SALUD

Un aliado contra el coronavirus: ¿qué es y como funciona un oxímetro de pulso?

Los médicos de Estados Unidos se han encontrado con un inesperado aliado para detectar el coronavirus antes y en casa: el oxímetro de pulso.

Oxímetro de Pulso. Foto: Shutterstocl
Foto: Shutterstock

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Tras trabajar durante 10 días en el Hospital de Bellevue de Nueva York, el doctor Richard Levitan decidió compartir lo que aprendió sobre COVID-19. Demasiados pacientes estaban visitando el centro con niveles de oxígeno peligrosamente bajos, hecho que los ponía en riesgo de complicaciones severas e incluso la muerte. Pero, a su juicio, un aparato hogareño simple llamado oxímetro de pulso puede alertar a los pacientes a buscar antes ayuda.

“En el hospital, cuando estoy intentando decidir a quién enviar a casa, una gran parte de los criterios es: ¿a qué nivel está el oxígeno?, ¿cuál es su pulso?”, explicó Levitan desde su casa en New Hampshire al New York Times, donde acababa de finalizar su cuarentena por precaución. “Con un oxímetro de pulso y termómetro, las personas pueden prepararse y ser diagnosticadas y tratadas antes de estar realmente enfermas”.

Los funcionarios de la salud están divididos sobre si la monitorización domiciliaria con un oxímetro de pulso debe recomendarse de forma generalizada durante la COVID-19. Los estudios de confiabilidad muestran resultados mixtos y hay poca orientación sobre cómo elegir uno. Pero muchos médicos aconsejan a los pacientes que compren uno, lo que lo convierte en el dispositivo de referencia de la pandemia.

¿Qué es?

Un oxímetro de pulso es un dispositivo pequeño que se ve como un palillo para la ropa. Cómodamente, se coloca el dedo dentro (en la mayoría la uña va hacia arriba) y en cuestión de segundos se enciende con números que indican el nivel de oxígeno en la sangre y la frecuencia cardíaca. La mayoría de las personas sanas obtendrán una lectura de oxígeno de alrededor del 95% al 98%. Algunas personas con problemas de salud preexistentes pueden tener una lectura normal más baja. Debería consultar con su médico si el valor es de 92% o menos.

El dispositivo mostrará también la frecuencia cardíaca. Una frecuencia normal en reposo para los adultos va de 60 a 100 pulsaciones por minuto, mientras que los atletas con un estado físico cardiovascular mayor tendrán un pulso menor.

¿Cómo funciona?

Cuando se inserta el dedo dentro del oxímetro de pulso, este emite diferentes longitudes de onda de luz a través de su dedo (sin que sienta nada). Esas ondas tienen como objetivo analizar la hemoglobina, una molécula de proteína en la sangre que transporta oxígeno. La hemoglobina absorbe diferentes cantidades y longitudes de onda de luz dependiendo del nivel de oxígeno que transporta. El oxímetro de pulso dará una lectura numérica, un porcentaje que indica el nivel de saturación de oxígeno en su sangre.

El dispositivo funciona mejor con manos más cálidas que con manos frías. Y debido a que los niveles de oxígeno pueden fluctuar, considere tomar medidas varias veces al día. También pruébelo en diferentes posiciones, como mientras está acostado o caminando. Anote los resultados.

Oxímetro de Pulso. Foto: Shutterstock
Oxímetro de Pulso. Foto: Shutterstock

¿Importa qué dedo uso?

La mayoría del equipo médico ubicará el dispositivo en el dedo índice, pero un estudio con 37 voluntarios descubrió que la mejor lectura provenía del tercer dedo de la mano hábil. En el segundo lugar quedó el pulgar de la mano dominante. Entonces, si es diestro, es mejor usar el dedo medio derecho. Si es zurdo, use el dedo medio izquierdo. La diferencia entre los dedos es pequeña, así que si prefiere el dedo índice, está bien.

¿Cuánto sale un oxímetro de pulso en Uruguay?

 En Uruguay los oxímetros de pulso no son tan accesibles como en Estados Unidos; no obstante se consiguen en plaza e incluso se comercializan modelos aprobados por el Ministerio de Salud Pública de forma libre.
Los precios van desde los $650 hasta US$550. Los modelos más baratos normalmente no cuentan con la habilitación del MSP, mientras que los más caros son más grandes y profesionales.
Por otro lado, muchos relojes y pulseras inteligentes traen esta característica, además de medir la frecuencia cardíaca. La clave está en el sensor llamado “SpO2 relativo” que funciona de forma similar a los oxímetros de pulso, solo que en lugar de usar la punta de los dedos hace las mediciones en la zona superior de la muñeca. Para hacer esta prueba, el usuario debe estar quietos y evitar vibraciones para no alterar los resultados. Las aplicaciones que prometen medir el nivel de oxígeno en sangre usando la cámara y el flash no son fiables.

¿Es diferente si se tienen uñas largas o con esmalte?

 Sí, el esmalte oscuro puede afectar la exactitud de la lectura. Mientras que las uñas muy largas pueden dificultar la utilización del clip.

Niveles de oxígeno bajos. Si su número baja a 92% o menos debería consultar con su doctor, pero no entre en pánico.

La buena noticia es que es mucho más fácil mejorar los niveles de oxígeno que están comenzando a bajar que unos peligrosamente bajos. Cuando la doctora Anna Marie Chang, una médica de la sala da emergencia de Filadelfia (Estados Unidos) dio positivo a coronavirus a mediados de marzo, se sintió mal pero se tranquilizó con controles diarios que mostraban niveles normales de oxígeno. Chang, profesora asociada de medicina de emergencia y directora de investigación clínica de la Universidad Thomas Jefferson, comenzó a sentirse mejor incluso, pero mantuvo control diario con su oxímetro de pulso. Una mañana se sintió muy fatigada y vio que su nivel de oxígeno había caído al 88%.

“Le escribí a mis colegas y les dije ‘creo que es momento de que me ingresen’”, dijo. Una vez que fue admitida le colocaron una mascara de oxígeno. Pasó sus días descansando boca abajo porque la posición abre los pulmones y es más cómoda. “Estuve allí cuatro días y nunca tuvieron que intubarme”, dijo Chang. “Era solo oxígeno suplementario”.

Levitan notó que sus pacientes con COVID-19 experimentaron una peligrosa potencial caída de la saturación de oxígeno sin tener obvios problemas respiratorios. Con un oxímetro de pulso, nunca lo habrían sabido o se habrían acostumbrado a cómo se sentían, pese a los bajos niveles de oxígeno. Para cuando fueran al hospital con dificultad para respirar, sus niveles de oxígeno habrían disminuido significativamente y podrían tener neumonía COVID muy avanzada.

“Todavía estarían hablando, pensando claramente sin que fuera evidente que están pasando mal”, dijo Levitan. “Si el nivel de oxígeno llegara a ser tan bajo de repente, estos pacientes estarían inconscientes, tendrían convulsiones o se verían afectados de otra manera. Lo que eso significa para mí es que hay un período de días en el que estaban bajando en silencio y no lo sabían”, agregó.

¿Son confiables los dispositivos domésticos?

Cuando la doctora Anna Marie Chang tuvo que buscar un un monitor doméstico para comprender cómo estaban sus niveles de oxígeno mientras cursaba la COVID-19 llamó a sus amigos y les pidió que recogieran uno de la tienda estadounidense Target. “Literalmente le dije a mi amigo: ‘Búscame uno’”, dijo Chang al New York Times. “Es una tecnología bastante sencilla”, continuó.
Los datos de la investigación sobre monitores domésticos son confusos, pero tienden a ser precisos en unos pocos puntos porcentuales. En las farmacias del país estadounidense se pueden encontrar monitores en el rango de US$ 20 a US$ 50, mientras que algunos se venden en línea por US$ 200 o más. Los especialistas advierten que pagar un precio más alto no garantiza una mejor monitorización.
Wirecutter, una compañía del New York Times que evalúa y recomienda productos, sugiere comenzar explorando el catálogo de la Food and Drug Administration (FDA) y buscar “oxímetro”.
Dado que los oxímetros de pulso tienen una gran demanda actualmente a causa de la pandemia por coronavirus, es posible que no encuentre un modelo en la lista de la base de datos de la FDA en este momento y tendrá que conformarse con lo que encuentre en el mercado.
Una forma de verificar cómo funcionan los diferentes dispositivos es tomar el pulso manualmente y comparar el resultado con la frecuencia que se muestra en el dispositivo. Recuerde, cuando usa un monitor, lo que importa es la tendencia, no una sola lectura.
“Los modelos de consumo doméstico son muy confiables”, aseguró el doctor Richard Levitan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados