TECNOLOGÍA

Jeffrey Kratz de Amazon: “Nos inspiró la rapidez con la que Uruguay adoptó la nube”

En la tarde del miércoles el gobierno, representado por el ministro Omar Paganini y el embajador Andrés Augusto Durán Hareau, selló un acuerdo con Amazon en las oficinas de la empresa en Washington.

Jeffrey Kratz, gerente de Amazon Web Services y jefe regional para America Latina, Canadá y el Caribe. Foto: Cortesía
Jeffrey Kratz, gerente de Amazon Web Services y jefe regional para America Latina, Canadá y el Caribe. Foto: Cortesía

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

En la tarde de ayer, en Washington D. C., Andrés Augusto Durán Hareau, embajador de Uruguay en EE.UU., y el ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini, acudieron a las oficinas de Amazon de esa ciudad para sellar un acuerdo para el apoyo en diversos programas de modernización y fomento del desarrollo tecnológico de Uruguay a través de Amazon Web Services (AWS).

El acuerdo se estableció para la promoción de la innovación en Uruguay, con el objetivo de promover la cooperación en las áreas de la innovación y el desarrollo económico a través de la educación, la capacitación, la creación de negocios habilitados en la nube en el país y el apoyo para la modernización del gobierno de Uruguay en base a tecnologías de la información (IT).

Jeffrey Kratz, gerente general de AWS y jefe regional para Canadá, América Latina y el Caribe, guarda un recuerdo especial de Uruguay: en sus años universitarios vivió en Argentina y Uruguay y recuerda cómo jugaba al fútbol en la playa con sus amigos. Para él, el acuerdo es especial ya que contribuirá al trabajo de apoyo que la organización ya realiza junto al gobierno desde hace más de un año y que abrirá más puertas para la innovación. De hecho, los cambios en el funcionamiento de la agenda y su eficiencia estuvieron vinculados a las posibilidades que la nube de la empresa estadounidense ofreció al gobierno nacional. Además, AWS ya trabaja en el presente junto a universidades como ORT y ha puesto el foco en la equidad y la igualdad de género a través de programas impulsados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y articulados por el Plan Ceibal. Sobre el acuerdo y las posibilidades que ofrecerá a Uruguay, desde Washington el especialista conversó con El País.

—¿En qué consiste su trabajo?
—Tengo el mejor trabajo porque me toca cuidar las empresas públicas, entendidas como las pertenecientes al gobierno, la educación, las asociaciones sin fines de lucro y la salud de América Latina, Canadá y el Caribe. Yo construí este negocio y estoy cumpliendo mi décimo año en Amazon. Además, es bastante especial, porque aunque amo a todos mis hijos (hablando de países), pero estudié en Argentina y Uruguay cuando estaba en la universidad y me resulta especial, no solo anunciar este acuerdo, sino trabajar con gobiernos que intentan funcionar como si fueran startups, como lo hace el uruguayo. Además me emociona contribuir con las asociaciones sin fines de lucro que intentan proteger el medio ambiente —como las que trabajan en las islas Galápagos— o la educación, como los proyectos que hay en Uruguay que enseñan a los niños a programar o ayudar a los estudiantes universitarios que podrían crear el próximo Netflix. La mayoría de las innovaciones provienen de los estudiantes universitarios, está comprobado. Esa es la parte divertida. También damos apoyo a ocho países de la región, incluido Uruguay, para los sistemas de vacunación y comunicaciones de salud. Hemos tenido un trabajo muy activo con el gobierno.

— ¿Qué ofrece exactamente Amazon Web Services?
—Somos pioneros en un área conocida como Cloud Computing (computación en la nube) en un modelo de pago por uso. Ofrecemos a los usuarios la oportunidad de crear innovaciones y herramientas desde una perspectiva de uso de la nube, usando, por ejemplo, inteligencia artificial o machine learning. Por ejemplo, uno de los proyecto que tenemos en Brasil es capaz de predecir cuando un estudiante está por dejar la Secundaria; en Chile tenemos otro que ayuda a Migraciones a saber quiénes entran al país y si deben hacer cuarentena, tienen las vacunas o qué plan deben seguir. Esos son algunos ejemplos. Tenemos millones de clientes activos alrededor del globo, entre los que están Uruguay, Argentina y América Latina y es muy emocionante ver el poder que otorga el cloud computing. Este tipo de tecnología es clave para el desarrollo, por ejemplo con las iniciativas de niños que aprenden a programar, esos pequeños tienen el poder de las súper computadoras en sus manos y lo saben usar. Esas son las mismas herramientas que tienen las compañías más importantes del mundo y que usan para explotar nuevas ideas. El 68% de las startups del mundo usan AWS. Así que es un momento emocionante y tuvimos el placer de trabajar con el gobierno uruguayo, las universidades y las empresas de tecnología financiera en Montevideo y pensamos en seguir creciendo.

Jeffrey Kratz, gerente de Amazon Web Services y jefe regional para America Latina, Canadá y el Caribe. Foto: Cortesía
Jeffrey Kratz, gerente de Amazon Web Services y jefe regional para America Latina, Canadá y el Caribe. Foto: Cortesía

—¿Qué esperan lograr con el acuerdo?
—En Amazon empezamos con el cliente y hacemos el camino al revés. Así es como hacemos todo. No es por presiones competitivas. No es por ninguna otra razón que no sea lo que nuestros clientes piden. En esta ocasión nos inspiró la rapidez con la que el gobierno de Uruguay, junto con instituciones educativas, de salud y organizaciones sin fines de lucro están adoptando la computación en la nube. Durante los últimos 12 meses o más vimos que eso se aceleró y por eso avanzamos con el acuerdo. Entonces el documento que firmamos tiene algunos pilares: el primero es que estamos invirtiendo en el país para comprender mejor la computación en la nube y proveemos de recursos educacionales no solo a universidades, bachilleratos y escuelas sino también al gobierno. ¿Por qué? Vemos que funciona como una startup y que intenta modernizar sus sistemas rápido e intentan comunicarse con la población más joven. Entonces, le enseñamos a los líderes del gobierno sobre cloud computing y cómo esas buenas prácticas funcionan en países como Singapur o Australia o los que están modernizando su infraestructura para mejorar la relación con sus ciudadanos de una forma segura como los casos de Reino Unido, Canadá o Colombia. Además, enseñamos sobre ciberseguridad y cómo protegerse contra el ransomware y otros temas de seguridad. La segunda parte del acuerdo se refiere al apoyo que queremos brindar para que el gobierno trabaje con los datos abiertos. Nuestros gobiernos estuvieron recolectando información durante toda la vida y la interrogante es cómo se sigue y cómo se protege esa información. Entonces trabajamos de cerca con ellos para ayudarlos a ver qué diferentes tipos de datos existen y qué puede publicarse para mejorar el desarrollo y la innovación. En tercer lugar, trabajamos con el desarrollo económico y para eso necesitamos la educación para que se acceda a los puestos de trabajo. Queremos estimular las ideas en la comunidad fintech y otros negocios en esa área que tienen un rápido crecimiento y que ya se está viendo en Montevideo. Como mencioné, el 68% de las startups del mundo usa AWS y queremos que el área de las fintech lo tengan en cuenta y promuevan el crecimiento económico del país a través de su liderazgo. Trabajamos en estrecha colaboración con el gobierno para ayudarlos a actuar como startup en invertir en su éxito, lo que en última instancia ayudará a los ciudadanos porque el gobierno gastará su dinero de manera más eficiente.

—¿Hacia dónde le parece que se dirige la industria?
—Estamos tan en los primeros días de la tecnología y con la COVID que se ha acelerado, ya sabes... en estos tiempos inexplorados. Hemos visto una adopción tan rápida, incluido, por ejemplo, el caso del gobierno uruguayo para ayudar a comunicar sobre la COVID, las vacunas y los planes. Sin embargo, aún queda mucha automatización y modernización por hacer en todo el mundo. Creo que aún es temprano y eso es lo que hace emocionante ver el uso que le damos a la tecnología. Creo que los gobiernos pueden usarla para resolver algunos problemas del mundo, los más importantes. Desde ese lado, aunque lo hacemos desde hace tiempo y tenemos experiencia, aún creo que estamos en una etapa temprana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados