NATURALEZA

Las crías son las estrellas de la reserva de Pan de Azúcar

La estación del Cerro de Pan de Azúcar reabrió con nuevos recintos y más ejemplares; las visitas tienen aforo limitado

carpincho
Las hembras de carpincho tienen un periodo de gestación de 120 días. Foto: ECFA

La Estación de Cría de Fauna y Flora Autóctona del Cerro de Pan de Azúcar (ECFA), paseo ineludible para las familias que visitan Maldonado, reabrió sus puertas con un estricto protocolo y aforo limitado. Aunque por la pandemia estuvo cerrada al público, en su interior siguió el curso natural de la vida y ahora el público podrá apreciar que varias especies han tenido sus crías.

En las últimas semanas han nacido dos crías de carpincho (Hydrochoerus hydrochaeris). Las hembras tienen un periodo de gestación de 120 días y paren de dos a siete crías. En los primeros días de vida comienzan a alimentarse de hierbas y vegetación del entorno, pero siguen la lactancia hasta los cuatro meses, por lo que se los podrá apreciar en esta práctica. Estos roedores acuáticos se consideran una especie prioritaria para la conservación a nivel nacional.

También nacieron crías de coatí (Nasua nasua) luego de 75 días de gestación. A las dos semanas abren los ojos y antes del mes caminan por las ramas.

“Han nacido también crías de venado de campo (Ozotoceros bezoarticus) y de pecarí de collar (Pecari tajacu); de casi todas las especies que tenemos en la ECFA”, dijo el médico veterinario Hugo Arellano.

Pero la mejor sorpresa está gestándose en el nuevo recinto de jaguares. “Se realizó la cruza de los ejemplares, así que para fines de verano vamos a tener lindas noticias del nacimiento de cachorros de jaguar”, señaló.
La reproducción de estas especies es uno de los cometidos fundamentales de la ECFA.

coatí
Dos pequeñas crías de coatí. Foto: ECFA

El programa de venados de campo, por ejemplo, es el más importante del mundo con una población de más de 120 ejemplares; casi no hay en vida silvestre.

Un objetivo para 2021 es realizar varias reintroducciones de animales a hábitats naturales una vez que se tenga la autorización de la Dirección Nacional de Medio Ambiente. Para esto, la institución ha firmado convenios con la Facultad de Veterinaria y Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, con el Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable y UTU para la investigación sobre estas especies.

Una de las novedades con las que se encontrarán los visitantes este verano es un nuevo recinto para los yaguaretés (Panthera Onca). Agostino y Marga cuentan con un espacio renovado que consta de dos encierros intercomunicados entre sí para incentivar el desarrollo de comportamientos naturales y disminuir o evitar conductas no deseadas.

También se sumaron a la familia de la ECFA dos cachorras de zorro perro (Cerdocyon Thous). Una de ellas tiene aproximadamente tres meses; su madre murió en un accidente con maquinaria agrícola en Paysandú a pocos días de nacer. Fue alimentada a mamadera hasta el mes y medio cuando supo alimentarse por sus propios medios. “Las dos se han desarrollado y están en perfecto estado”, comentó.

Medidas de control para las visitas en pandemia.

La reserva del Cerro Pan de Azúcar funciona de jueves a lunes, entre las 10 y las 18 horas, y el aforo no puede superar las 200 personas diarias. No están abiertas la sala de audiovisuales, el reptilario y la biblioteca. El recorrido dentro del circuito de animales es guiado en dos grupos de hasta 10 personas cada uno, con la compañía de un guardaparques. Los núcleos familiares no deberán superar los 10 integrantes y solo podrán permanecer hasta seis personas en la misma mesa. Los locales de venta de comida deben cumplir con el protocolo COVID-19 para restaurantes, bares y casas de comidas. Quienes accedan al cerro deben registrarse en la caseta de control y tienen que volver antes de las 17:30 horas. Todos deben usar tapabocas, se les toma la temperatura y se registra nombre y datos al llegar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados