VERANO

Consejos para ahorrar y cuidar la calidad del agua de la piscina

Hacer un uso responsable de las instalaciones permitirá que el agua dure más tiempo en buenas condiciones.

Piscina. Foto: AFP
Piscina. Foto: AFP

En los últimos meses, tanto las ventas como las consultas por piscinas han aumentado de manera considerable llegando inclusive a ocasionar falta de mercadería y demoras. Las razones detrás de este comportamiento están todas vinculadas a la situación de la emergencia sanitaria.

Es que la época más calurosa del año estará marcada por las medidas que buscan evitar el contagio del coronavirus y las que más afectarán, seguramente, son la distancia que se recomienda tener entre personas y las trabas al turismo, que invitan solamente a recorrer destinos nacionales. Por eso ante este panorama, una piscina es casa es la opción que salva los planes de muchas familias.

Obras Sanitarias del Estado (OSE) emitió una serie de recomendaciones para mantener el agua limpia y segura para la salud, haciendo un uso responsable de las piscinas.

Recomendaciones para un uso responsable.

El agua es un bien escaso y su conservación y utilización racional en las actividades recreativas exige una gestión avanzada en su uso, en el marco de lo que se conoce como desarrollo sostenible.

Si una piscina cuenta con un mantenimiento adecuado, puede permanecer llena durante mucho tiempo y así se pueden ahorrar miles de litros de agua sin correr riesgos desde el punto de vista sanitario.

Una de las recomendaciones es cubrir siempre la piscina: de esta manera, se reducen la evaporación y la entrada de residuos, hojas, polvo y tierra, manteniendo el agua limpia y cristalina y minimizando el número de productos químicos.

Otro aspecto que hay que tener muy en cuenta es el uso adecuado del cloro. Este producto permite que el agua se mantenga en buenas condiciones sanitarias de forma más prolongada y es importante utilizar la cantidad recomendada para el volumen de cada piscina.

Un consejo extra: incrementar la cantidad de cloro es algo que se puede hacer en días de inestabilidad temporal como lluvias, mucho calor, y también cuando la pileta fue utilizada por muchas personas.

En el caso de las piscinas de gran volumen, también es significativo controlar el pH (potencial de hidrógeno). El rango ideal está comprendido entre 7.2 y 7.6. Mantener los niveles químicos del agua resulta de fundamental importancia para disfrutar correctamente de ella.
En relación al filtrado de la piscina, durante el verano es algo que debe realizarse todos los días. Esto permite que se eliminen partículas que de otra manera ensuciarían el agua, por lo que al hacerlo a diario se mantiene el agua en movimiento y esto hace que la misma dure más.

Otra cosa que influye altamente en el ahorro de miles de metros cúbicos de agua potable es no sobrellenar la piscina. Hay que tratar de evitar que el agua de la piscina se desborde y que se realicen descargas de agua en forma innecesaria. Este es un punto sumamente importante para su preservación.
OSE resalta que el agua es fundamental para la vida y es un recurso finito y de gran valor. Y llama a tomar conciencia de ello en diferentes aspectos cotidianos, ya que es una acción que hará una diferencia a favor del planeta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados