Publicidad

Uruguay emprende varias acciones para erradicar distintos virus de la hepatitis

Compartir esta noticia
Hepatitis

SALUD

El jueves es el Día Mundial contra la Hepatitis y se presentarán guías de acción médica. En agosto se lanzará una encuesta nacional. Además comenzó programa para liberar a Canelones de hepatitis C.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Una encuesta nacional con la mira en erradicar las hepatitis B y C y el lanzamiento de guías para el tratamiento de esta enfermedad son las dos grandes novedades que es bueno destacar para Uruguay en la semana en que se celebra el Día Mundial contra la Hepatitis (28 de julio).

Las guías, que se estarán presentando este jueves, fueron solicitadas por el Área Programática de ITS-VIH/SIDA del Ministerio de Salud Pública (MSP) al Servicio de Hepatología del Hospital Central de las Fuerzas Armadas (HCFFAA) que lidera la doctora Solange Gerona.

“Nos solicitaron que escribamos guías de tratamiento en los tres niveles de atención para hepatitis B y C porque no había en Uruguay”, contó a El País Gerona, quien trabajó junto a las internistas y hepatólogas Daniela Olivari y Victoria Mainardi, quienes además integran el Programa Nacional de Trasplante Hepático y la Policlínica de Hepatitis Virales del HCFFAA. También participaron de su elaboración el Fondo Nacional de Recursos (FNR), la Facultad de Medicina, el MSP y la comunidad de pacientes.

Si bien se trata de guías que están orientadas a los profesionales de la salud para que todos actúen en sintonía a la hora de indicar tratamientos, sus responsables destacaron que son de fácil lectura y comprensión para cualquier persona.

En cuanto a la encuesta nacional, que se prevé lanzar en agosto, será la primera que se haga sobre el abordaje de los virus B y C en Uruguay con el objetivo de recabar la información que actualmente se encuentra desperdigada. “La idea es ver cuánto le saldría al país implementar un programa de erradicación de los virus B y C, sobre todo del C, y así tomar decisiones políticas fundamentadas. El beneficio es increíble”, destacó Gerona en diálogo con El País.

Hepatitis infantil aguda

En abril se detectaron en el Reino Unido los primeros niños con esta enfermedad de origen desconocido. En Uruguay aún no hay casos.

Hepatitis

Tipos de hepatitis.

Las hepatitis virales –A, B, C, D y E– se pueden clasificar en agudas y crónicas.

Las primeras son de curso corto y autolimitado, mientras que en las segundas el hígado permanece en una inflamación que lleva a que genere fibrosis, que son cicatrices, y en última instancia puede conducir a la cirrosis y al hepatocarcinoma (cáncer de hígado) e incluso llegar a requerir un trasplante hepático.

“Las agudas son las hepatitis A y E. La B se puede presentar como una hepatitis aguda, pero tiene la peculiaridad de que en algunos casos va a la cronicidad. Las hepatitis crónicas son fundamentalmente la B y la C”, explicó la doctora Mainardi.

La hepatitis A actualmente tiene una incidencia baja en el Uruguay gracias a la vacuna, la cual está dentro del esquema básico de vacunación de los niños.

En cuanto a la hepatitis E, tiene la particularidad de que además de transmitirse de forma fecal oral como la A, es una zoonosis dado que se transmite básicamente a través de los cerdos.

“Se contrae por el consumo de derivados porcinos, sobre todo los que tienen vísceras, hígado. Generalmente se presenta como una hepatitis aguda”, detalló Mainardi.

Esta hepatitis también es de incidencia baja en Uruguay. “Hace un par de años había denunciados aproximadamente unos 30 casos, pero quizás haya un subdiagnóstico porque es una enfermedad que no siempre se piensa y no siempre se solicita el examen. En general no causa mayores problemas”, apuntó la especialista.

En lo que respecta a la hepatitis D, en Uruguay se desconoce porque “no tenemos reactivo disponible para buscarla desde el punto de vista asistencial. Es una infección que se da cuando se sobreinfectan los pacientes que tienen por lo general una infección previa por hepatitis B o se infectan juntas”, explicó por su parte la doctora Gerona.

Añadió que la D es una hepatitis prevalente en zonas del Amazonas, entre otras, y anunció que está por comenzar en Facultad de Ciencias analizar si se puede identificar si en Uruguay hay coinfección. “De todas formas son muy raros los casos”, dijo.

En Uruguay predominan las hepatitis de los virus B y C

La hepatitis A prácticamente está erradicada en Uruguay desde que existe la vacunación en niños. Las hepatitis más frecuentes son entonces la B y la C; mientras que la D se desconoce, no es propia de estas zonas.

“La verdadera incidencia de las hepatitis en nuestro país no la tenemos porque no hay estudios epidemiológicos en la población general. Por extrapolación con datos de la región sabemos que tienen una incidencia baja: en el virus C es de entre 0,5% y 0,7% y en el virus B es menor a 2%. Si bien son de incidencia baja no dejan de ser factores de riesgo importantes y relevantes para enfermedad hepática crónica y cáncer hepático”, señaló la doctora Mainardi, alentando lo que será la encuesta nacional para recabar datos más precisos.

hepatitis

Cuáles son los síntomas.

“Todas las hepatitis se comportan clínicamente como agudas. Cualquiera de ellas puede hacer una hepatitis aguda y después transformarse en crónica. A veces no nos damos cuenta de que la crónica hizo antes una hepatitis aguda”, detalló Olivari.

En general la hepatitis aguda se manifiesta con astenia (cansancio), fiebre, algún malestar abdominal, ictericia (color amarillento de la piel) y orina hipercoloreada. En los exámenes de sangre aparece inflamación a nivel del hígado.

“A la hepatitis C aguda no la detectás. El paciente no tiene síntomas hasta que le encuentran en un examen de sangre o en una ecografía una enfermedad hepática más avanzada, con complicaciones de la infección y de la enfermedad”, explicó Mainardi.

Olivari en tanto acotó que las hepatitis crónicas pueden ser asintomáticas o presentar síntomas inespecíficos, como ser el cansancio.

“El paciente puede tener hepatitis B o C crónica y estar totalmente sin síntomas. O puede tener síntomas recién cuando la enfermedad está muy avanzada, cuando ya tiene cirrosis por ejemplo”, indicó la especialista.

“Por eso estamos promoviendo, y el MSP también tiene esa inquietud, incentivar que se haga la determinación del virus C en el Control Salud, que es lo que antes se conocía como el Carné de Salud”, destacó Gerona.

Las profesionales también recomendaron que al menos una vez en la vida todas las personas se hagan una determinación de serología, aunque no tengan síntomas ni factores de riesgo.

“Puede pasar que de pronto te infectaste y no te enteraste. Es algo que está a consideración”, señalaron sobre esta recomendación.

Hay virus que exigen tratamiento, otros no

La hepatitis B es sobre todo de transmisión sexual y la hepatitis C principalmente de transmisión parenteral (contacto directo con sangre infectada), fundamentalmente vinculada al uso de drogas intravenosas. También tiene un porcentaje menor de transmisión sexual.

“Para la hepatitis B tenemos una vacuna preventiva que consigue proteger en un 95% frente a la infección. Está en el esquema básico de vacunación para los niños; la idea es que en algún momento sea universal para todas las personas en nuestro país”, señaló la doctora Olivari y destacó que, además, es una vacuna anticáncer.

En cuanto al virus B, la especialista indicó que, por más que haya tratamiento, no se erradica totalmente del cuerpo.

Pasando al virus C, es una infección que se puede tratar y se puede curar. “Con un tratamiento corto, de tres meses mínimo vía oral, se consigue la erradicación y la cura de la infección del organismo”, acotó.

La doctora Mainardi, en tanto, explicó que “la hepatitis A no requiere tratamiento y la E solo cuando se hace crónica. O sea, las hepatitis agudas por lo general no se necesitan tratar, salvo la hepatitis B que a veces puede hacer una figura más fulminante. No tratar significa no hacer un tratamiento antiviral específico porque el cuerpo mismo lo puede resolver. O sea, si tenés fiebre tomás algo para la fiebre”.

La doctora Gerona destacó que “en este momento hay como una oportunidad país para lograr caminar juntos en pos de la erradicación de los virus B y C. Podría comenzar a emprenderse una toma de conciencia para que las instituciones empiecen a revisar pacientes que se vieron hace 10 años, cuando no había tratamiento. Lo que se llama la revinculación”. Agregó que esto se ha simplificado mucho desde el FNR.

Hepatitis
Hepatitis

Canelones pionero en la lucha contra el virus C

El pasado miércoles se lanzó la campaña Canelones libre de Hepatitis C, que busca lograr la erradicación de esta enfermedad en todo el departamento.

“La campaña apunta a educar, sensibilizar y concientizar sobre la importancia de la detección precoz”, explican sus responsables.

Para ello se incorporó al servicio de los Móviles Canarios de Salud el test rápido de detección del virus. “Se hace en el momento, es un pinchacito en el dedo y con eso rápidamente tenés un primer diagnóstico de si podés tener o no hepatitis C”, detalló la doctora Solange Gerona.

De esta manera Canelones se convirtió en el primer departamento de América Latina en tomar acciones concretas para erradicar la hepatitis C. Esto forma parte de su adhesión al Programa #hepCityFree de la (AEHVE).

El móvil se encuentra actualmente en Santa Lucía, en Vicente Grucci, entre Rivera y Artigas, donde estará unos 10 días más.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

premium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad