ADIÓS

Falleció Jean-Louis Trintignant, protagonista de "Un hombre y una mujer", a los 91 años

El actor falleció "de forma tranquila, a consecuencia de la vejez, rodeado de sus seres queridos", dijo su esposa, Mariane Hoepfner Trintignant.

Jean-Louis Trintignant. Foto: AFP
Jean-Louis Trintignant. Foto: AFP

Jean Louis Trintignant fue un galán a pesar suyo. Sus personajes algo frágiles, a veces tirando a pusilánimes, cuando no dañinos, le aportaron un rostro lindo pero tristón a la edad de oro del cine europeo. Ayer falleció a los 91 años.

Para algunas generaciones -las que hoy pasan los 65 años- Trintignant estará siempre asociado con la mitad masculina de Un hombre y una mujer, el clásico que Claude Lelouch estrenó en 1966. Allí interpretaba a Jean Louis Duroc, un piloto de coches de carrera que vivía una historia de amor con Anne (Anouk Aimee); eran dos viudos y el flechazo acompañado por la música de Michel Legrand cautivó a los espectadores de su tiempo.

Esa combinación de burgués algo melancólico y callado y galán moderno sería su marca de fábrica a la que más o menos presentó en más de 140 títulos. Representaba a un tipo de hombre nuevo, cercano a la sensibilidad de la nouvelle vague de la que, justamente, Un hombre y una mujer puede ser vista, hoy, como un ejemplo pasteurizado.

Volvería a ese papel en Un hombre y una mujer 20 años más tarde en 1986 y Los años más bellos de una vida en 2017, las dos con Aimee y dirigidas por Lelouch.

Fue además el reprimido católico en Mi noche con Maud de Eric Rohmer, el advenedizo fascista de El conformista de Bertolucci y el tímido estudiante arrastrado por Vittorio Gasmman en Il Sorpasso de Dino Risi. Su aspecto algo burocrático le permitió convencer como un juez en Rojo de Kristof Kieslowski, y Z de Costa Gavras, la película por la que recibió un premio en el festival de Cannes de 1969.

Sus dos últimos papeles destacados fueron al servicio del austríaco Michael Haneke: estuvo en Amour y su secuela extraoficial, Final feliz. Trabajó, en más de 60 años de carrera, con otros de los más importantes directores europeos: entre ellos Claude Chabrol, Abel Gance, Ettore Scola y Francois Truffaut.

Construyó así una carrera variada con películas románticas, comedias y dramas en los que, en general, componía papeles conflictuados.

Trintignant nació en Port-St. Esprit, en la región sur de Provenza-Alpes-Costa Azul, el 11 de diciembre de 1930. Después de estudiar con Charles Dullin, hizo teatro de repertorio antes de debutar en cine en 1956 con Si todos los hombres del mundo de Christian Jacque. Su primer papel destacado fue ese mismo año con Y Dios creó a la mujer, una película de Roger Vadim en la que compartía elenco con Brigitte Bardot, con quien vivió un romance que terminó con su matrimonio con la actriz Stephane Audran.

De sus segundas nupcias -con la actriz, directora y productora Nadine Trintignant. quien lo dirigió en Mon amour, mon amour- nació su única hija, Marie Trintignant, quien fue asesinada en 2003 por su novio, en una noticia que conmovió y sacudió el morbo de la prensa amarilla. El actor era parco y prefería estar lejos de las luminarias propias de su estatus de estrella.

Trintignant murió “de forma tranquila, a consecuencia de la vejez (...) en su casa del departamento de Gard, rodeado de sus seres queridos”, dijo su esposa, Mariane Hoepfner Trintignant.

El presidente francés Emmanuel Macron se refirió a su muerte diciendo que Trintignant “ha acompañado un poco nuestras vidas a través del cine francés. Se cierra la página de un formidable talento artístico, también de una voz”.

Eso es verdad. Trintignant representó una manera de entender el cine y la actuación, de esas que ya no se dan más. Y consiguió lo que solo se reserva para algunos: acompañar el esplendor de un arte al que aportó una manera de actuar, una manera de verse, una forma de ser.

El interprete falleció "de forma tranquila, a consecuencia de la vejez, esta mañana en su casa del departamento de Gard, rodeado de sus seres queridos", indicó su esposa, Mariane Hoepfner Trintignant.

Con más 120 películas a sus espaldas, Trintignant fue durante décadas uno de los imprescindibles del cine francés, desde sus inicios en 1956. Trabajó bajo las órdenes de Roger Vadim, Claude Lelouch, François Truffaut, Costa-Gavras o Michael Haneke, creador de uno de sus últimos papeles memorables Amour. (2012).

El actor más tímido del cine y el teatro francés,acabó convertido en un icono por su encanto discreto y su perfil de hombre "normal", que puso en evidencia en películas como Y Dios creó a la mujer, con Brigitte Bardotte, que le dio una fama internacional.

Nació el 11 de diciembre de 1930 en Piolenc, en la región sur de Provenza-Alpes-Costa Azul, en la que volvió a instalarse para vivir los últimos años de su vida rodeado de los olivos y las vides de las que le gustaba ocuparse.

Tras comenzar a estudiar Derecho se trasladó a París con 20 años para hacer estudios cinematográficos y clases de arte dramático, que le ayudaban a hacer frente a su timidez, lo que le llevó a decir que "durante años" fue un actor que daba "un poco de vergüenza".

En la década de 1970 probó suerte como director de cine con dos películas de humor negro que no tuvieron mayor recorrido, y fue en realidad después de cumplir los 40 cuando adquirió mayor peso en la industria, con esa imagen misteriosa, irónica y casi débil.

Anouk Aimée y Jean-Louis Trintignant en Cannes durante la presentación de "Un hombre y una mujer". Foto: AFP
Anouk Aimée y Trintignant en Cannes, en la presentación de "Un hombre y una mujer". Foto: AFP

Su vida personal quedó especialmente marcada hace 20 años por el asesinato de su hija Marie Trintignant, matada a golpes por quien fuera su pareja, un suceso del que nunca logró recuperarse, como él mismo reconoció recientemente.

En 2019 volvió a subir las escaleras del Festival de Cannes junto a Anouk Aimée y Claude Lelouch para el estreno de Los mejores años de una vida, en la que la pareja de Un hombre y una mujer se reencontraba tras 50 años.

"Fue un actor inmenso. Estuvo trabajando toda su vida, hizo grandes películas", resumió su exesposa Nadine Trintignant en unas breves declaraciones telefónicas al canal informativo francés BFMTV.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados