TECNOLOGÍA

¿Qué son los objetos vestibles, que están revolucionando al mundo?

La venta de dispositivos usables o wearables superó las 500 millones de unidades en el 2020, marcando un récord para la industria. Un grupo de la Facultad de Ingeniería creó su propio dispositivo.

wearables
Foto: Shutterstock

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Hace un par de semanas, cuando se celebraba el Mobile World Congress en Barcelona, la tendencia respecto hacia dónde va el desarrollo de los dispositivos inteligentes actuales quedó clara: la gran apuesta son los dispositivos vestibles o wearables.

Según informó la agencia AFP, en 2020 las ventas mundiales de teléfonos inteligentes se desplomaron pero, al mismo tiempo, se vendió un récord de 527 millones de wearables, frente a los 384 millones de 2019, de acuerdo con datos de Strategy Analytics.

Además, por primera vez, las ventas superaron los 500 millones de unidades y los analistas esperan que la tendencia continúe, con la previsión de que superarán las ventas de teléfonos a finales de esta década.

Los auriculares representaron alrededor dos de cada tres de los wearables vendidos en el año de la pandemia, impulsados por el home office y las videollamadas. No obstante, los objetos que se ajustan a la muñeca, como pulseras o teléfonos que cuentan pasos, controlan el ritmo cardíaco o incluso los niveles de oxígeno, representaron el 36% de las ventas mundiales de wearables, consecuencia de la pandemia que llevó a la gente a prestar más atención a su salud .

“Todo el mundo se está centrando mucho más en la salud y los wearables son un buen dispositivo para ayudar a ello”, afirmó Neil Mawston, director ejecutivo de Strategy Analytics. Y en este terreno ya hay experiencia uruguaya.

El desarrollo de investigadores uruguayos

El Grupo de Microelectrónica (GME) del Instituto de Ingeniería Eléctrica (IIE) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República (Fing-Udelar) trabajó en el diseño de un chip para el procesamiento de señales y el manejo de energía para dispositivos biomédicos.

“Este trabajo es un proyecto que fue financiado por ANII, pero que se nutre de toda una línea de investigación de nuestro grupo de hace décadas. En particular, capitaliza la información de cuatro tesis de doctorado que culminaron entre 2016 y el año pasado, tratando de dar un paso más a allá en esos resultados de investigaciones”, explicó a El País Fernando Silveira, líder del grupo.

Los diferentes estudios se llevaron a la práctica a través de dispositivos vestibles o implantables –como puede ser un marcapasos, por ejemplo–.
“Las dos áreas nos interesan. En dispositivos implantables, en nuestro país hay una industria importante, que emplea a muchas personas del sector de la electrónica y que hace un trabajo muy bueno a nivel internacional”, comentó el experto.

El objetivo del proyecto era el procesamiento de señales que se adquieren del cuerpo consumiendo muy poca energía y con la transferencia inalámbrica de energía (cargar de forma inalámbrica) a un dispositivo vestible o implantable. “Son cosas que se hacen hoy en día pero los avances están en estudiar los límites y hacerlo a mayor distancia entre el cargador y el dispositivo para permitir nuevas aplicaciones y que sea más cómodo para el usuario”, aseguró el docente.

Para poner todo eso en práctica el equipo de la Fing tomó como base una tesis de doctorado que utilizó un dispositivo vestible para medir la presión arterial de una forma imperceptible.

Silveira explicó que desde 2020 se observa que esta tecnología comenzó a llegar a modelos de relojes inteligentes, aunque la función no está disponible aún en nuestro país.

“En este caso, el dispositivo se ubica sobre el pecho e intenta estimar la presión arterial central, la que está cerca del corazón, y está relacionada con la que se mide en el brazo que es la periférica, aunque no es la misma”, detalló a El País.

El dispositivo midió la presión central al ser colocado en una banda para hacer ejercicio o unas remeras especiales.

“A nivel internacional está creciendo mucho el interés. En Uruguay hay dos empresas que están tratando de desarrollar terapias mediante implantables. Respecto a los vestibles, todo lo que es relojes y afines es en lo que se trabaja más. Es un área que crecerá. Y en nuestro país, sin dudas, crecerá, porque ya se hacen los desarrollos aquí”, concluyó.

¿Cómo funciona?

n El chip se utiliza para medir la presión arterial central de forma continua. Esto es muy útil, por ejemplo, para controlar a un paciente hipertenso o a una embarazada con alteraciones en la presión. El dispositivo es calibrado con un tensiómetro tradicional y tiene carga inalámbrica. Parte de la investigación se centró en la comodidad de la carga: la persona puede hacerlo mientras está acostada o sentada y el chip usa la energía de forma eficiente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados