TENDENCIAS

Librería flotante llegará a Montevideo

Entre el 4 y el 21 de abril se podrá visitar la biblioteca en un barco más grande del mundo.

A bordo del barco Logos Hope viajan más de 5.000 libros de todo el mundo. Foto: Logos Hope
A bordo del barco Logos Hope viajan más de 5.000 libros de todo el mundo. Foto: Logos Hope

Logos Hope, el crucero- librería más grande del mundo llega a Uruguay. Desde el próximo viernes 4 de abril hasta el 21 del mismo mes, el barco recibirá a visitantes para que vivan una experiencia diferente.

La librería flotante arribará procedente de Chile, donde estuvo anclada en las ciudades de Antofagasta, Valparaíso y Lirquén. Luego se dirigirá a Puerto Varas (Chile), pasará por Bahía Blanca (Argentina) y llegará a Montevideo. Tras esa parada seguirá camino a Rosario, Buenos Aires y Mar del Plata en Argentina.

No será la primera vez que un barco de la organización de origen cristiano Operation Mobilisation (OM) toque tierra uruguaya. En 1999 la embarcación Logos II, visitó el país y recibió a miles de personas.
Actualmente uno de los voluntarios es uruguayo, pero no es el primero que ha pasado por la librería flotante. César Buzón y Karina Flores también subieron al barco en 2014 y estuvieron durante dos años viajando por el mundo.

A bordo hay una cafetería internacional para compartir sabores del mundo. Foto: Logos Hope
A bordo hay una cafetería internacional para compartir sabores del mundo. Foto: Logos Hope

Experiencia a bordo

César Buzón es de Solymar (Canelones) y actualmente tiene una papelería en la zona, mientras que Karina Flores, su esposa, se desempeña como maestra; ambos estuvieron como voluntarios en el barco. Fue en 2012 cuando en la congregación religiosa a la que pertenecían conocieron sobre la labor del Logos Hope.

“En esa época empezamos a hablarlo y en el 2014 se nos cumplió la posibilidad de estar a bordo”, contó Buzón a El País.

Recordó cómo fue el proceso para poder ser uno de los voluntarios: “Se hace una solicitud a la organización, en la que se cuenta quién sos, qué hacés, en qué estás involucrado y por qué querés sumarte al ministerio del barco. También hay una prueba de inglés, porque ese es el idioma que se utiliza a bordo”, detalló.

Un teatro para difundir cultura es una de las atracciones que ofrece la embarcación. Foto: Logos Hope
Un teatro para difundir cultura es una de las atracciones que ofrece la embarcación. Foto: Logos Hope

Esa última prueba fue un desafío para Buzón y su esposa: “Solo habíamos estudiado el inglés básico del liceo. La primera vez que dimos la prueba la perdimos, pero la segunda vez la salvamos, lo que nos permitió ir a bordo”, contó.

Su punto de partida fue Bangkok (Tailandia) y desde allí comenzaron una travesía que duró dos años: “Visitamos alrededor de 20 países, sobre todo de Asia. Estuvimos alrededor de un año y medio allí. Nuestros últimos 6 meses fueron en África”, contó.

Sobre su trabajo a bordo de la embarcación explicó que “la visión del Logos Hope es dar ayuda, conocimiento y esperanza”, por lo cual los voluntarios a bordo alternan tareas que van desde limpieza, cocina, trabajos en la librería y, una vez a la semana, se suma labores en la zona del puerto donde se encuentren.

Buzón explicó que a bordo del barco conviven 400 personas de 65 países diferentes, por lo que uno de los grandes desafíos es aprender a compartir con tantas culturas. Al mismo tiempo, sostuvo, la experiencia es una forma de mostrar “cómo se puede convivir” pese a la multiplicidad de culturas.
Destacó, asimismo, el conocimiento que difunde el barco gracias a la gran librería: “Existen lugares donde la literatura es muy cara o no llega y de esta manera se difunde el conocimiento a todos”, señaló.

Librería para llevar textos a los lugares donde no hay acceso o son muy caros. Foto: Logos Hope
Librería para llevar textos a los lugares donde no hay acceso o son muy caros. Foto: Logos Hope

Por otro lado, resaltó que quienes están a bordo creen en Dios y esa es la razón por la que se sumaron como voluntarios: “No nos pagan por el trabajo que hacemos allí”, subrayó el uruguayo.

En la capital

Para la llegada del Logos Hope a Montevideo ya hay un equipo que se encuentra trabajando. Entre ellos está César Buzón a quien su experiencia a bordo lo avala: “Ahora estoy haciendo de nexo con el equipo eviado por el barco para preparar todo”, explicó.

“Se está trabajando con colegios y se está tramitando la aprobación del Ministerio de Educación y Cultura para poder estar presentes en escuelas públicas. La idea es trabajar en colegios, hospitales, también en centros de rehabilitación de drogas y se está manejando la posibilidad de visitar alguna cárcel”, contó.

El barco biblioteca Logos Hope estará abierto al público en el Puerto de Montevideo, del 4 al 21 de abril. Por una entrada de $ 40 los visitantes podrán recorrer la librería a bordo con más de 5.000 títulos diferentes.
Los textos que ofrece la embarcación incluyen ciencias, deportes, pasatiempos, cocina, artes, salud, lenguajes, temas de familia y literatura cristiana.

Además, el lugar cuenta con un el Área de Bienvenida, donde se presenta el barco a través de un corto video y exhibiciones interactivas; y un Café Internacional, que ofrece helado, bebidas y snacks a la venta.
Estará abierto al público de martes a sábados 10:00 a 18:30 horas y los domingos de 13:00 a 18:30. Los lunes, en tanto, permanecerá cerrado.

El precio de la entrada es para las personas de entre 13 y 64 años, mientras que los menores de 12 años entran gratis pero deben ir acompañados de un adulto. Las novedades de la visita del Logos Hope a Montevideo pueden seguirse a través de la página: facebook.com/logoshopeuruguay.

os uruguayos César Buzón y Karina Flores pasaron dos años a bordo del Logos Hope con el que visitaron puertos de Asia y África. Foto: Gentileza César Buzón
os uruguayos César Buzón y Karina Flores pasaron dos años a bordo del Logos Hope con el que visitaron puertos de Asia y África. Foto: Gentileza César Buzón

Organización global

Este tipo de emprendimientos liderados por OM están en circulación desde 1970. Los barcos han visitado más de 435 puertos en 140 países alrededor del mundo y cada año reciben cerca de un millón de visitantes, según su sitio web.

“Cada uno de los barcos es propiedad de una organización de caridad, y es mayormente financiado por individuos y donaciones generales”, detalla la organización.

Por su parte, sobre los voluntarios a bordo, explica: “Cada individuo que trabaja con los barcos de OM da de su tiempo y habilidades voluntariamente y es financiado por amigos, donantes y su iglesia local”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)