C 27.90
V 29.10
C 29.22
V 33.59
C 1.40
V 2.10
C 8.50
V 9.50

SE IMPLEMENTÓ MATRIZ DE RIESGOS

Reportes por sospecha de lavado de dinero crecen 33%

El aumento en 2016 lo adjudican a mayor conciencia de los obligados.

El dólar volvió a bajar en Uruguay. Foto: Reuters

  •  
FABIÁN TISCORNIA11 ene 2017

Los Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) de lavado de activos crecieron 33% en 2016 y alcanzaron un máximo desde que se tienen registros. En la Secretaría Nacional para la Lucha Contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo (Senaclaft) lo adjudican a "un cambio" de mentalidad en quienes están obligados por ley a reportar situaciones de ese tipo.

Según la "Memoria 2016 y Plan de Actividades 2017" de la Superintendencia de Servicios Financieros del Banco Central (BCU) divulgada ayer, hasta noviembre de 2016 la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) había recibido 431 ROS, frente a 323 en el período enero-noviembre de 2015 (33,4% más). Además, los 431 reportes en 11 meses de 2016 ya superan los 363 de todo 2015. Fuentes del BCU estimaron que 2016 cerró con unos 480 ROS.

El aumento es más contundente si se compara con 2012 cuando fueron 237 las operaciones reportadas.

El secretario Nacional para la Lucha contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo, Carlos Díaz dijo a El País que hay "una toma de conciencia de la situación" y por eso aumentan los reportes de operaciones sospechosas.

Estimó que en Uruguay son unos 10.000 los sujetos obligados a reportar (entre bancos, casas de cambio, compañías de seguros, financieras, casinos, escribanos, inmobiliarias, etc.) y que casi 1.500 hicieron un curso de capacitación on-line gratuito que ofrece la Senaclaft.

"Es otro panorama" respecto al de algunos años atrás, agregó. Es que por ejemplo en 11 meses de 2016, las inmobiliarias habían realizado ocho ROS, cuando en todo 2015 hicieron cuatro, en 2014 uno solo y hasta 2013 no habían realizado ninguno.

De las 431 operaciones sospechosas informadas a la UIAF en 11 meses de 2016, 237 correspondieron a bancos (frente a 171 de 11 meses de 2015), 47 a empresas de servicios financieros y casas de cambio (frente a 34 en 11 meses de 2015), entre otros.

Las entidades financieras fueron responsables de 354 ROS de los 431, mientras que las no financieras realizaron 77.

En tanto, la UIAF del Banco Central realizó menos informes a las Justicia Penal a partir de los ROS recibidos: fueron 23 en 11 meses de 2016 frente a 48 en el mismo período de 2015.

Prevención.

Para Díaz la clave en el combate al lavado de activos es la "prevención" y en eso juegan un rol fundamental los sujetos obligados a reportar operaciones sospechosas.

"Hay que preguntar" de dónde vienen los fondos, conocer al cliente, indicó. Puso como ejemplo que en el caso del mexicano Gerardo González Valencia —uno de los líderes del cartel mexicano Los Cuinis, detenido en Uruguay el 21 de abril de 2016— la escribana que participó de operaciones de compra-venta de inmuebles "no preguntó nada".

"En una compra-venta de una propiedad de US$ 2,8 millones, donde la persona que compraba no podía pagar ni una bicicleta, la escribana no preguntó nada", dijo Díaz. El mexicano había puesto algunos de sus bienes a nombre de sus jardineros.

"Es preguntar, es estar de un lado o del otro", afirmó.

Díaz señaló que los negocios con inmuebles, "no es el corazón de una organización criminal. El corazón son los bienes de cambio, el dinero".

"No destruís una organización criminal confiscando las casas o los autos detectados", pero es "donde se te instala" el narcotraficante, explicó. "No destruimos al mexicano" con el "Quincho Grande" (el nombre del chalet que tenía en Punta del Este), pero tenés un problema menos" porque "tuvimos cinco años acá" a González Valencia manejando los negocios del cartel mexicano y con él se instala "el individuo acostumbrado a dirimir las cuestiones de cierta manera, mediante corrupción o violencia", agregó.

Por eso, que escribanos, inmobiliarias y otros sujetos obligados hagan los reportes es clave para prevenir ese tipo de negocios. "No se la juegan, si ven que allá (por Uruguay) te van a hacer preguntas", indicó Díaz.

"Sabemos por escuchas de narcos que averiguan: ¿tenés escribanos que no pregunten o ¿tenés escribanos que no hagan problemas con los papeles?. Eso es clave para la toma de decisiones" de los narcos, enfatizó. "Si se genera percepción de riesgo (de que en Uruguay se pregunta y se busca conocer al cliente) trancás la plata grande, que es la que mueve montañas", agregó Díaz.

La Senaclaft controla que los sujetos obligados a reportar realicen la debida diligencia. "Tenemos un grupo crítico importante, con abogados, escribanos, contadores, economistas y analistas que han venido de inteligencia militar", destacó el funcionario.

MÁS PEDIDOS DEL EXTERIOR

Según la "Memoria 2016 y Plan de Actividades 2017" de la Superintendencia de Servicios Financieros del Banco Central, en 11 meses del año pasado la UIAF recibió 96 pedidos de información del exterior frente a 64 que había recibido en el período enero-noviembre de 2015. Sin embargo, no todos son respondidos. De hecho, en 11 meses de 2016 se enviaron 11 pedidos de información internacionales frente a los 19 que se habían enviado en 11 meses de 2015. El año pasado la UIAF empezó a implementar una matriz de riesgos del sector, lo que continuará este año.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.