La polémica por la seguridad pública

Homicidios y rapiñas en alza y oposición apunta a Bonomi

Bordaberry dijo que por “descreimiento” no se denuncian los hurtos.

  •  
DANIEL ISGLEAS05 feb 2016

Ver el vaso medio vacío o medio lleno es un problema de percepción. Para el gobierno, la disminución de los delitos contra la propiedad es un hecho positivo, pero para la oposición el aumento de los homicidios y las rapiñas en 2015 respecto a años pasados es el elemento que marca el fracaso de la política de seguridad.

Ese choque dominó el llamado a sala al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, propiciado por el diputado blanco Pablo Abdala para plantear una serie de denuncias sobre presuntas irregularidades en la Guardia Republicana.

Abdala y los senadores Pedro Bordaberry (colorado) y Luis Alberto Heber (blanco) se enfrascaron con el ministro en discusiones sobre si se denuncian todos los delitos y si es necesaria una política de Estado consensuada en materia de seguridad pública.

El ministro opinó que las políticas de Estado consensuadas "no son imposibles". En caso de acordar esas políticas, el ministro conseguiría disminuir las críticas en su contra y los llamado a sala. Pero desde tiendas blancas y coloradas se volvió ayer a reclamar resultados que, según las estadísticas, no son alentadores pese a "la enorme cantidad de recursos" de que dispone, tal como planteó Heber.

Bordaberry, a su vez, afirmó que la gente "no denuncia la mayoría" de los hurtos, lo que le valió críticas del propio ministro y de la senadora oficialista Lucía Topolansky. Bordaberry replicó que en 2011 en el 50% de los casos no se denunciaron los hurtos, de acuerdo con lo que se informó a una comisión del Parlamento. Bordaberry insistió en que, al contrario de lo que dice el ministro, "no hay que engañarse" y que "por descreimiento total" en la policía "mucha gente no denuncia los hurtos".

"No bajaron los delitos contra la propiedad, se suavizan los números", afirmó.

Bonomi negó que la gente no denuncie los hurtos. "Cuando se recuperan objetos robados se devuelven a quien hizo la denuncia. Y la mayoría de lo recuperado se devuelve. Ese es el hecho objetivo", subrayó.

Otro de los cruces fuertes con Bordaberry ocurrió cuando el ministro comparó el nivel de aclaración de delitos con el FBI de Estados Unidos, o con el laboratorio de análisis delictivos CSI de ese país.

Con ironía, el senador colorado sostuvo que cuando en enero de 2015 se investigó el crimen de la adolescente Lola Chomnalez, "el CSI uruguayo levantó las pruebas en el lugar del asesinato en una caja de bananas de la frontera". Bonomi no reaccionó.

Previamente a presentar las cifras sobre homicidios y rapiñas, información que le solicitó Bordaberry, Bonomi azuzó a la oposición diciendo que entre los años 2000 y 2004, en gobierno del Partido Colorado, creció un 79% la comisión de rapiñas. "Tuvieron el récord de aumentar los delitos en 10 años un 113%", disparó.


Si no puede ver los datos haga click aquí

Las cifras.

Bonomi presentó datos que indican que en 2015 hubo 289 homicidios. Un 7,8% más que en 2014. El 59% ocurrió en Montevideo, el 9% en Canelones y el 32% en el resto del país.

"La mayor variación proporcional fue en Montevideo", aseguró. Desde 1980 que el Ministerio del Interior lleva registros estadísticos, el pasado ha sido el año con mayor cantidad de homicidios. En 2011 hubo 195 homicidios.

Casi la mitad de los asesinatos en Montevideo ocurrió por disputas entre delincuentes. "Los homicidios se concentran en un sector del oeste y un área del norte del departamento, perteneciendo a las seccionales 17, 24, 19 y 18. No es lucha de narcos, sino lucha de delincuentes por territorios", aseguró Bonomi.

En cuanto al nivel de aclaración dijo que de los cometidos en 2015 se aclaró un 59%. "El FBI tiene un nivel de aclaración del 64%. La policía de Inglaterra tiene el 88% aclarados", señaló Bonomi.

En cuanto a las rapiñas consumadas (sin contar las tentativas) en 2015 fueron 19.420, lo que da un promedio de 53 por día, 2,2 por cada hora, y un 4,5% más que en 2014.

En cuanto a la participación de menores en homicidios, ha habido un comportamiento irregular. En 2011 fue del 13%, en 2012 subió al 15%, un año más tarde bajó al 11%, en 2014 siguió cayendo al 7%, para terminar en el 10% en 2015.

Por barrios.

Los delitos contra la propiedad bajaron 12% entre 2005 y 2015. "La baja más importante es en los hurtos y hubo un aumento de las rapiñas. Juntos llevan a la baja de delitos contra la propiedad, pero los números no son parejos", reveló Bonomi.

Aseguró que los delitos contra la propiedad bajaron de forma significativa en la Zona 1 de Montevideo (Ciudad Vieja y Centro). Agregó que se espera lo mismo para las zonas 3 y 4 (noreste y noroeste).

En este sentido y para atender esta situación, Bonomi anunció mayor patrullaje con los nuevos policías de "alta dedicación", una especie creada en la ley de Presupuesto. Además, dijo Bonomi, se espera llegar a tener 3.000 cámaras de videovigilancia, de "gran éxito" en la Zona 1 de Montevideo (Ciudad Vieja y Centro).

Bonomi analizó que "el aumento de rapiñas y de homicidios tiene relación con la baja de los delitos contra la persona y contra la propiedad". Y anunció que la focalización del combate al delito se encamina ahora a homicidios y rapiñas.

Insistió en que la gran mayoría de los homicidios ocurre en cuatro barrios y las rapiñas en cinco barrios de Montevideo. "Son los barrios más pobres de Montevideo. Se trata de actuar fuertemente para seguir bajando los delitos contra la propiedad y las personas, actuando en esos barrios. No es estigmatizar esos barrios sino proteger a la gente más humilde de esos barrios", dijo.

"El que quiere hacer caudal político va a decir que aumentaron los homicidios y las rapiñas y no va a decir que bajaron los delitos contra la propiedad y las personas", razonó el ministro del Interior.

GUARDIA REPUBLICANA.


El Ministerio prepara más denuncias a policías.


El Ministerio del Interior presentará una nueva denuncia penal contra varios funcionarios de la Guardia Republicana por "abuso" en el uso de las redes sociales, anunció ayer el ministro Eduardo Bonomi en la sesión de la comisión permanente a la que fue convocado por el diputado nacionalista Pablo Abdala.

Bonomi dijo hoy en La mañana del Espectador que son 17 los funcionarios investigados y que hasta podrían ser separados del cargo.

Ayer durante se exposición había señalado que van a tomar "serias medidas disciplinarias" hacia quienes realizan publicaciones no adecuadas en redes sociales.

Un grupo de policías denunció a principios de diciembre pasado en el Parlamento al director de la Guardia Republicana, Rovert Yroa, por presuntas irregularidades como peculado, venta ilegal de animales en las chacras policiales de Florida y San José, y agresión y práctica irregular de tiro fuera del polígono.

Otra de las denuncias está asociada al hijo de Yroa, quien según contaron los funcionarios policiales "practica habitualmente tiro fuera del polígono" e inclusive el director de la Republicana "lo llegó a premiar por buen desempeño en determinadas ceremonias internas", sin que integrara el cuerpo policial.

Desde la bancada oficialista, sin embargo, la senadora del MPP Lucía Topolansky dijo que Abdala "no tiene pruebas" de lo que denunció. En tanto Bonomi ratificó tras la sesión que Yroa seguirá en el cargo.

Bonomi dijo que la mayoría de los funcionarios han acompañado los cambios en la Guardia Republicana. "En términos generales, la experiencia ha sido exitosa. Hay un grupo de funcionarios que resiste los cambios. Quieren desestabilizar este proceso. Como forma de manifestarse, entre otras, han elegido las redes sociales", sostuvo el ministro.

Tienen "otra concepción doctrinaria". Presentó una serie de imágenes de publicaciones en las redes sociales donde él y otros gobernantes son insultados y denostados, afirmando que hará un sumario y pasará a la justicia el caso. "Vamos a tomar serias medidas disciplinarias" porque hay funcionarios que "incitan a actuar por fuera de la institucionalidad".

Según el ministro, "la protesta con pancartas", que se produjo en octubre pasado en las afueras de la sede de la fuerza policial, "fue convocada, organizada por las redes. Por eso la sanción".

Las denuncias presentadas por los funcionarios "demostraron no tener mérito", sostuvo el ministro.

Respecto a las prácticas de tiro en la Republicana, Bonomi aseguró que la munición que se usa "no atraviesa los terraplenes contra los que se dispara", y explicó que los terraplenes están fuera del polígono.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.