Publicidad

Cometa del Diablo 2024: el fenómeno que regresa cada 71 años, ¿cuándo se puede ver desde Uruguay?

En los últimos días fue visible desde el Cono Norte y ahora, que está más brillante y se acerca a su punto de mayor visibilidad, podrá observarse desde los países de América del Sur.

Compartir esta noticia
Cometa C/2022 E3.
Cometa C/2022 E3.
Foto: archivo.

Con información de El Universal/GDA
El paso del cometa "Diablo" coincidió en el hemisferio norte con uno de los eventos astronómicos más destacados del año: el eclipse solar. Pero ahora, este tomará más protagonismo ya que se está acercando a su perihelio, por lo que el próximo 21 de abril será visible en los países de América del Sur.

Desde julio de 2023, el cometa ha experimentado varios estallidos, lo que ha provocado que adquiera mayor brillo y su avistamiento sea cada vez más notorio. En los pasados días fue posible verlo en los cielos nocturnos del Cono Norte (particularmente en los países de América), siempre y cuando se utilizaran herramientas como telescopios o binoculares.

Su perihelio, el momento en que esté más cerca del Sol, aumenta las posibilidades de verlo, lo que sucederá el próximo domingo, aunque podrá avistarse desde antes y un poco después de esta fecha, en un rango del 14 al 30 de abril, según el Doctor René Ortega Minakata, del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Como con cada evento de estas características, el cometa "Diablo" será visible desde zonas con cielo oscuro y despejado.

Cómo es y por qué se le llama "cometa del Diablo"

El Cometa 12P/Pons-Brooks es conocido por su apodo cometa "Diablo", debido a que después de haber tenido un estallido, se le formaron un par de cuernos.

Este cuerpo celeste fue descubierto en el año 1812 por Jean-Louis Pons en Marsella, Francia, y redescubierto en 1883 en Nueva York por William Robert Brooks. De ambos personajes proviene su nombre.

Es muy grande, algunos cálculos arrojan que mide unos 35 kilómetros, mientras que la mayoría de cometas que pueden observarse tienen un tamaño de 1 a 5 kilómetros. Su núcleo está compuesto por roca, polvo y hielo, el cual está rodeado por un gas coma, que se genera cuando los hielos pasan directamente a gas, conforme el objeto celeste se acerca al Sol.

Cometa Halley
Cometa Halley.
Foto: NASA.

De acuerdo al sitio especializado Cometografía, está clasificado como un cometa tipo Halley, aquellos cuya órbita solar está entre los 20 y 200 años, pudiendo observarse una o dos veces en la vida. En el caso del 12P/Pons-Brooks, orbita el Sol una vez cada 71 años, aproximadamente.

Aunque ahora es popular por su apodo, no se trata de un astro prominente, es uno normal, sin ninguna particularidad, salvo que ha sido observado durante diferentes épocas, debido a su periodo relativamente corto que ha facilitado su avistamiento. “Se tienen registros de observaciones que actualmente se identifican con este cometa en los siglos XIV y XV”, recordó.

Ortega Minakata precisó que avistarlo no es sencillo, pues se encuentra cerca del Sol, así que tiene que hacerse desde un sitio con buen horizonte, donde no haya árboles ni edificios, hacia el oeste, al atardecer. Se requieren binoculares porque la luz crepuscular no permite verlo. No es espectacular, porque se ve como una manchita.

El universitario consideró que su paso es una buena ocasión para conocer cómo funciona el sistema solar, cómo son los cometas y por qué tienen estas eyecciones de material al acercarse al astro rey.

Lo anterior se debe a que están hechos de elementos muy volátiles que al acercarse al Sol se subliman, es decir, pasan de sólido a gas, y esto hace que se formen comas o nubecitas alrededor de los núcleos de los cometas, y por eso se ve como una “manchita”. “Cuando estas nubecitas son más prominentes se forman esas colas largas que solo se ven con equipo de astrofotografía”, agregó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

AstronomíaGDA

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad