VERANO 2020

Playa y paseos para ellos también: Punta del Este, un destino "pet friendly"

Son parte de la familia y las vacaciones las disfrutan igual que sus dueños: por las calles de Punta del Este se ven muchos perros, casi todos chicos, pero también algunos de mayor tamaño.

Blanquita y su perra Kali. Foto: Rosana Decima
Blanquita y su perra Kali. Foto: Rosana Decima

César y Bastian son locales y lo saben: se mueven como en casa sobre la calle 29 a metros de avenida Gorlero, pleno Punta del Este, y son un imán para niños y personas de cualquier edad que aman a los perros.

César es un San Bernardo super alto y Bastian un Golden rubio que no se queda quieto para la foto. Son de Bruno, uno de los jóvenes detrás del mostrador de Acaí Point, un local colorido y "pet friendly" que invita a pasar un buen rato y comer algo fresco a quien quiera acercarse, con o sin mascota.

Tienen un recipiente con agua, y aunque estos dos perros esteños sean un poco celosos y pelean como disimuladamente entre ellos por la atención de la gente, cuentan en el local que suelen venir otros perros y se llevan lo más bien.

Bastian y César, locales en Punta del Este. Foto: Rosana Decima
Bastian y César, locales en Punta del Este. Foto: Rosana Decima

Pero más allá de los lugareños, este verano hay varios personajes que veranean en el Este. Es el caso de Luna, una caniche blanca con moñitos rosados sobre sus orejas, tiene ocho años y camina por avenida Gorlero como lo hace cada vez que llegan las vacaciones de sus padres humanos.

Margarita vive en Montevideo pero está parando en un hotel de Punta del Este y dijo a El País que la perrita es "su compañía". "Siempre la traigo y está lleno de lugares a los que podés ir y te dejan. Ayer fui a la playa, por ejemplo. Al lado había otra señora con un perrito y se portaron bárbaro".

Punta del Este. Foto: Ricardo Figueredo
Punta del Este. Foto: Ricardo Figueredo

Otro visitante que volvió a Punta este verano, ya que hace unos cuantos años que viene, es Mono, un Yorkshire de casi cinco años que acompaña a Lourdes, quien contó que "le encanta venir, se porta bien y en muchos hoteles no hay ningún problema, ya me he quedado, pero esta vez vinimos a la casa de unos familiares. La gente está cada vez más acostumbrada a los que andamos con ellos, por suerte". 

Una ventaja para los que llegan al Este con sus mascotas es que a la hora de salir a pasear la mayoría de los restaurantes, cafeterías y heladerías tienen espacios con sillas y mesas en el exterior, donde todos pueden estar tranquilos.

En el exterior de una de las heladerías ubicada en la avenida Gorlero, donde hay bancos, sillas y mesas, por ejemplo, está Nina, una Yorkshire de casi cuatro años que espera por un postre, pero al menos en ese momento sus dueños no se lo dan. El helado hoy, es para Carlos y Estela, que son de Montevideo y contaron que la pequeña es como "un hijo" para ellos y que "ni locos" la dejaban en la capital durante las vacaciones, que como año pasan en la Península. Alquilaron casa y tienen hasta espacio al aire libre, por lo que no tienen inconvenientes con la estadía.

Las playas "pet friendly" en Punta del Este.

Kali tiene seis años y según Blanquita, su dueña, es "la perra más fotografiada" de la zona en la que está los famosos "dedos", uno de los sitios más visitados por los turistas en Maldonado. Al igual que César y Bastian, Kali es local y está acostumbrada a que desconocidos se le acerquen todo el tiempo a hacerle mimos.

A esta Pastor Suizo se le nota en la expresión y en la tranquilidad con que se mueve, que realmente disfruta de los paseos. Quien no está tan feliz por algunos temas respecto a la inclusión de las mascotas es su madre humana: "Estoy furiosa con la decisión de la Intendencia" por las zonas de playa que fueron habilitadas para ingresar con mascotas. "Te mandan a la parada 42 de la Mansa y me tendrían que dar un bono para pagar la nafta que gasto yendo hasta allá. Pero con lo que respecta a otros lugares, como supermercados, restaurantes y comercios en general, dijo estar bastante conforme: "Acá en la farmacia, por ejemplo, ya me conocen y son unas divinas, entramos sin problema. En taxi a veces me dicen que no me la llevan. "Tenemos que abrir la cabeza", agregó Blanquita al referirse a esos lugares en que está prohibido ingresar con mascotas y a tema de la habilitación en las playas. Dijo que en el caso de Kali, como en muchos otros, se porta muy bien y es "super tranquila".

Las playas habilitadas por la Dirección de Medio Ambiente de la Intendencia de Maldonado para bajar con mascotas son: las paradas 39 y 40 de la Mansa, las 25, 26 al 27 de la Brava, en el balneario Buenos Aires desde la calle 13 hasta la 20, en Piriápolis sobre la rambla de los Argentinos entre avenida Artigas y Julián Laguna. Además, en la zona de Solís, Bella Vista, Las Flores y aledaños se puede concurrir con mascotas a la desembocadura de los arroyos Espinas y Las Flores.

Por la calle, en muchos lugares, los dueños de los locales dejan recipientes con agua para las mascotas que pasan. "Está bueno que se avance en algunas cosas", celebró la dueña de Kali, mientras le decía a una joven que pasó por el lugar que no habría problema en que se acerque a acariciar a la perra y sacarle una foto. Porque parece que sí, que efectivamente es muy fotografiada y hasta parece que posa.

También hay lugares para los amantes de los gatos.

Aunque hay muchísimos gatos que son tratados como parte de la familia, por lo general no pasean tanto como los perros. Pero para los amantes de estos animalitos hay una opción que es visita obligada en el Este uruguayo: Adrianuzca´s Cat Café, ubicado en Gorlero 535. Es un lugar que apuesta por la concientización y bienestar de los gatos desamparados y tienen opciones para almorzar o cenar entre ronroneos y caricias.

Así que es un paseo ideal para los que están de vacaciones y extrañan a su mascota gatuna. La dueña de este café, Adriana Olaza, contó a El País que "todos los gatitos son rescatados. Llegan aquí y se hace una cuarentena antes de que vayan al sector donde los ve la gente. En esa cuarentena se ve el estado de salud, se los castra, se los vacuna y una vez que están bien se integran al grupo”.

Cat Café. Foto: Ricardo Figueredo
Cat Café. Foto: Ricardo Figueredo

Uno ingresa al local y hace su pedido, luego ya puede pasar al sector en que están los animales, donde puede permanecer hasta media hora. Pero hay algunas reglas: no se los puede alimentar con comida para humanos, se les permite sacar fotos solamente si es sin flash, los niños no deben levantarlos o perseguirlos, no hay que molestarlos si están durmiendo y no hacer ruidos fuertes, por ejemplo. Los gatos tienen un sector de descanso al que acceden por su cuenta cuando no quieren estar con la gente.

“Todos se dan en algún momento en adopción” contó Olaza, quien aclaró que eligen a los adoptantes, con quienes firman un contrato y hacen luego un seguimiento. Dijo además que parte de lo que los clientes consumen siempre va dirigida a las castraciones, las vacunas y el alimento de los animales que están en el café.

Cat Café. Foto: Ricardo Figueredo
Cat Café. Foto: Ricardo Figueredo

Hoteles que reciben mascotas.

Las mascotas son parte de la familia y muchas veces los planes en vacaciones giran alrededor de ellos. Y una de las cosas más importantes a la hora de elegir hospedaje es elegir un lugar "pet friendly". Son muchos los hoteles que permiten huéspedes de cuatro patas.

En el hotel Golden Beach (calle 24 y 29), por ejemplo, permiten el ingreso de personas con perros. Eso sí, hay algunas reglas a tener en cuenta: el animal no debe pesar mucho más que 5 kilos y no puede circular suelto en lugares comunes, como pasillos, piscina, ascensor. Para hacerlo, debe ir alzado en brazos de alguien. Para dormir, el hotel tiene unas pequeñas camas especialmente pensadas para ellos. En este caso no cobran extra y cada mascota tiene su propia camita.

Paseo en José Ignacio. Foto: Ricardo Figueredo
Paseo en José Ignacio. Foto: Ricardo Figueredo

Otro hotel que es "pet friendly" es el Enjoy Punta del Este: allí cuentan con un servicio especial de hospedaje para los huéspedes que deseen alojarse con sus mascotas.

Como parte de su política pet friendly, el resort destinó un área en las habitaciones Marina de los primeros pisos para quienes tengan animales de menor porte, es decir, aquellos que puedan ser trasladados en brazos.

En el caso de este hotel, informaron que "por motivos de higiene, es necesario incluir en la tarifa el monto correspondiente a una noche más de estadía, ya que la habitación deberá permanecer al menos un día desocupada para garantizar que las instalaciones estén en óptimas condiciones para recibir al próximo cliente".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados