Actualidad

Juan Andrés Verde: "También tuve coronavirus y me asusté"

Juan Andrés Verde publicó una nueva edición de "Entre amigos" actualizada, ampliada y adaptada al presente; además, tras padecer COVID-19, reflexionó sobre los cambios provocados por la pandemia

Juan Andrés "Gordo" Verde. Foto: archivo El País.
Juan Andrés "Gordo" Verde. Foto: archivo El País.

Para el cura Juan Andrés Verde, más conocido como el Gordo Verde, su libro Entre Amigos (Editorial Planeta) es una obra para leer de a poco, para reflexionar sobre cada historia y encontrar las enseñanzas que los relatos dejan para quien los lee. Así los escribió, de a poco, y prácticamente de a uno por semana.

Entre amigos no es un libro nuevo; de hecho, la primera versión se publicó en 2013, pero en 2021, de la mano de Editorial Planeta llega ampliada, mejorada y adaptada a los tiempos que corren.

Desde la parroquia Stella Maris, donde sirve como sacerdote, Juan Andrés Verde conversó con El País.

—¿Por qué editar de nuevo este libro?

—Surgió desde Planeta y a mí me encantó la idea. La verdad es que lo tenía medio abandonado y muchas personas me preguntaban cuándo iba a sacar algo nuevo. Entonces mientras estoy preparando un libro nuevo, salió esta edición actualizada con historias, reflexiones y anécdotas nuevas. A la vez fue actualizado porque son las mismas historias que están escritas desde el hoy. Uno va creciendo, madurando y tiene más para profundizar. Por respeto al libro traté de no tirar todo, sino mejorarlo explicando más algunas cosas que antes.

—¿Qué comentarios recibiste de quienes lo leyeron en estos años?
—El feedback más lindo es el que viene de esas personas que buscaban el sentido de su vida y descubren las ganas de seguir, que no está todo perdido y que también hoy, a pesar de las dificultades, tienen herramientas y valoran lo que tienen. Es muy gratificante cuando alguien te escribe. Por ejemplo, ayer leí un mensaje de una persona que me comentó que necesitaba algo de luz y se encontró con el libro. Entre amigos tiene eso; está escrito para jóvenes, adultos y ancianos que de una forma sana, sencilla y simple nos impulsa a seguir valorando y disfrutando de la vida que es el gran regalo.

Entre Amigos (Editorial Planeta)
Entre Amigos (Editorial Planeta)

—¿Te parece que la pandemia hizo que más personas buscaran el camino de la fe?
—Creo que la pandemia nos demostró dos cosas: una que somos finitos, no somos omnipotentes y que un bichito de la nada nos dio vuelta como una media; todo lo que para nosotros era normal dejó de serlo. Lo segundo es que cambió todo: desde el trabajo hasta darse abrazo. Eso nos lleva a cuestionarnos un poco más sobre el porqué o el para qué. Quizás otros son más profundos en el cuestionamiento y se preguntan sobre la propia vida y su sentido. Acá en Uruguay hay un índice de suicidios increíble; muere mucha gente quitándose la vida por muchas razones. Muere más gente por esto que por coronavirus y que por otras razones más, entonces creo que cualquier lectura o cualquier material que intente llenar de luz, sabor o darle sentido a nuestra vida y que nos impulse a ir adelante o nos dé herramientas es muy necesario y bienvenido. Traté de escribir esto desde esa perspectiva. No es un libro netamente de fe; creo que lo puede leer cualquiera.

—¿Te dejó alguna enseñanza nueva la pandemia por coronavirus?
—Creo que todavía no pasé raya. Seguimos peleando y metiéndole. Yo también pasé por el coronavirus: lo tuve y me asusté como otros. También despedí seres muy queridos y vi a otros recuperarse. Me parece que es un llamado a valorar más la vida. Quizás a veces venimos muy distraídos con cosas que son mundanas y que nos enrollan. En general destinamos poco tiempo para pensar sobre las cosas importantes. Por ejemplo, una de las personas que me tocó despedir le decía a sus hijos que vivan la vida y aprovechen cada momento. De repente escuchamos cosas así seguido, pero les encontramos un sentido más profundo cuando verdaderamente la vida está en jaque. Creo que esta pandemia de alguna manera nos tiene que ayudar a todos a valorar más nuestra vida, ver si verdaderamente estamos dejando huella y dando fruto con nuestra vida. La vida es un regalo, es una oportunidad y estamos acá para sumar y para dejar la realidad en la que hemos nacido un poco mejor que lo que la encontramos. Si lo logramos, cumplimos el objetivo. Obviamente que para mí, y para cualquier cristiano, la fe es una zanahoria, un estímulo que nos mueve una y otra vez a que apuntemos hacia el cielo; se trata de tratar de vivir como Jesús nos enseñó y su mayor mandamiento que es que amemos a nuestros hermanos como él lo hizo y ese amor se traduce en cosas concretas.

—¿De qué tratará el nuevo libro?
—Está en el horno y aún se está cocinando. Son testimonios reales que me movieron el piso fuerte en la vida. Son testimonios que no siempre me animé a compartir porque pueden ser interpretados de distinta manera, pero son todos testimonios constatables, reales, fuertes y que, al ser el primer libro que escribo como sacerdote, me gustaría poder profundizar y tirar más de la piola en cada uno de ellos. Creo que en la lectura de Entre amigos se busca tirar la pincelada y que después cada uno lo pueda aterrizar más a su propia vida y realidad; este otro libro viene por otro lado, viene más aterrizado y más masticado.

Recibir las palabras de otro amigo

Juan Andrés Verde se refiere a Jesús como ese “amigo” qu e enseña a las personas a ser mejores; sin embargo, en esta edición de su texto las palabras de su amigo Martín Etcheverry lo emocionan: “Lo que me emocionó mucho fueron las palabras de mi amigo Martín en la solapa. La verdad que cuando lo leí me emocionó mucho porque es un punto de vista, que no siempre uno tiene de sí mismo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error