ENTREVISTA

Rolo Sartorio, de La Beriso, a El País: "Es impresionante lo que nos pasa con Uruguay"

En una semana, el grupo argentino agotó tres funciones en el Auditorio Nacional del Sodre y están por llenar una cuarta. Sobre su relación con Uruguay, Sartorio habló con El País.

La Beriso. Foto: Difusión.
La Beriso. Foto: Difusión.

"Todos nosotros, pero particularmente Rolo, tenemos algo muy especial con Uruguay”, asegura Jorge Gavilán, mánager de La Beriso, al comienzo de la videollamada por Zoom con El País. Mientras el cantante Rolo Sartorio no se conecta a la entrevista, Gavilán se ríe mientras recuerda la primera visita del grupo a Montevideo. Era abril de 2014 y se estaban preparando para un show en BJ Sala. “Nos quedamos en un hostel, que era increíble: cuando salíamos a la prueba de sonido, el dueño nos dijo que cerráramos todo porque se metían a robar por las ventanas”, relata con una carcajada. “Me tuve que quedar cuidando las cosas”.

Esa anécdota refleja muy bien todo lo que sucedió en estos siete años. Desde aquel primer show en BJ para unos pocos argentinos que se animaron a cruzar el Río de la Plata, las cosas cambiaron. Y mucho. Cada una de sus visitas a Montevideo generó más convocatoria: pasaron por La Trastienda, la Sala del Museo, Landia, el Teatro de Verano y el Velódromo Municipal. En 2019 llegó su máxima apuesta en tierras locales: llenar el Antel Arena para celebrar sus 20 años. Y agotaron las 10 mil localidades varias semanas antes del show.

“Perdoná, me olvidé del Zoom. Soy así”, comenta Rolo cuando se conecta a la videollamada con su mánager y El País. “Ayer compré dos veces cigarrillos en 20 minutos. Me olvido de las cosas”, se excusa, a las risas. De inmediato, se suma a la conversación sobre su relación con el público local y lanza una carcajada mientras su mánager le recuerda aquella noche de 2014 en el hostel de mala muerte. “Eso fue increíble, boludo”, dice, y enseguida agrega: “Con Uruguay tengo un cariño muy especial. Es algo mutuo”.

Y el cantante de “Cómo olvidarme”, “Madrugada” y “Hastío” no exagera. En menos de una semana agotaron sus shows del 31 de agosto, 1° y 2 de setiembre en el Auditorio Nacional del Sodre. Ayer anunciaron una cuarta fecha para el 30 de agosto, y en cuestión de horas ya habían vendido la mitad de la sala. Las entradas que quedan se consiguen en Tickantel y los precios van de 1400 a 3200 pesos.

“Es impresionante lo que nos pasa con Uruguay; siempre me sorprende”, asegura el líder del grupo. “Antes de la pandemia teníamos ganas de hacer un formato acústico y nos comentaron que el Sodre era el teatro más lindo de allá. Pero después se paró todo y quedó en pausa. Ahora que se empezaron a abrir los lugares, decidimos hacerlo”.

A diferencia de aquella noche de agosto 2019 en el Antel Arena, el grupo presentará un repertorio ideado para un teatro. Siguiendo los protocolos sanitarios, será un show para corear desde el asiento. El pogo de su última visita —que incluyó a Sartorio cantando desde una de las gradas del recinto— quedará para otra ocasión. “No se puede saltar y hay que estar con el tapabocas, pero está bueno disfrutar un show sentado”, dice.

Aunque haya que prescindir del baile y de la energía electrizante que define cada show de los argentinos, lo que no va a faltar son los éxitos que vienen acumulando desde Historias, el disco de 2014, que los catapultó a la fama. Eso sí, Sartorio aclara que este formato les permitirá reinventar algunos de sus clásicos. “El 70% va a ser rock y el otro 30% va a ser un acercamiento acústico con versiones de nuestras canciones más cercanas al country”, asegura.

Es un camino que vienen construyendo desde Giras y Madrugadas, su disco de 2019, cuyas canciones como “Hastío”, “Revolución” y “Vulnerable” le aportaron nuevos matices al grupo que se ganó un espacio en la escena rockera a base de riffs eufóricos y de un repertorio inspirado en la historia familiar de Sartorio —sus hermanas Mariana y Marcela fallecieron de cáncer— y en la celebración de la vida en la ruta.

En su nueva visita a Montevideo, también presentarán canciones del disco de versiones que planean editar a finales de setiembre y del que ya se publicaron los adelantos “Todo cambia”, “El necio” y “Amor de la Salada” (grabado junto a Rocío Quiroz).

“El álbum surge del aburrimiento de la pandemia”, define. “Queríamos hacer algo nuevo, pero no grabar nuestras letras, así que elegimos las canciones que más nos gustaban y les encontramos el estilo”. En diálogo con El País, adelanta parte del repertorio: “A mi manera”, “Contigo”, “Corazón de neón” y “Échame a mí la culpa”.

Además de su proyecto de versiones, Sartorio revela que ya compuso el próximo disco de La Beriso. “Ya lo grabé en mi casa y tiene mucho rock y algunas baladas. Hay de todo. Pero entre que sale el proyecto de los covers, seguro voy a componer más canciones y ahí tendré para elegir”. Si bien no profundizó en el abordaje de las letras, sí dejó en claro que el dolor por la muerte de sus hermanas —que inspiraron a “Cómo olvidarme”, que tiene 280 millones de reproducciones en YouTube, “Encarcelado” y “Otra noche más”— no forman parte de este repertorio. Hace tiempo que se animó a sumergirse en otras temáticas.

“Uno quiere buscar otras cosas y no hablar de lo mismo. Ya en Pecado Capital y en Giras y Madrugadas no se hablaba del tema y me parece interesante, pero cuando se me ocurra volver al tema, lo haré”, aclara. “Cuando uno se quiere correr de ese estilo, se tiene que tomar la libertad de hacerlo y no pensar en los mínimos que se creen mayoría y que te critica”, dice sobre los que le piden que siga escribiendo sobre su dolor.

Aquel abordaje tan personal también les generó un grupo de detractores. Y a eso le cantaron en “Banda de moda”, de 2016. “Son canciones de amor y bajón, se parecen a Arjona, Son un sólo disco, el resto nadie le da bola, / Hoy llenan estadios cantando sólo su historia”, parodia Sartorio.

“Al principio nos enojamos con las críticas y los queríamos ir a buscar a todos”, admite. “Pero lo mejor fue tomárnoslo en joda y hacer una canción con eso. Ahí frenamos todo. Lo que hago con mis canciones es para darme un gusto y siempre lo hago con orgullo”, concluye.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados