GEOLOGÍA

Tres cerros de Salto escondían un secreto geológico: el vulcanismo más reciente

El Cerro Bonito, De la Virgen y Picazo, en la zona de Pepe Núñez, son conductos de magma formados en el vulcanismo más joven registardo en el país: 50 millones de años.

cerro salto
Cerros Picazo, de la Virgen y Bonito. Foto: L. Olivera

Cerro Bonito, Cerro de la Virgen y Cerro Picazo se parecen a cualquier otra elevación de la pradera uruguaya. Vistos de lejos, claro. Porque eso de que cerca nadie es normal también se aplica a los cerros. Morfológicamente, sí, son cerros porque son una loma aislada y de menor altura que el monte o la montaña; pero, geológicamente, tienen para contar una historia que, hasta ahora, es única en el país.

Estos tres cerros de la zona de Pepe Núñez, departamento de Salto, son conductos de magma producto de un vulcanismo mucho más reciente del que se tenía conocimiento en el territorio: entre 50 millones y 60 millones de años, en la era cenozoica.

“No son exactamente volcanes sino conductos de magma que intentó llegar a la superficie pero quedó atrapado en los niveles someros de la corteza terrestre”, explicó Lucía Olivera, investigadora del Instituto de Ciencias Geológicas de la Facultad de Ciencias, quien realizó la caracterización de Bonito, de la Virgen y Picazo y busca más pistas en la zona.

Vistos desde cerca, estos cerros están formados por rocas ultramáficas alcalinas que tienen sus particularidades.

Por ejemplo, se enfriaron lento (en comparación con los derrames de lava volcánica), son más resistentes que las que hay en los alrededores y su erosión ha sido diferente. Las rocas alcalinas, además, suelen tener un bajo porcentaje de dióxido de silicio.

cerro salto
Cerros Bonito, De la Virgen y Picazo

La edad también es otra diferencia y ha sido una sorpresa. Hasta ahora se conocían los derrames basálticos, en particular, en la región noroeste de Uruguay, que fueron consecuencia de la fragmentación del bloque continental llamado Gondwana y que dio origen al océano Atlántico Sur hace unos 200 millones de años.

No obstante, estos cerros son mucho más jóvenes y pertenecen a una época geológica en la que la configuración continental ya estaba estabilizada de una forma mucho más parecida a la actual.

Rossana Muzio, profesora adjunta de Petrología Ígnea de la Facultad de Ciencias, comentó en el programa SobreCiencia de TV Ciudad, que los conductos ahora llamados Bonito, de la Virgen y Picazo son el resultado de perturbaciones provocadas por movimientos de la corteza que “profundizaron fracturas preexistentes” y elevaron la temperatura a nivel del manto. “Estamos hablando de magmas que se generaron a más de 80 o 100 kilómetros de profundidad y que tuvieron un ascenso rapidísimo a la superficie”, apuntó.

Lucía Olivera geóloga
Lucía Olivera

Con todo, Olivera dijo al diario El País: “Lo que predomina en Uruguay son las lavas basálticas –que en el litoral alcanzan los mil metros de espesor– de aproximadamente 132 millones de años. Ahora identificamos este vulcanismo mucho más reciente y por eso es novedoso”.

La zona de Pepe Núñez ya fue objeto de trabajos geológicos. Hace unos 10 años, aproximadamente, se encontraron fracciones incipientes de hidrocarburos livianos. No necesariamente este fenómeno tiene que estar asociado a los conductos de magma.

Tierras raras.

Los tres cerros no están separados por más de tres kilómetros y la altura del más alto es de unos 300 metros. Eso facilita el trabajo de Olivera, puesto que buena parte de su trabajo se desarrolla en el campo y otra parte es en el laboratorio.

En el área continúa buscando otros cuerpos similares más cerca del límite entre Salto y Tacuarembó, próximo a la zona de Quintana.

“Vemos las estructuras que están expuestas. Recolectamos muestras y observamos las texturas y cómo las rocas se relacionan entre sí”, explicó.
En el laboratorio se cortan y arman láminas delgadas de roca para que puedan ser atravesadas por la luz del microscopio petrográfico. Así se analizan los minerales, se le da nombre a la roca y se practican análisis químicos.

cerro salto
Disyunción columnar en los cerros en Salto. Foto: L. Olivera

¿Este descubrimiento supone algún potencial geológico? Para Olivera todavía no se tienen datos suficientes para dar inicio a una fase de exploración pero tampoco se debe descartar esta hipótesis.

Las rocas alcalinas suelen estar enriquecidas con tierras raras que son un grupo de elementos que se utilizan para fabricar productos electrónicos (por ejemplo, el iterbio y el terbio tienen una alta conductividad eléctrica, mientras que el neodimio es utilizado en discos duros y vehículos eléctricos).

A pesar de su nombre no son raros sino que no se los encuentra en altas concentraciones en la naturaleza.

El proyecto es financiado por la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), el Fondo Clemente Estable y Pedeciba Geociencias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error