LANZAMIENTO

Mariana Percovich vuelve a los escenarios para dirigir una ópera de Ferrer y Piazzolla

El Sodre presentará la ópera-tango "María de Buenos Aires" que tendrá cuatro funciones en noviembre; las entradas ya están a la venta

Pinocho Routin, Adela Dubra, Mariana Percovich y Gerardo Moreira en la presentación de "María de Buenos Aires". Foto: Nicolás Lauber
Pinocho Routin, Adela Dubra, Mariana Percovich y Gerardo Moreira en la presentación de "María de Buenos Aires". Foto: Nicolás Lauber

Continuando las celebraciones por el centenario de Astor Piazzolla, el Auditorio Nacional del Sodre presentará del 11 al 14 de noviembre la ópera-tango María de Buenos Aires. Las entradas para estas únicas cuatro funciones, ya están a la venta por Tickantel y en boletería del Auditorio. Los precios van desde 180 a 1.320 pesos.

Con libreto de Horacio Ferrer y música de Piazzolla, esta “operita”, como la definieron sus creadores, mezcla los estilos y las sensibilidades de estos artistas con la mirada de Mariana Percovich, quien se encargará de la dirección escénica, trabajando la obra desde una lectura de género y revisando el lugar de las mujeres en el tango.

Vestuario de "María de Buenos Aires". Foto: Nicolás Lauber
Vestuario de "María de Buenos Aires". Foto: Nicolás Lauber

De esta forma y luego de seis años de ausencia, Percovich volverá a hacer una puesta en escena y dirigirá por primera vez una producción del Sodre.

“Mariana es una mujer transgresora, apela a la excelencia, es muy estricta y nos ha sorprendido con todas sus obras”, la definió Adela Dubra en la conferencia por el estreno de María de Buenos Aires que se realizó en el Auditorio Nacioal Adela Reta.

La directora, que está trabajando de forma honoraria para este título, anunció que la puesta sumará un personaje mecánico llamado Astor que se conocerá recién en el estreno. Esa es una de las tantas sorpresas que tiene feliz a Percovich.

Pinocho Routin, Adela Dubra, Mariana Percovich y Gerardo Moreira en la presentación de "María de Buenos Aires". Foto: Nicolás Lauber
Pinocho Routin, Adela Dubra, Mariana Percovich y Gerardo Moreira en la presentación de "María de Buenos Aires". Foto: Nicolás Lauber

Y a diferencia de otras puestas de esta ópera, aquí se va a ver “a las Marías empoderadas, luchando por su lugar, que fue lo que Piazzolla hizo. Porque no es Juan de Buenos Aires, es María; y por algo ellos dos hicieron ese juego, apostando que María fuera el centro”, dijo Percovich.

Estrenada en 1968 en Sala Planeta de Buenos Aires, la obra es la historia de una joven, cuya sombra deambula por la calle Corrientes y su historia cuenta de aquella ciudad porteña de fines de los sesenta.

Con este título y la mirada fresca de Percovich, la ópera regresará al Auditorio. Y lo hace con una producción vanguardista que reúne distintos elencos del Sodre. Estarán presentes el Conjunto de Música de Cámara, músicos de la Ossodre, bailarines del BNS y la Escuela Nacional de Formación Artística con su área tango. También el vestuario (Cecilia Parra) y escenografía (Claudia Sánchez) fueron realizados en los talleres del Sodre, y en la creación de los escenarios se tuvo la colaboración de 15 mujeres privadas de libertad, gracias a un acuerdo del servicio con el Instituto Nacional de Rehabilitación.

En cuanto al elenco, se conjugarán talentos de Uruguay y Argentina. María será interpretada por Patricia Cangiemi, el Duende estará a cargo de Pinocho Routín; la dirección musical será de Gerardo Moreira, y la coreografía correrá por cuenta de María Inés Camou.

La puesta en escena será rupturista, proponiendo una revisión sobre la propia mitología del tango y sus letras con una María de Buenos Aires que “se independiza de su Duende creador y hace justicia poética por toda la imaginería que el tango ha producido sobre las mujeres con sus letras”, se lee en el comunicado del Sodre.

Así, estarán la María niña que representa la inocencia y nostalgia del tango (a cargo de Mariana Carbajal); la Sombra de María que es la joven víctima de los tangos (la bailarina Tatiana Cruz); María de Buenos Aires (Cangemi), quien es la voz del tango; y la Bandoneonista (Eva Wolff), que será la esencia musical del ritmo. Gracias a la propuesta de que sean mostradas, por separado, cuatro facetas de un mismo personaje, María será una y serán muchas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados