SALUD

Se registraron menos infartos durante el encierro voluntario 2020 por COVID

Trabajo ganador del 37° Congreso de la Sociedad Uruguaya de Cardiología arrojó interesantes resultados que conducen a más estudios que están en pleno desarrollo.

infarto
Disminución de infartos y cirugías cardíacas seguirán en estudio durante los próximos meses.

En la primera parte de 2020 se registró una disminución significativa (alrededor del 26%) en la tasa de infartos de los pacientes que requirieron tratamiento de reperfusión (abrir una arteria tapada). Este dato proviene del estudio Impacto cardiovascular de la pandemia por COVID-19 durante el primer semestre del 2020 en Uruguay, que recibió el premio a Mejor Trabajo en el 37° Congreso de la Sociedad Uruguaya de Cardiología (SUC).

El estudio también constató que no hubo diferencias respecto al 2019 en las muertes tras el tratamiento, ni en el tiempo que transcurrió entre el inicio de los síntomas y la aplicación del procedimiento de reperfusión.

“Lo que se comparó no solo fue la tasa de incidencia, o sea, cuántos pacientes necesitaron reperfusión de infarto en comparación con la población general, sino también las características de la población, es decir, si diferían en sexo, edad, origen, etc.”, explicó a El País el doctor Víctor Dayan, profesor adjunto de Cirugía Cardíaca del Centro Cardiovascular Universitario y uno de los autores del trabajo premiado.

El período analizado fue el de la cuarentena voluntaria estricta del 2020, que comenzó el 15 de marzo y se extendió hasta el 30 de abril, y se lo comparó con el mismo período de años anteriores: 2019, 2018 y 2017.

“El análisis que se hizo se llama ecológico porque se estudia toda la población del Uruguay”, señaló Dayan sobre el trabajo en el que también participaron los doctores Abayubá Perna, Enrique Soto, Álvaro Niggemeyer, Natalia Piñeiro, Graciela Fernández, Alejandro Cuesta y Rosana Gambogi.

Motivados por esos resultados realizaron un trabajo paralelo sobre el número de cirugías cardíacas practicadas en 2020 en comparación con 2019 y encontraron una baja importante de las mismas, en el entorno del 25%.

“Lo que más muestra el estudio es que esa disminución no es homogénea en todo el Uruguay, afecta fundamentalmente al interior del país y al subsector público de ASSE. Ese hallazgo epidemiológico es lo que motivó otra línea de investigación para ver por qué pasó eso”, señaló Dayan.

Dos nuevas líneas de trabajo.

Tanto el trabajo sobre infartos premiado como el realizado sobre cirugías cardíacas habilitaron nuevas líneas de investigación que están en pleno proceso. “Son distintas, pero están relacionadas”, apuntó Dayan.

La primera consiste en estudiar lo ocurrido con los infartos en el período del 15 de marzo al 30 de abril de 2021 y compararlo con los mismos períodos de 2020 y 2019. “Son tres momentos claramente distintos. En 2019 no sabíamos que existía la COVID; en 2020, si bien se instalan las medidas de cuarentena voluntaria importantes y había COVID en Uruguay, era muy poquito, y en 2021 somos un país con altísima incidencia de COVID por millón de habitantes”, detalló el especialista en diálogo con El País.

Los resultados estarían prontos para dentro de unos 20 días ya que los investigadores solo estaban esperando que finalizara mayo y así contar con los datos del Fondo Nacional de Recursos (FNR).

La segunda línea de investigación apunta al tema de la inequidad en la asistencia para tratar de averiguar por qué hubo una disminución heterogénea en el país del número de procedimientos de cirugía cardíaca.

“Esta segunda parte implica ir al territorio, a los profesionales, a los pacientes para poder obtener esa información. Para esta investigación se van a integrar otros profesionales, más del área de la sociología”, informó el cardiólogo.

Esta segunda investigación, por su complejidad, llevará más tiempo. Dayan estimó que podría insumir unos tres o cuatro meses. Además, dado que demanda un gasto especial, es probable que se presente a los llamados de los programas de financiación para poder llevarla adelante.

En todos los casos el especialista destacó que el trabajo fue y es llevado adelante por un equipo tripartito conformado por el Centro Cardiovascular Universitario –que forma parte de la Universidad de la República–, el FNR y la Sociedad Uruguaya de Cardiología.

Premio con mucha carga emotiva

Impacto cardiovascular de la pandemia por COVID-19 durante el primer semestre del 2020 en Uruguay. Estudio ecológico se titula uno de los dos trabajos premiados en el 37° Congreso de la Sociedad Uruguaya de Cardiología en los que participó la Universidad de la República. Este es el que es más accesible de entender para la población general, el otro es más técnico y específico.

Los autores fueron Víctor Dayan, Abayubá Perna, Enrique Soto, Álvaro Niggemeyer, Natalia Piñeiro, Graciela Fernández, Alejandro Cuesta y Rosana Gambogi.

Es además un trabajo que tiene una fuerte carga emotiva porque uno de sus autores, Enrique Soto, falleció en diciembre de 2020 por COVID-19. Exvicepresidente de ASSE, jefe de Cardiología del CASMU, exjefe de la Junta Médica del Casmu y ex secretario del Comité Ejecutivo del Sindicato Médico, Soto se desempeñó también como presidente del Fondo Nacional de Recursos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error