Publicidad

Ximena Torres adelanta el próximo "Masterchef" y habla de lograr que los niños se acerquen a la cocina

La chef y jurado del reality de cocina de Canal 10 publicó "Emoción en la cocina", un libro de Aguaclara repleto, desde las fáciles a las complicadas; también habla de su organización familiar y la televisión.

Compartir esta noticia
Ximena Torres. Foto: Captura de Instagram.
Ximena Torres.
Foto: Captura Instagram

Hombrecitos de jengibre, comida china para niños, postres, recetas sin gluten, vegetarianas, las fáciles y las bien complicadas. Todo eso hay en Emoción en la cocina, el nuevo libro de Ximena Torres con la premiada editorial Aguaclara.

La chef uruguaya, galardonada en los Gourmand de 2021 al mejor libro de cocina de América Latina y mejor chef mujer por Casero es mejor, comenta que no se casa con ninguna filosofía, salvo que sea casero. Y, si se puede, que integre a los chicos de la casa a la cocina.

“Me gusta estar en casa, poner un vinilo y probar algo nuevo para cocinar con los chicos, porque hay entretenimiento en la cocina, hay emoción y sanación. Hay muchas charlas que se dan ahí que no se dan en otro ámbito, ya sea con tu pareja, con tu madre o un amigo”, comenta Torres.

Reinauguracion de Paseo Gourmet
Ximena Torres. Foto: Archivo.
Estefania Leal/Archivo El Pais

La chef y jurado de Masterchefcuenta que el origen de este libro, cuyo objetivo es que los padres vuelvan a la cocina y los niños entren, tiene que ver con su momento personal como madre de Juan Jacinto y María Guadalupe. “También con esa niña dentro mío que todavía se acuerda la primera vez que hizo un brownie o unas galletitas”, comenta. “Me acuerdo cuando dije en casa que quería ser cocinera. Esa niña siempre estuvo muy presente en mi carrera”.

Y esas preparaciones que hacía de chica y cuyas recetas todavía conserva en apuntes, así como las que ha descubierto (e inventado) siendo madre, se mezclan en Emoción en la cocina. “Es un libro que trasciende al Uruguay, lo pensamos universal, para todos”, comenta.

“Los niños quieren entrar a la cocina”, dice Torres. “Muchas veces son los papás los que no los dejan entrar porque dicen: ‘me vas a ensuciar todo’, o ‘vas a demorar más’, cuando para los adultos es el trámite de hacer la comida, y los chicos lo que quieren es divertirse. Siempre les digo lo mismo: ‘déjenlos entrar a la cocina. La cocina se limpia, el piso se barre, sin embargo la memoria que generaron no tiene comparación’,” comenta.

—Es un libro con recetas, pero las mismas están separadas en colores y emociones. ¿Cómo surge eso?
—Cuando empezamos a pensar, con el equipo de Aguaclara acerca de este libro, resolvimos que las fotos iban a ser Cande Velazco (la hija de Diego, fotógrafo del primer libro de Torres con la editorial, Casero es mejor) y ella, aparte de ser fotógrafa es psicopedagoga. En las charlas previas surgió la posibilidad de no hacer solo un libro de cocina, sino que tuviera algo más, que pudiéramos hacer ese aporte a las familias, acerca de cómo transitar las emociones. Cómo enseñar a los niños a reconocerlas y a expresarlas. También hay emojis que se usan mucho en las terapias para ver cómo te sentís cuando no podés expresarlo con palabras: miedoso, emocionado, triste, feliz. A su vez, cada emoción se asocia a un color que divide el libro en capítulos. Hubo mucho pienso, mucha creatividad y desafíos para superar.

—Hay colores que se asocian a emociones, pero no a la comida.
—Sí, como el azul. El desafío fue que el relato de ese capítulo tuviera el color azul. Por ejemplo unas galletitas en el fondo del mar. Mi desafío como food stylist fue hacer mundos interesantes para los chicos gracias a las fotografías, que los atraiga, que parezca tentador cocinar.

—¿Y el libro se hizo mientras criabas a tus hijos, dirigías tus locales, hacías Masterchef y tu esposo (Max Capote) las dos ediciones de La Voz?
—Y tuve dos mudanzas (se ríe), así que imaginate. Los últimos dos meses de mi vida no tuve cocina, porque estaba en obra. Este libro lo hicimos en la casa anterior y fue como el broche de oro, porque terminamos las fotos y tuve que poner toda la vajilla en cajas de cartón. Recién ahora las estoy desembalando. Así que fue un lindo cierre.

Master Chef Celebrity 2022
Jurados de "Masterchef". Foto: Archivo.
Juan Manuel Ramos

—¿Da el tiempo para todo?
—A veces no sé cómo hago con las horas, pero creo que cuantas más tareas me pongo, las realizo con tanta emoción que me pongo más ejecutiva. Desde que soy mamá me siento mucho más ejecutiva en mi trabajo. Será por eso de querer llegar a casa a verlos y querer realizar igual las tareas necesarias. Soy más eficiente, soy de planificar con agenda de papel. De noche me levanto para ver qué pasa mañana, porque no tengo idea lo que me espera, pero mientras tenga tiempo para ver la agenda, está todo bien.

—Cambiando de tema, el año próximo regresa Masterchef amateur, ¿cómo viene la nueva temporada?
—Arrancamos a grabar a comienzo del año, y hay mucha emoción en la gente por volver al amateur. Tengo la esperanza que podamos encontrar buenos cocineros, porque si hay algo positivo que dejo la pandemia es que la gente se puso a cocinar. Sueño con que alguien me diga que se especializó en el pan de masa madre, o haciendo cerveza artesanal, o algo dulce. Muchos volvimos a los libros de cocina durante la pandemia. Y esta, al ser la primera edición amateur postpandemia, creo que va a estar bueno.

A ustedes les va a permitir ser un poco más exigentes. En la “edición famosos” había cosas que se tomaban más leve.
—Seguramente se ponga un poco más técnico. Pero Masterchef es una escuela para quien se presente, y desde mi lugar como jurado tomo el rol de mentora. Es por mi naturaleza y porque yo me dedico a mentorear emprendedores en otras organizaciones.

—¿Cómo se balancea la organización familiar?
—Con muchas listas (se ríe), anoto todo en papel, y desde que soy mamá reconozco mucho más que antes lo que es el apoyo de una tribu que una hace. Puede estar formada por abuelos, amigas, mamás de la escuela, pero es importante. Mi naturaleza es así, formo tribu con las chicas de La dulcería y es importantísimo el valor de los vínculos y de la permanencia como el cuidado de los mismos. Mi filosofía de vida, que también se aplica a la cocina, tiene mucho que ver con eso, con reconocer a las personas con su propia identidad y tratar de conectar, generar ese vínculo.

—Decías que te habías mudado hace poco, ¿ya te adaptaste a la nueva cocina?
—Estoy en eso. Hasta el día de hoy uno de los lugares donde me siento más cómoda cocinando es en la casa de mis padres. Es mi casa de la infancia y tengo esos tocs de cierta espátula, cierta cuchara de madera que está gastada pero que me encanta. Ahora tengo cocina nueva y le estoy agarrando el yeito. Hay momentos donde me siento perdida, así que imaginate el que no es cocinero profesional cuando se enfrenta a las cocinas de Masterchef.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Ximena TorresMasterChef Uruguay

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad