ARQUITECTURA

Palacio de la Cerveza, sede de IASA y templo de la música tropical: el Sudamérica será rematado

Construido en 1927 y perteneciente al Art Decó, el Palacio Sudamérica será rematado el 3 de noviembre. ¿Cuál es su valor patrimonial?

Palacio Sudamérica
Palacio Sudamérica. Foto: Bavastro

¿Cuántos romances nacieron en esa pista?”, se preguntaba el artista Alfredo Ghierra en un tuit publicado en mayo de 2020 cuando el Palacio Sudamérica fue puesto a la venta. Ese edificio símbolo del Art Decó montevideano fue primero el Palacio de la Cerveza, luego salón de baile y más tarde sede de la Institución Atlética Sud América (IASA). Por allí pasaron desde Carlos Gardel a Joan Manuel Serrat, Palito Ortega y Karibe con K y miles de personas acudían cada fin de semana. Hubo bailes hasta que comenzó la pandemia por coronavirus.

El próximo 3 de noviembre la historia dará un vuelco cuando se realice su remate judicial y, posiblemente, tenga un destino inmobiliario.

El rematador Héctor “Pepe” Bavastro dijo al diario El País que “ha habido movimiento” por parte de empresas constructoras que han mostrado interés en las últimas semanas y estimó que el precio final de la subasta puede oscilar entre los US$ 2 millones y US$ 3 millones. “Si es un desarrollo inmobiliario, que le dé un levante a la zona”, comentó.

Originalmente llamado Palacio de la Cerveza (era propiedad de Cervecerías del Uruguay), fue construido en 1927 por el arquitecto Juan M. Delgado, quien también realizó el Hotel Riviera, y dotó a sus obras del estilo característico de esa década. Dos años antes se había inaugurado el Palacio Legislativo a unas pocas cuadras.

Un poco de historia.

 En el número 1421 de la calle Yatay está ubicado el singular edificio construido en 1927, de corte Art Decó, encargado al arquitecto Juan M. Delgado por las Cervecerías del Uruguay S.A. y construido por la empresa Leopoldo J. Tossi Hnos. El predio había sido elegido en 1874 por Conrado Niding y tomó carácter de fábrica de cerveza años después de la mano del austríaco Eduardo Richling.

Al inicio, la cerveza era elaborada en los sótanos del palacio (las crónicas de la época relataban que la capacidad de producción era de hasta 2,5 millones de litros) y se bebía en las plantas superiores (las crónicas también decían que se servían los “mejores chopps” de la ciudad).

En 1932 pasó a manos de Fábricas Nacionales de Cerveza. Durante décadas fue punto de reunión para los miembros del Club alemán y para los del Sínodo Evangélico del Plata, una reunión de comunidades religiosas protestantes. En 1960 fue comprado por IASA, convirtiéndose con el tiempo, musicalmente hablando, en el templo de la música tropical. El club invirtió el dinero obtenido por el pase del jugador Alcides Silveira.

Palacio Sudamérica
Palacio Sudamérica. Foto: Bavastro

Es un predio que ocupa tres cuartas partes de la manzana. La superficie del terreno es de casi 7 mil metros cuadrados, mientras que la superficie edificada es de casi 8 mil metros cuadrados. Tiene frente por dos calles: Yatay (58,88 metros) y Marcelino Sosa (51,72 metros).

Andrés Rubilar, decano de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de la Empresa, comentó: “El Palacio de la Cerveza era un lugar popular donde la gente iba a tomar, a bailar y disfrutaba de un local moderno y colectivo. Iban las familias. Era un palacio que le pertenecía a todos”.

El “palacio”, aproximadamente unos 700 metros cuadrados (el resto del metraje corresponde a depósitos), es ejemplo del Art Decó y se considera Bien de Interés Departamental por la Resolución 27727/97.

Palacio Sudamérica
Palacio Sudamérica, fachada por Yatay

A simple vista, la fachada de Yatay se destaca por su bow-window (ventana mirador) en la planta superior. En el interior, aunque hoy deteriorado, la sensibilidad basada en la geometría del Art Decó demuestra haber sido esplendorosa. Está presente en los detalles de los lambrices, herrería, artefactos de iluminación, vitrales, vigas y pilares. La cúpula está formada por vitrales que fueron hechos por Arturo Marchetti (el mejor en su momento) con referencias a la producción y disfrute de la cerveza.

“Los contrastes de los bronces con los negros en la baranda, los vitrales, un doble piso con un balcón circular en el medio y lámparas espectaculares”, resumió Rubilar sobre la decoración. La araña principal tiene cinco metros de longitud y fue traída desde Alemania. Y agregó: “No lo podemos perder. Como edificio es inigualable en Uruguay por estar tan cuidado en el detalle. Quien lo compre tiene que conservarlo y revitalizarlo”.

El destino de este edificio preocupa a Erich Shafner, presidente de Patrimonio Activo. “Si bien está protegido bajo la figura de Bien de Interés Departamental, es un tema que concierne a la asociación. Preocupa que la Intendencia (de Montevideo) se haya vuelto más permisiva en el otorgamiento de permisos de demolición para inmuebles protegidos en los últimos años”, señaló a El País.

Con esta resolución, el Palacio Sudamérica puede ser candidato a la misma solución arquitectónica que se implementó en la Casa Crespi (ubicada en Punta Carretas), en la que se mantuvo el frente y se autorizó la construcción de un edificio.

Palacio Sudamérica
Palacio Sudamérica

Consultado al respecto, William Rey, director general de la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación, explicó que la declaratoria “no quiere decir que no se puedan hacer intervenciones para nuevos usos” pero “impide la demolición o intervenciones que sean arbitrarias”. Todo dependerá del proyecto que sea presentado ante la intendencia.

Y añadió: el Palacio Sudamérica “es una pieza interesante. Es un proyecto que abordó la estructura teniendo claro cuál iba a ser la forma final, la decoración y los elementos artísticos. Responde a un arte total”.

Shafner quiere ser optimista pero tiene pocas expectativas. “Lamentablemente, cuando se trata de amalgamar en un mismo padrón construcciones de escalas tan distintas como una casa y un edificio, en Uruguay no hay buenos ejemplos a tomar como modelo a seguir. Hay que innovar en la forma de proyectar la ciudad, tomando al patrimonio edificado como recursos y conciliando intereses”.

Palacio Sudamérica
Planos del Palacio Sudamérica

Día de remate.

El remate judicial del ex Palacio Sudamérica está previsto para el 3 de noviembre a las 14:30 horas en Bavastro (Misiones 1365). El predio comprende 7.000 metros cuadrados de terreno cerca del Palacio Legislativo. Tiene frente por dos calles: Yatay (58,88 metros) y Marcelino Sosa (51,72 metros). El rematador Héctor Bavastro dijo a El País que se espera que la subasta finalice entre los US$ 2 millones y US$ 3 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error