Publicidad

ESTRENO

Francella, el más alabado de los comediantes argentinos, se pasa al thriller con "La extorsión"

Se estrena en Uruguay la nueva película de Guillermo Francella, un thriller que lo muestra como un piloto con urgencias. El actor dice qué significa este proyecto.

Compartir esta noticia
la extorsion.jpg
"La extorsión", con Guillermo Francella.
Foto: Difusión.

Francella, siempre Francella. Esta vez, el intérprete de éxitos históricos, que viene asumiendo desafíos diversos por fuera de la zona de confort, da otro salto hacia una compleja trama cargada de suspenso, de sucesos inesperados. Como él mismo reconoce, no se formó como actor de comedia, sino como actor a secas. Como parte de esa búsqueda protagoniza La extorsión, la película de Martino Zaidelis (el de Re loca, con Natalia Oreiro), que estrena hoy en cines locales.

El origen estuvo antes de la pandemia. “Yo tengo un vínculo personal y afectivo con Martino que nació en 2010, cuando hicimos El hombre de tu vida, la serie de Juan José Campanella, socio de Zaidelis en su productora”, cuenta Francella a La Nación. “Aquella vez dirigió un par de capítulos. Era un mocoso con mucha pasión por lo que hacía, un tipo muy observador, muy metido en los detalles”, reconoce el que, aquella vez, le prometió que cuando hiciera un largometraje lo iba a acompañar. Tiene palabra.

“Al tiempo me mandó el guion de Emanuel Diez que me impactó mucho. Primero, porque el thriller es un género que amo como espectador, por esas cosas en las que algo fortuito te puede cambiar la vida para siempre. Transitar eso como actor era algo que me encantaba. Y cuando leí aquel texto me topé con una trama muy sólida, que tiene una adrenalina que no te suelta. Así fue como empezó el viaje. A ese guion, junto al director y al guionista, lo cascoteamos mucho buscando posibles defectos. Eso implicó meternos en el universo de la policía aeroportuaria, de los fiscales, del mundo de los pilotos, de los servicios secretos y de una ruptura amorosa. Dejamos al guion en punto caramelo para evitar que el espectador se pierda ante una situación inesperada”.

En esta nueva ficción hace de Alejandro, un piloto internacional de aspecto siempre impecable que, claro, tiene sus cosas. “Oculta algo por egoísmo que la gente de los servicios aprovecha para presionarlo”, señala el actor.

Antes de que un avión se aleje de la pista se escucha decir al comandante: “Tripulación, preparados para el despegue”. Tras cartón, viene el sonido más fuerte de los motores hasta que el aparato deja de circular por la pista y toma vuelo. El mismo rito cumple ese tal Alejandro, muchas veces a sabiendas de que las tensiones son otras. Que no está en juego la vida de los pasajeros sino la suya.

En perspectiva, la carrera de Guillermo Francella parece estar en constante despegue, sobre una hoja de ruta que le permite aterrizar en territorios por fuera de la marca que dejaron programas como La familia Benvenuto, Casados con hijos o Poné a Francella, en los que impuso un tipo de comicidad de enorme popularidad. Con el paso del tiempo, demostró que puede ser el impresentable Pepe Argento con todas sus mañas, y también el siniestro Arquímedes Puccio de El clan, en cuya caracterización era complejo reconocerlo.

En este nuevo desafío, Francella está acompañado por actores y actrices con los que ya había compartido otros vuelos.

“Con Pablo Rago habíamos hecho El robo del siglo; con Andrea Frigerio, Poné a Francella y Mi obra maestra; con Carlos Portaluppi, Los que aman, odian y yo lo dirigí en la obra de teatro Perfectos desconocidos. Con Mónica Villa habíamos hecho hace muuuucho tiempo, en 1984, la telenovela Historia de un trepador. Como contrapartida, con Alberto Ajaka y Guillermo Arengo nunca había trabajado”.

La película está dedicada a la memoria de la actriz Julieta Vallina, fallecida en junio de 2022, que completa el elenco de la trama cargada de tensión.

Esta vez, su plan de vuelo, como respondiendo a una estrategia calculada, le implicó meterse en los turbulentos vientos de un vibrante thriller que se complejiza a medida que avanza la acción. En el film, Alejandro está en pareja con una auxiliar de vuelo (Frigerio, otra persona que ha sabido dar varios volantazos). El precio por ocultar un problema físico que implicaría dejar de volar termina siendo muy caro: en medio de un fuego cruzado entre la policía aeronáutica y los servicios de inteligencia transporta, desde Ezeiza, unas valijas que debe dejar en Barajas, el aeropuerto madrileño. En esa ruta en constante mutación escrita por Emanuel Diez no hay solo tormentas: hay fondos reservados oscuros, una fiscal que intenta desarmar a esa mafia, presiones, un amigo fiel que deja de serlo por necesidades y urgencias, amenazas, rupturas afectivas, violencia, muertes.

Imagen de la película "La extorsión" con Guillermo Francella.
Imagen de la película "La extorsión" con Guillermo Francella.
Foto: Difusión

Casi en paralelo a la rutina de ese comandante de vuelo orgulloso de su trabajo, a pocos días del estreno de hoy de La extorsión, Guillermo Francella se tomará un avión a Madrid, ternado a los premios Platino como mejor actor por la serie El encargado, creación de Mariano Cohn y Gastón Duprat que despertó algunos planteos muy por fuera del mapa de la historia ficcional. Está en Star+ y tendrá dos temporadas más.

“Y aunque El clan o El secreto de tus ojos puedan tener cierta similitud con La extorsión, esta película es decididamente un thriller”, dice Francella. “Desde hace tiempo quise tocar otros contenidos lo más heterogéneos posibles, siempre había soñado eso. (...) La comedia fue una anécdota; yo tenía ganas de que me pasara esto y empezó a suceder que los directores confiaran en mí, que me convocaran. Cuando los hermanos Cuarón me llamaron para Rudo y cursi hablaron tan bien de mi trabajo que generó algo lindo entre los directores locales. Ahí vino Campanella y después todo el resto. Es un viaje que sigue siendo de ida porque siempre aparecen contenidos nuevos”.

Después dice que se siente “pleno”, que quiere descansar, que le da “fiaca” salir a la calle y que a esta altura, no tiene pendientes como actor. “Sí quiero seguir metido en historias que me atrapen, que me movilicen”. Esta es una.

Por Alejandro Cruz, La Nación / GDA
(Esta es una versión reducida y editada de la nota original)

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Guillermo FrancellaGDA

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad