Publicidad

Así es "Dragonfly", la misión de la NASA que estudiará una de las lunas de Saturno con un helicóptero

La agencia espacial estadounidense anunció que se lanzará recién en 2028, a pesar de haber sido inicialmente pautada para 2026, y demorará seis años en llegar a la superficie del satélite natural.

Compartir esta noticia
Ilustración del helicóptero de Dragonfly sobrevolando las dunas de Titán, la luna de Saturno.
Ilustración del helicóptero de Dragonfly sobrevolando las dunas de Titán, la luna de Saturno.
Foto: NASA / Johns Hopkins / EFE

EFE
La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés) confirmó que la misión Dragonfly a Titán, una luna de Saturno rica en materia orgánica, se lanzará en julio de 2028.

A partir de ahora, el equipo de la misión tiene cuatro años para finalizar el diseño definitivo de la nave, construirla y probar sus instrumentos científicos.

El anuncio lo hizo el administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la agencia espacial estadounidense, Nicky Fox, quien subrayó que "Dragonfly es una misión científica espectacular con un amplio interés por parte de la comunidad. Explorar Titán ampliará los límites de lo que podemos hacer con helicópteros fuera de la Tierra".

La misión, que costará US$ 3.350 millones, estaba inicialmente prevista para 2026, pero ha sufrido un retraso de dos años por las restricciones presupuestarias y los costos adicionales causados por la pandemia de covid-19.

Saturno. Foto: Pixabay

Dragonfly (libélula, en inglés) llegará a la superficie de Titán en 2034 y sobrevolará docenas de lugares del satélite en busca de procesos químicos prebióticos comunes tanto en Titán como en la Tierra primitiva antes de que se desarrollara la vida.

El helicóptero, equipado con ocho rotores y que vuela como un dron, será el primer vehículo científico de la NASA que volará sobre otro cuerpo planetario.

El robot explorará desde dunas de arena hasta el suelo de un cráter donde los científicos esperan encontrar agua líquida y otros materiales orgánicos que podrían ofrecer pistas sobre el origen de la vida que pudo haber existido en ese cuerpo celeste hace decenas de miles de años.

Dragonfly está siendo diseñado y construido bajo la dirección del Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins (APL, por sus siglas en inglés) en Laurel, Maryland, que gestiona la misión para la NASA.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

NASAAstronomía

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad