Publicidad

Quién es Bautista Mascia, el uruguayo que hizo historia y se convirtió en el ganador de "Gran Hermano Argentina"

Jugó al rugby, brilló en la cumbia cheta, es cantante y este domingo se convirtió en el primer uruguayo en ganar "Gran Hermano Argentina". La historia de Bautista Mascia, el jugador que solo quería enorgullecer a su mamá.

Compartir esta noticia
Bautista.jpg
Bautista Mascia en su etapa como cantante solista.
Foto: Difusión

Esta nota fue originalmente publicada el lunes 1 de julio, y ahora actualizada.
Inventó una banda para divertirse con amigos y acabó codeándose con Carlos Vives o Ed Sheeran, fichado por un sello internacional. Practicó rugby y llegó a jugar un Mundial. Un día se anotó a un reality show, y siete meses después se convirtió en el campeón. Es como si en la vida de Bautista Mascia se repitiera una tendencia: la de probar para ver qué pasa, y terminar llegando lejos.

Este domingo, Mascia se convirtió en el primer uruguayo en ganar Gran Hermano Argentina. Con eso, certificó que un juego mesurado era posible, validó sus chances de campeonato y consiguió lo que nadie esperaba cuando, el 12 de diciembre de 2023, se presentó ante cámaras como "un Tincho evolucionado".

Bautista Mascia fue el último de los 22 participantes originales en ingresar a la casa de Gran Hermano. Veinte lo habían hecho el 11, y para la noche siguiente, la producción reservó dos cartas más: Sabrina Cortez, una contadora con cuenta en Only Fans, y Bautista, el uruguayo que ya había experimentado la fama, de la mano de la banda de cumbia TocoParaVos.

El 30 de junio, la decisión del público lo convirtió en el tercer finalista junto con Nicolás Grosman, su amigo y aliado en el juego —su "bro"—, y Emmanuel Vich. Darío Martínez Corti fue el último en despedirse, entre triste y enojado; se llevó el 77,3 % de los votos. Ahora, fue la audiencia la que determinó su gloria.

Y todo eso por un muchacho que lo único que quería era que su madre lo viera en televisión y dijera: "Estoy orgullosa de mi hijo".

Bautista Mascia.jpg
Bautista Mascia.
Foto: Difusión

La historia de Bauti Mascia: música, humor y honestidad

"Yo no me considero 'Tincho' para nada. Entiendo, sí, que tengo cositas de Tincho. Me considero un Tincho evolucionado. Soy una persona muy inquieta", decía Bautista en el video de presentación de Gran Hermano. Y también: "No soy problemático, tengo muchos amigos que me hice en el rugby que arranqué agarrándome a trompadas adentro de la cancha. Me sale muy mal falsear cosas".

Criado en Carrasco —madre uruguaya, padre argentino ya fallecido, tres hermanos (dos con pasado en Nacional)—, formado en el Colegio Stella Maris y moldeado en lo deportivo en el equipo de rugby Old Christians, Mascia integró la selección juvenil de ese deporte y, con ella, disputó la Copa del Mundo 2016 en Zimbabue. "Tincho" es el modismo por excelencia para etiquetar, de manera despectiva, a los jóvenes de ese tipo de cunas, un equivalente a las “milipili”.

En 2013, con amigos de idéntico contexto e incluso compañeros de rugby, Mascia fundó TocoParaVos. Reclutó a su prima, la ahora cantante radicada en México Meri Deal, para conformar juntos un dúo de voces mixtas con un sonido inspirado en Agapornis, la entonces muy viral banda argentina de covers. Hicieron canciones livianas, románticas, playeras. Solo querían divertirse, y encontraron, sin querer, la génesis de la cumbia cheta.

Luego vino el éxito —canciones como "Hasta la Luna" o "Solo necesito" escuchadas por millones, shows en Uruguay y Argentina y Chile, el fichaje de la disquera Warner—, y también la caída. TocoParaVos no logró la masividad que tuvieron Márama o Rombai, pero nunca dejó de persistir. "Nuestro objetivo honestamente no es facturar. Me da hasta vergüenza decirlo", declaraba en 2016 Meri Deal a El País. La meta, repetían todos los integrantes, era pasarla bien.

En TocoParaVos, Mascia fue el motor. Cantante, guitarrista y sobre todo compositor de las canciones, abrió un mundo que luego expandiría como solista. "Escribir es una necesidad, un desahogo”, le dijo en 2021 a El País, cuando acababa de emprender un nuevo camino.

La exposición en Gran Hermano también repercutió en sus canciones. Dos días después de entrar al reality —y tal como él había organizado antes de recluirse— se lanzó "Ya no me duele", una colaboración con DJ Cele Arrabal, que tiene más de 12 millones de reproducciones solo en Spotify (Mascia trabaja con el sello Warner). Y en mayo, con él confinado y sin tener conocimiento del impacto de su nueva música, se lanzó el EP Los mejores días, cuatro canciones pop de amor y desamor, de un sonido despojado, que lo pasean brevemente por la balada, lo urbano y, claro, la cumbia, porque hay cosas que no se olvidan.

Mascia también es emprendedor —tiene una boutique de carne en Pocitos, Finca— y, hasta antes de ingresar a GH, era viral en TikTok por un ingenioso formato basado en la teoría de los seis grados de separación en el que, a través de una sucesión de fotos, aseguraba poder conectarse con cualquier persona del mundo.

En ese contenido, en sus canciones e incluso en Gran Hermano, donde protagoniza una historia de amor blanca y dulce con Denisse, hay algo transversal que parece hablar de Bautista: un personaje apto para todo público, el hacedor de un entretenimiento para toda la familia.

@bauti_mascia Respuesta a @carolaramos8 impossible is nothing dijo Alí. Llego a cualquiera, beso ❤️ #fyp #parati #7grados ♬ sonido original - Bauti Mascia

El de un juego más bien limpio, sin grandes confrontaciones, que fue leal a sus amigos y un día, cuando tuvo la posibilidad de sortear la última placa de la temporada y condenar a alguno de sus compañeros, decidió inmolarse. La antítesis de la estrategia feroz que representó la gran protagonista del ciclo, Furia Scaglione. Un buen muchacho, lo que el público (casi) siempre quiere.

El que todo parece hacerlo por aquello que dijo en su video de presentación: "Yo quiero que mi vieja vea el programa y diga: 'estoy orgullosa de mi hijo'".

El objetivo primario ya lo cumplió. "Que mi hijo sea apoyado por toda la gente es divino. Estamos muy felices con todo lo que está logrando Bauti", dijo su madre, María Paysée, a El País. Su hermano Franco Mascia, que pasó dos semanas en la casa acompañando de cerca al artista, opinó lo mismo y valoró la transparencia: “La gente lo quiere, tiene un papel muy importante, y lo mejor de todo es que está siendo él mismo”.

Ahora consiguió otras cosas: un premio material, comprobar que la honestidad alcanza, demostrar, como hizo Braulio Assanelli en aquella edición de La Voz de 2018, un uruguayo puede ganar un reality argentino por voto popular. Y después salir de vuelta al mundo, reencontrarse con la música, ver qué tiene preparado el futuro.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad