Contaminación

Aire tóxico: el asesino invisible

El 91% de los habitantes del planeta respira aire contaminado, según la OMS. Unos 7 millones mueren al año por este problema.

La mayoría de la población mundial respira aire contaminado. Foto: Reuters
La mayoría de la población mundial respira aire contaminado. Foto: Reuters

En su primer informe sobre la contaminación del aire y la salud infantil, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que el 93% de los niños menores de 15 años en el mundo respiran a diario un aire que está tan contaminado que pone en riesgo su salud y desarrollo intelectual.

Divulgado hace pocos días en Ginebra (Suiza), el documento agrega que un total de 600 mil niños murieron en 2016 a causa de infecciones respiratorias agudas provocadas por la polución del aire.

Esos efectos nocivos afectan de forma dramática el desarrollo infantil, la formación de sus órganos desde su nacimiento hasta la adolescencia, y aumentan fuertemente su riesgo de sufrir enfermedades respiratorias agudas y desarrollar patologías crónicas, como la diabetes, obesidad, problemas cardiovasculares y cáncer en su vida adulta.

“Parecido al tabaco”.

La contaminación del aire es el “nuevo tabaco”, afirmó el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Los menores en los países de ingresos medios y bajos son los más afectados. “El aire contaminado está envenenando a millones de niños y arruinando sus vidas. Esto es inexcusable”, dijo Adhanom Ghebreyesus.

María Neira, directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, aseguró que el impacto de ese aire es “muy importante” desde la concepción del bebé hasta la adolescencia debido a que los niños “son muy frágiles y respiran dos veces más que los adultos (por lo que absorben más contaminantes)”.

Además, viven más cerca del suelo, donde algunos contaminantes alcanzan concentraciones máximas, en un momento en que su cuerpo y su cerebro aún se están desarrollando.

Una de las fuentes de contaminación más peligrosas para los pequeños está dentro de sus propias casas, ya que prácticamente la mitad de la población mundial utiliza artefactos y combustibles altamente contaminantes para cocinar. La contaminación interior combinada con la que hay al aire libre causan más de la mitad de las infecciones respiratorias agudas en niños hasta los cinco años en países en desarrollo.

Neira dijo que se puede intentar proteger a los niños de esta exposición, pero que la solución real pasa por cambiar las fuentes de energía contaminantes por limpias, tanto en la preparación de los alimentos o calefacción al interior de los hogares, en el transporte y en el funcionamiento de las ciudades en general.

El aire tóxico, de acuerdo a la experta, también afecta el desarrollo neurológico y la capacidad cognitiva. “Estamos poniendo a una generación entera en riesgo de tener un coeficiente intelectual menor”, advirtió Neira.

A fin de reducir la exposición de los niños al aire contaminado, la OMS recomienda que las escuelas y los patios de recreo se deben ubicar lejos de las principales fuentes de contaminación del aire, como las carreteras, las fábricas y las centrales eléctricas.

Población mundial.

El impacto es aún mayor si se considera la población general: el 91% de los habitantes del planeta conviven con aire contaminado. De acuerdo a la OMS, unas 7 millones de personas mueren cada año como consecuencia de la exposición a partículas finas que penetran profundamente en los pulmones y en el sistema cardiovascular, lo que causa dolencias como los accidentes cerebrovasculares, problemas cardíacos y cáncer de pulmón.

Más del 90% de las muertes relacionadas con la contaminación del aire se producen en países de ingresos bajos y medianos, principalmente de Asia y África, donde los niveles medios anuales suelen quintuplicar con creces los límites establecidos por la OMS. Le siguen los países de ingresos bajos y medianos de la Región del Mediterráneo Oriental, Europa y las Américas.

De acuerdo al estudio entre las ciudades más contaminadas se encuentra Nueva Delhi (India), Ciudad de México y Lima (Perú). En esos lugares, según expertos de la OMS “la situación es insostenible”.

En general, los niveles más bajos de contaminación del aire se registran en países de ingresos altos, especialmente de Europa, las Américas y el Pacífico Occidental. En las ciudades de los países de ingresos altos de Europa, se ha demostrado que la contaminación del aire reduce la esperanza media de vida de 2 a 24 meses, dependiendo de los niveles de contaminación.

La mayor base de datos.

El informe también revela que las mujeres embarazadas que respiran aire contaminado son más susceptibles de dar a luz de forma prematura, mientras que el bebé tiene más posibilidades de nacer con menor peso y talla.

Las conclusiones de la OMS se apoyan en la calidad del aire registrada en más de 4.300 ciudades de 108 países (1.000 ciudades más que en el informe anterior), lo que la convierte en la base de datos más exhaustiva del mundo sobre esta cuestión.

La actividad humana no constituye la única fuente de polución del aire. Las tormentas de arena, en particular en las regiones situadas a proximidad de un desierto, tienen también una influencia en la calidad del aire, según la OMS.

Queroseno o carbón para cocinar o iluminar
Luz de queroseno. Foto: Pixabay

De acuerdo a cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi 3.100 millones de personas todavía “dependen de sistemas de energía ineficientes y contaminantes como la biomasa, el carbón o el queroseno para satisfacer sus necesidades diarias de cocina, un número prácticamente sin cambios en la última década”. Muchos hogares también, todavía dependen de los combustibles y dispositivos contaminantes para la calefacción y la iluminación, especialmente el queroseno.

De acuerdo al organismo internacional, casi la mitad de los hogares africanos en los 25 países encuestados dependen principalmente de lámparas de queroseno altamente contaminantes, mientras que aproximadamente el 30% de los hogares encuestados en el sudeste asiático utilizan luces de queroseno. Por el contrario, las luces con energía solar (una energía limpia) todavía tienen una absorción muy baja, de entre un 1% o menos, en muchos países.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)