PANDEMIA

Sputnik V: Rusia anuncia que espera vacunar a mayores de 60 esta semana

El ministro de Salud de Rusia confirmó que los ensayos clínicos de la vacuna en personas mayores de 60 años están llegando a su fin

Vacuna rusa. Foto: Reuters
Vacuna rusa. Foto: Reuters

Tras las declaraciones del presidente Vladimir Putin, quien dijo días atrás que aún no se había vacunada con la Sputnik V porque los resultados de los ensayos no estaban listos para mayores de 60 años, hoy el ministro de Salud de Rusia, Mikhail Murashko, indicó que el país planea inocular contra el coronavirus a personas mayores a partir de la próxima semana.

El funcionario del Kremlin confirmó que los ensayos clínicos de la vacuna en personas mayores de 60 años están llegando a su fin y al ser consultado sobre si la vacunación de este sector podría comenzar la semana próxima, respondió: "Sí, eso es lo que esperamos", de acuerdo con lo publicado por la agencia de noticias Télam.

"Recomendaríamos que las regiones también involucren a los pacientes con diabetes en la vacunación", agregó.

Los dichos del ministro llegaron días después de la conferencia anual de Putin, durante la cual desató una controversia al confirmar que aún no se había dado la vacuna porque las recomendaciones hasta el momento son para personas de entre 18 y 60 años. Él tiene 68.

"Soy una persona que se ajusta bastante a la ley. Escucho las recomendaciones de nuestros especialistas. Así que no recibí la inyección aún, pero la recibiré por supuesto en cuanto sea posible", dijo el jueves el mandatario sobre el medicamento, aprobado por los reguladores rusos en agosto con efectividad del 91,4%, después de menos de dos meses de pruebas en humanos.

"Tenemos una buena vacuna, a la vez segura y eficaz (...) con un nivel de protección de 96 a 97% según algunos expertos", prosiguió Putin y afirmó que espera que su país disponga el año próximo de "millones de dosis de vacuna".

Asimismo consideró que Rusia había gestionado la pandemia "con dignidad" y "mejor que otros países del mundo", pero admitió que "ningún sistema (de salud) en el mundo estaba listo para afrontar" un problema de "semejante magnitud".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados