PROPUESTA PARA QUEDARSE EN CASA

Museo del Origami concede libre acceso a libro sobre pionera de este arte milenario

Hasta el 22 de abril se puede descargar gratis El Ángel del Origami. la historia de Ligia Montoya, la historia de una argentina que dejó su huella en este arte y que elegía Piriápolis para descansar. 

Libro Origami
Portada de la versión en español del libro de Laura Rozenberg sobre Ligia Montoya.

"Desde que pusimos el anuncio en las redes, ya pidieron el libro unas 500 personas. ¡Hasta de los Emiratos Árabes! Gente totalmente desconocida para mí. Es conmovedor, gente muy agradecida. Hay muchos pedidos de Europa, de Italia y España principalmente, de Estados Unidos, Brasil y, por supuesto, de Uruguay y Argentina”, contó Laura Sofi, directora y creadora del Museo del Origami (Barrio Histórico de Colonia del Sacramento), sobre la posibilidad de bajarse en forma gratuita el libro El Ángel del Origami, la historia de Ligia Montoya.

La idea surgió para contribuir a la exhortación de quedarse en casa que hace el gobierno nacional a raíz de la pandemia del coronavirus. A Sofi se le ocurrió poner a disposición de la población este libro escrito por Laura Rozenberg, el que se puede obtener sin cargo hasta el miércoles 22 de abril.

Relata la historia poco conocida, pero no menos fascinante, de Ligia Montoya, una de las figuras más destacadas del origami internacional de mediados del siglo XX. Incluye dibujos y fotos a todo color, además de diagramas para plegar algunas de sus creaciones. Hay una versión en español y otra en inglés (Paper Life, the story of Ligia Montoya).

“Ligia era argentina, con raíces españolas. ¡Veraneaba en Piriápolis! Hay una foto en el libro de una postal que ella le envió del balneario uruguayo a un francés en la década de 1960. Sé que le encantaba el Uruguay porque siempre lo contaba en sus cartas, venía aquí para descansar. Y, por supuesto, plegaba papel obsesivamente. El resto de la historia, que tiene partes luminosas y otras tristes, está en el libro”, detalló Sofi.

La directora del Museo del Origami considera que existe gente a la que le interesa probar hacer origami y otra a quien simplemente le intriga conocer sobre su historia y personajes.

“Lo que tiene el origami es que hay mucho por investigar sobre su historia y ese es uno de los objetivos del museo”, destacó sobre este centro cultural que abrió sus puertas el pasado 24 de enero luego de 10 años de preparación.

Para obtener el libro de Rozenberg, sea cual sea la versión que se prefiera, hay que ingresar al sitio web del museo -museodelorigami.org- y en “Contactos” enviar el mensaje: “Quiero mi libro”. Se recibirá un correo electrónico con la clave para descargarlo.

En la tienda del museo también se pueden adquirir libros físicos que se envían por agencia.

Un canal de YouTube para seguir "abierto"

El Museo del Origami, como tantos otros, ha tenido que reinventarse en esta época de cuarentena que lo ha llevado a cerrar sus puertas. “Como en Alicia en el País de las Maravillas, nos pusimos a ver qué hay del otro lado del espejo y descubrimos que se pueden hacer cosas a puertas cerradas y seguir vinculados con la gente”, contó Laura Sofi, su directora. Es así que se abocaron a darle forma a la videoteca. “Tenemos un universo de creadores e intérpretes del origami que merecen un espacio en la memoria del museo y este espacio los estamos materializando en un canal de YouTube. Allí tienen un lugar para contar y mostrar lo que hacen. También será un espacio para aprender sobre la historia y el material de archivo que guarda el museo”, agregó Sofi.

Libro Origami
La postal de Piriápolis que la artista le mandó a un amigo francés en los años 60.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados