ser ningún esfuerzo desde el punto de vista económico", dijo el mandatario en el foro "Los beneficios de la paz en Colombia".

En el foro, organizado por Prisa y la Fundación Buen Gobierno en la capital colombiana, Santos sostuvo que Colombia tiene experiencia de sobra en cuanto a la incorporación de integrantes de grupo armados al margen de la ley a la vida civil.

"Ya hemos reincorporado a más de 58.000 combatientes entre paramilitares y guerrilleros", explicó en referencia a procesos de paz de gobiernos anteriores.

Según el Ministerio de Defensa, entre agosto de 2002 y octubre del 2010 se desmovilizaron 54.317 personas que pertenecían a diversas agrupaciones ilegales.

De ese número, unos 30.000 corresponden a miembros del grupo de ultraderecha Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) que dejaron las armas entre 2003 y 2006.

También, unas 22.000 personas abandonaron las filas de las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Una vez los guerrilleros de las FARC se desmovilicen tras la firma del acuerdo alcanzado con el Gobierno en La Habana en agosto pasado, será necesario "mantener la confianza de los mercados y la estabilidad macroeconómica" para cubrir el costo más alto de la paz, que es "reparar a las víctimas", prosiguió Santos.

"Nosotros llevamos 600.000 víctimas reparadas a un costo fiscal enorme y seguirá porque tenemos registradas más de ocho millones de víctimas, por lo que nos queda mucho camino por recorrer que lo iremos haciendo en la medida en la que podamos", aclaró.

Hasta el momento, sostuvo el presidente en el foro, el conflicto le ha significado al país dejar de crecer "entre 2 y 3 puntos porcentuales en promedio por año", por lo que con la paz "estudios indican que vamos a poder crecer entre 1 y 1,5 %" adicional.

Más que dinero, precisó, "el beneficio mayor será llevar la presencia del Estado a zonas del país que son muy ricas pero que no tienen ninguna inversión como consecuencia del conflicto".

En el foro participan también el expresidente del Gobierno español Felipe González, los exmandatarios colombianos Gaviria, Ernesto Samper y Belisario Betancur, así como el chileno Ricardo Lagos.

El mundo "espera tener una mejor suerte en Colombia" con el plebiscito del próximo 2 de octubre sobre el acuerdo de paz con las FARC "de la que tuvo en el Reino Unido" con la votación sobre el brexit, donde se impuso la salida de la Unión Europea (UE).

Así lo manifestó ayer en Cartagena el director del área latinoamericana del centro de estudios Atlantic Council, Peter Schechter, quien advirtió que "el mensaje internacional de un no en el plebiscito sería devastador primordialmente para Colombia".

Al referirse a lo ocurrido en junio pasado con el referendo en el Reino Unido, Schechter, apuntó que "esta gente votó con el estómago", con "el corazón, con un poco de rabia, con una sensación de incomodidad" y la intención de enviarle "un mensaje" al entonces primer ministro, David Cameron.

"Yo creo que es muy importante que los colombianos voten con la cabeza y no con el estómago", agregó el experto.

Famosos a favor del "Sí" al acuerdo de paz.

Deportistas e intelectuales de Colombia, como el futbolista Carlos "Pibe" Valderrama o el caricaturista "Vladdo", dijeron ayer "Sí" al acuerdo de paz con la guerrilla FARC, en un acto en Bogotá. Sumándose a la campaña por el "Sí" en el plebiscito del 2 de octubre, en el que los ciudadanos deberán refrendar el pacto que alcanzaron el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC, los famosos vistieron camisetas alusivas a la paz y explicaron las bondades del acuerdo. "Yo tengo 50 años, 50 años de guerra. ¿Qué quiero yo? Que mis hijos y mis nietos vivan en paz, y yo (también) los últimos años de mi vida. Entonces, invito a la gente para que se involucre y diga el Sí", dijo a la AFP el "Pibe".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)