MEDIO AMBIENTE

La gran barrera de coral sigue bajo amenaza

Australia reconoció que se deben tomar nuevas medidas para proteger la Gran Barrera de Coral de la contaminación, tras la publicación de un informe oficial sobre el mal estado del sitio clasificado como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

El mayor sistema coralino del mundo, de 345 kilómetros cuadrados de extensión, es víctima de la proliferación de la estrella de mar "corona de espinas" (Acanthaster planci, según su nombre científico), que destruye los corales. Una gran parte del arrecife perdió sus colores y buen número de sus corales murieron. Australia asegura que está actuando para proteger este sitio emblemático, pero el informe anual gubernamental sobre la calidad del agua, de la flora marina y del coral le otorgó una nota de "D", que corresponde a una "pésima" calidad, por quinto año consecutivo. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º