ENTREVISTA

Luciana Salazar charló con Sábado Show: "mi vida privada la tengo totalmente encarcelada"

En esta entrevista, la modelo, actriz, cantante y panelista de "Polémica en el bar" habla de su carrera, su nueva etapa como analista, los haters y el amor

Luciana Salazar
Luciana Salazar. Foto: Archivo

Modelo, cantante, conductora, madre y también analista de diversos temas. En las últimas semanas, Luciana Salazar ha mostrado en Polémica en el bar (Canal América de lunes a viernes a las 20.15), un costado que muchos desconocían: es apasionada por la política y la economía. En esta entrevista exclusiva con Sábado Show Salazar habla sobre la cuarentena, esta nueva etapa como panelista, también recuerda su presentación en los MTV Video Music Awards Latinoamérica que la catapultó a la fama, y su relación con el físico.

—¿Cómo te llevan estos meses de cuarentena?

—Como a todos, un poco cansada pero entendemos que la situación está en su pico máximo, así que hay que ser cautelosos y responsables.

—Este tiempo te permite estar con tu hija Matilda.

—Sí, si bien estoy trabajando y tengo que viajar de Capital a Provincia constantemente, la verdad que la veo de día, de noche ya no tanto. Pero están mis padres haciendo la cuarentena conmigo, así que mi hija está en buenas manos. Por suerte cuento con la bendición de tener a mis padres vivos para poder cuidarla.

Luciana Salazar
Luciana Salazar junto a su hija Matilda. Foto: Instagram

—Hace poco tiempo llegaste a Polémica en el bar, ¿cómo te has sentido?

—Me siento súper bien. Nunca había trabajado directamente en un programa con Mariano Iúdica, pero cuando trabajaba en Showmatch haciendo notas nos divertíamos mucho. Aparte conozco mucho a su mujer con quien he trabajado en teatro porque era la coreógrafa nuestra, a Romina la conozco y a Mariano por ella, siempre tuvimos una buena relación. Mariano es una persona muy generosa, te deja que resaltes, te da lugar y la verdad que me siento bien en esa mesa de hombres donde de poco se van sumando mujeres, lo que me parece perfecto. Me siento súper cómoda en el programa porque todos mis compañeros me hacen sentir bien. No me inhibo por ser la única mujer en el programa. No todos los días soy la única mujer, la mayoría sí, y me siento súper bien.

—Te iba a decir, “no me inhibo” ha de ser tu frase de cabecera, porque has hecho de todo.

—En ese sentido soy una persona con bastante personalidad, me banco y me adapto a las situaciones. No tengo problemas.

Luciana Salazar, su hija Matilda y Tinelli. Foto: Laflia
Luciana Salazar, su hija Matilda y Tinelli en el "Bailando por un sueño". Foto: Laflia

—Me estaba acordando la vez que explotaste en el mundo. Antes de las redes sociales, vos hiciste explotar Internet en aquella presentación en los MTV Video Music Awards Latinoamérica, en 2003, cuando dejaste boquiabierto a Diego Luna al bajarte el escote.

—Ya era conocida en Argentina porque había aparecido en Poné a Francella, pero era el primer año que me hacía conocida. Pero pensá que en ese momento tenía 22 años, era una nena que se llevaba puesto todo y cuando uno es joven hace lo que siente, tal vez no lo pensás tanto como hacés hoy en día. Pero nunca me imaginé el impacto que iba a tener. Lo hice porque me pareció chistoso, gracioso y dije vamos a hacerlo porque MTV da para hacer estas cosas. Además veníamos de un año donde Madonna se había besado con Britney Spears y Christina Aguilera, entonces dije: MTV es esto, es así, es rebeldía, no lo pensé tanto aunque nunca me imaginé que tuviera tantas repercusiones.

—En este último tiempo has mostrado una faceta de analista política y de economía que has dejado a más de uno sin palabras.

—El que me conoce en mi entorno de mi vida privada sabe que soy muy afín a estos temas, me encantan. Como vengo de familia de políticos y siempre se habló mucho de política en casa, me encanta. Me gusta debatir y si la gente se siente identificada con mis pensamientos bien, y sino también. He tenido muchos detractores, muchos Trolls de internet como le decimos acá, que son afines a un gobierno que me pegan mucho y todavía lo sigo padeciendo. Todo sin que yo tenga un espacio político en el que me sienta identificada ni nada, todo por no estar a gusto con un gobierno que me siento que hizo todo mal. Pero la realidad es que no pertenezco a ningún partido. Yo hoy elijo personas individuales que me gusten sus ideas o del partido al que pertenezcan, esa es la realidad.

Luciana Salazar
Luciana Salazar (Foto: archivo)

—También es una revancha para vos mostrar que sos más que una cara bonita.

—Sí. Creo que la gente que te conoce y te quiere, lo sabe. Después hay gente que por más que le muestres que podés hablar, tenés una opinión propia, no te quieren ver en ese lugar, no te la van a ver. Es así desgraciadamente, igual no me hago mala sangre con esa gente.

—Siendo una persona tan pública y conocida, ¿cómo se maneja el tema de los haters?

—La verdad es que no me hago mucho problema, no les doy importancia. Yo soy muy segura de quién soy porque creo que si no tuviera la seguridad o la personalidad para sobrellevar eso, no sé si pudiera haber estado tanto tiempo en este medio. Porque me han tirado fuerte, me han dicho cosas tremendas, así que si no tengo esta personalidad, no estaría donde estoy. Eso, se puede decir, ha sido el resultado de no haberme dejado amedrentar por esas situaciones, ni por hacerles caso. Porque no te podés tomás en serio los comentarios, ni lo bueno ni lo malo.

Luciana Salazar
Luciana Salazar

—¿A quién sí escuchás?

—Solo tomo en serio lo que me dice la gente que me conoce de verdad, lo demás lo tomo entre pinzas.

—¿Qué planes tenías para este año?

—Tenía planeado empezar en abril con Polémica que por la pandemia pero terminó siendo a mediados de junio. Tenía planeado tener un programa propio en un canal de noticias que con todo el tema de la pandemia se hace difícil hacer programas nuevos e invertir cuando está difícil el tema económico. Más que nada eso, pero por suerte empecé en Polémica.

Luciana Salazar
Luciana Salazar. Foto: Archivo

—¿Y hacer temporada en el verano?

—Ya pasé por esa etapa, ya no. Aparte cuando hice temporada fueron comedias, revistas hice solo una. Pero la comedia te lleva mucho desgaste y tenés que ser esclavo del teatro porque tenés que ir todos los días, prepararse, acostarse muy tarde, y con una nena muy chiquita se me hace imposible. Y quiero dedicarle el tiempo suficiente como para que esté bien. Una cosa es soltera y otra siendo madre. Entonces no, hacer temporada no. Para mí es una etapa cumplida y por un tiempo no creo hacer.

—Desde hace dos décadas sos uno de los sex symbol de Argentina. ¿Eso genera presión o te importa poco?

—Siempre fui así, no es que le haya dado mucha importancia al físico para estar en el medio, no. Siempre fui así, desde chiquita. Siempre fui coqueta, me gusta estar bien en todo aspecto, no solo el físico. Entonces no me parece que lo haya tenido que hacer para estar en los medio, así como soy voy a seguir. Ojalá hasta el día que me muera quiera seguir sintiéndome coqueta. Además no sé si la gente me sigue viendo así, porque no trabajo para ser una sex symbol.

Luciana Salazar y Matilda
Luciana Salazar y Matilda

—La gente te puso en ese lugar.

—Sí, y yo lo hice de una manera muy espontánea, porque así soy yo. No tuve que crear un personaje, ni nada.

—Ese ser fiel a vos misma es tu diferencial.

—Exactamente y de hecho he dejado de hacer muchas cosas, porque me llegan muchas propuestas y son más las que rechazo que las que acepto. Entonces ese es el secreto para permanecer, haber elegido bien las cosas que tenía que hacer. Eso es fundamental en esta carrera y en este mundo del espectáculo.

—¿Cómo conseguís los chismes de economía y política?

—Tengo buenas fuentes. Tengo buena data y mi criterio propio de opinión que a algunos les podrá interesar y a otros no tanto, pero al menos me escuchan.

Luciana Salazar
Luciana Salazar

—En las últimas semanas fuiste muy crítica con algunos comunicadores. Sin nombrarla criticaste a Viviana Canosa por haber tomado dióxido de cloro en su programa.

—Con todos los comunicadores. Tenemos una responsabilidad muy grande por estar frente a una cámara y con tanta gente que nos ve y nos observa, y muchos que también nos toman como ejemplo. Por eso hay que tener mucho cuidado con el mensaje que mandamos. Porque algunos nos pueden copiar y nosotros no estamos dando un buen mensaje, ni que hablar cuando se atenta contra la salud de la gente. En lo privado podés hacer cualquier cosa, pero cuando estás frente a una cámara, tenés una responsabilidad con la ética y la moral de cada uno. Qué está bien, qué está mal y cuáles son las consecuencias de lo que hacemos.

—En el tema del corazón, ¿cómo estás?

—Mi vida privada la tengo totalmente encarcelada. La realidad es que por ahora me va mejor así, esa es la verdad. Siempre fui muy cautelosa, salvo cuando estuve con una persona pública, sino siempre fui muy cauta con mi vida privada. Hay veces que uno quiere compartir su vida privada y otros momentos en los que no.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados