Publicidad

La intensa vida y los amores de Guillermo Coppola, el mánager de Maradona que ahora tiene serie propia

La serie "Coppola, el representante" llegó a Star+ y despertó un nuevo interés por la vida del empresario, que tuvo varios romances de perfil alto y con complejidades. De Yuyito González a Fernanda Callejón, sus parejas más famosas.

Compartir esta noticia
Guillermo Coppola
Guillermo Coppola
Foto: Captura de Instagram @guillermocoppola

Redacción El País
Hace menos de una semana se estrenó en Star+ la serie Coppola, el representante que dirige Ariel Winograd y protagoniza Juan Minujín. La producción, que cuenta la historia del empresario y famoso manager de Diego Maradona, está dando de qué hablar y hasta una de las hija de Coppola salió a defender a su padre tras algunas escenas donde se sugiere que él le pidió a su entonces esposa, Yuyito González, que interrumpiera su embarazo en los años 80.

"Yo no tengo nada que reprocharte", expresó Bárbara en un mensaje a su padre, y que el propio Coppola leyó mientras daba una nota a LAM (América TV).

"Hay mucho de ficción, pero bueno, se trata de un entretenimiento. No es una biografía escrita por mí de puño y letra", afirmó por otro lado Amalia "Yuyito" González, expareja de Coppola y madre de Bárbara, a Revista Caras.

La serie, que cuenta con seis episodios de 45 minutos, es también un retrato de la Argentina de la década de 1990 y cuenta episodios claves de ese período a través de uno de sus personajes más icónicos. Pero, ¿quién es Guillermo Coppola?

Además de empresario, Coppola fue y es un amante de las relaciones, sean estas de amistad o amorosas: se casó tres veces con tres mujeres ajenas al mundo del espectáculo, pero tuvo decenas de novias, algunas secretas y otras con las que se mostró públicamente.

Con Maradona tuvo una relación profesional y de amistad que recuerda y exalta hasta el día de hoy: “Con Diego fuimos un matrimonio sin sexo, estuvimos tres años prácticamente solos, mano a mano. Yo de al lado de Diego me fui pato, porque no me interesaba lo material y perdí todo. La relación se fue desgastando y yo sentía que ya no le llegaba”, explicó durante el programa Confesiones TNT Sports Argentina.

Sin embargo, su vida también tuvo momentos de inflexión que truncaron su carrera como mánager. En 1994 fue acusado por el asesinato del empresario Leopoldo “Poli” Armentano, quien también fue amigo suyo. El empresario siempre negó las versiones que lo implicaban y años más tarde, el caso fue cerrado.

Apenas dos años después, pasó 97 días en prisión por una bolsa con cocaína que fue encontrada en su casa tras un allanamiento en octubre de 1996. En ese entonces, el mánager denunció que se trataba de una persecución; varias irregularidades se encontraron en el proceso, hasta que en 1999 quedó libre de todos los cargos. 

Así, Coppola construyó su camino como una de las figuras públicas más destacadas y controversiales de Argentina. Ha hecho parte del mundo del espectáculo y también se ha desempeñado como comentarista deportivo en televisión y en la emisora argentina La 100.

Una intensa vida amorosa

Tiene cuatro hijas y hace 17 años que está en pareja con Corina Juárez. Se llevan 20 años de diferencia, pero la edad no fue impedimento para que se casaran por civil y por iglesia.

Guillermo Coppola y Corina Juárez
El casamiento de Guillermo Coppola y Corina Juárez.
Foto: Archivo La Nación

Su primera esposa se llamaba Isabel Ferri y es la madre de su hija mayor, Natalia. Se separaron cuando Coppola, que era bancario en esa época, empezó a trabajar como representante de un grupo de jugadores de Boca y su vida cambió por completo. Al poco tiempo conoció a Yuyito González.

"Me sedujo su simpatía, su gracia. Era muy generoso, pero sobre todo era muy divertido. Nuestro amor era muy mágico y siempre dije que éramos Romeo y Julieta, porque era un amor muy hermoso. Me separé cuando vi que eso tambaleaba y empezaba a desarmarse el idilio. Fue justo cuando apareció Maradona en nuestra vida. Nos conocimos en julio del 83 y nos separamos en mayo del 87”, confesó al diario La Nación.

Yuyito González y Guillermo Coppola.
Yuyito González y Guillermo Coppola.
Foto: Archivo La Nación

Sin embargo, según relatos del propio Coppola, la mujer que más le costó conquistar fue una modelo de nombre Monique, de familia alemana. Se conocieron a principios de los 90 en un desfile. Monique era modelo y muy amiga de Karina Rabolini y Daniel Scioli, que fueron los celestinos. Coppola quedó flechado, pero ella estaba en pareja y no le prestó atención. Lejos de rendirse, él se obsesionó e intentó conquistarla.

En el programa AM (Telefe) contó hace algunos años: “Me costó mucho la conquista porque ella estaba casada con un tipo con una pinta increíble y yo venía luchando y luchando. ¡Inconquistable! Me costó muchísimo hasta que con un helicóptero le llené una piscina de rosas en una fiesta que ella hizo y ahí no tuvo más remedio”. La relación duró alrededor de un año.

Ya con la vedette María Fernanda Callejón, que conoció en la noche porteña, estuvo siete años y cinco de ellos como amantes. Además Callejón perdió un embarazo de Coppola. Más tarde, él se casó con Sonia Brucki.

Hace un tiempo, ambos hablaron de ese momento en LAM. Callejón detalló: “Salimos siete años y fue un gran amor. Nos conocimos en 1992. Guillermo es familia para mí. Me formó en un montón de cosas, me abrió las puertas del mundo; yo era una provinciana que no entendía nada y estaba en medio del poder. Hoy todo eso se sanó. Perdí un hijo y mediáticamente fue muy duro. Estuve siete años de novia con él y cinco años fui su amante, por elección propia. No lo digo como víctima, sabía con quién estaba. Me enamoré".

"Estaba de novia con él y me enteré por televisión que se estaba casando con Sonia. Estuve muy acosada por su persona, me dejaba en el contestador automático mensajes de horas y horas. Ella se casó, no sé si sabiendo que yo era la novia”, añadió.

Por su parte, Coppola aclaró: “Me casé porque sentí que tenía que hacerlo. Fernanda no se enteró porque el casamiento fue en el exterior y ella estaba acá. Yo lo sentí. Si lo analizás fríamente, era más fácil vivir así, cómodo. Fernanda me daba esa posibilidad, pero a mí me cuesta ver sufrir a la gente y no me daba cuenta. Yo no sabía que Sonia la llamaba y la acosaba. Yo me casé y seguí con Fernanda, pero las dos lo sabían”, ha contado el empresario.

Por otro lado, la historia de amor que se muestra en la serie con Alejandra Pradón está en duda. Según la serie, la vedette fue amante de Maradona y Coppola lo cubría frente al acoso de la prensa. Sin embargo, Pradón aclaró que ella nunca tuvo nada que ver con Maradona y que sí tuvo un intenso romance con Guillermo.

“Yo fui la pareja de Guillermo. Vivió conmigo en mi casa, tenía su auto en la cochera de mi edificio. Ni un minuto estuve sola con Diego. Me han manchado, yo fui la pareja de Guillermo. Convivimos”, dijo Pradón en Intrusos.

Ya con Analía Franchin estuvieron juntos durante cinco años, entre 2002 y 2007. El romance comenzó cuando ella era panelista de Intrusos. “Tengo que reconocer que fue una persona importantísima. Nuestra relación empezó después de mi separación de Diego y yo necesitaba apoyo de todo tipo y el de Analía fue en todo sentido. Para mí fue un momento muy difícil, casi comparable al que pasé en la cárcel”, contó Coppola.

La separación de la pareja fue escandalosa, a principios de 2007 y en medio de rumores de infidelidad. A Franchín se la vinculó con el empresario Jorge “Corcho” Rodríguez mientras que de Coppola se decía que tenía varias amantes.

Coppola también vivió romances internacionales y alguna vez habló sobre dos mujeres que lo deslumbraron: Sophia Loren y Catherine Deneuve. “Estuve a tiro, ahí, con Sophia Loren, llegué hasta el ascensor y yo creí que subíamos. Me dijo: ‘Sos un hombre fascinante, pero yo estoy enamorada de mi marido’. Y el marido era Carlo Ponti", reveló.

La hija que conoció a través de un examen de ADN

Coppola conoció a su hija Camila cuando la pequeña tenía casi dos años y la reconoció luego de un examen de ADN. “Me llamaron de una sociedad de madres de hijos no reconocidos. Fui y encontré a una señora con una bebita, que era la que estaba haciendo el reclamo. Cuando vi que la beba tenía en la pera el hoyito tipo Kirk Douglas ahí dije: ‘Sí, puede ser’. Y era”, confesó en una entrevista en La Once Diez.

“No reconocí a la madre. Había pasado mucho tiempo, casi dos años que no la veía. Entendí que por ahí podía haber encontrado otra forma, pero es al día de hoy que tenemos una relación excelente”.

Estos episodios y algunos otros de su intensa vida se pueden conocer en Coppola, el representante, en Star+.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad