Publicidad

El proyecto millonario en Colonia que apoya Milei: así será la ciudad inteligente que empiezan a construir

El argentino Carlos Bastitta compró hace 30 años unas 500 hectáreas en el departamento y ahora su hijo Eduardo está a cargo de +Colonia

Compartir esta noticia
Eduardo Bastitta, impulsor de +Colonia.
Eduardo Bastitta, impulsor de +Colonia.
FERNANDO,PONZETTO-MIH

Cuando uno ingresa en la página web de +Colonia lo primero que aparece es un cartel que dice: “Comprá tu unidad en la ciudad del futuro”. Ese es el botón que ya apretaron unas 400 personas que tienen asegurado un lugar en el proyecto inmobiliario que proyecta una ciudad inteligente al este de Colonia del Sacramento e involucra una inversión millonaria.

En las 520 hectáreas que tiene +Colonia hay siete kilómetros de costa y, en total, allí se proyecta construir viviendas para unas 30.000 personas. Apartamentos, casas, bancos, empresas de tecnología, supermercados, peluquerías, farmacias y gimnasios se anuncian para el lugar. En total son 180 entidades las que participarán de la ciudad inteligente, que es el proyecto más ambicioso que se planteó para el departamento durante el último tiempo.

El turismo, además del agro, siempre ha sido un gran impulso para la economía de Colonia. Y este proyecto busca ser una “ciudad de dos orillas” entre Montevideo y Buenos Aires.

Un martes de noviembre se escuchan charlas en alemán, francés e inglés en las calles de Colonia del Sacramento. Esta ciudad se ganó hace mucho tiempo su lugar como uno de los puntos más atractivos del país. Los vecinos y comerciantes aseguran que el intendente Carlos Moreira -que va por su cuarto mandato y volvió a ganar las elecciones departamentales en 2020, a pesar del escándalo de las pasantías en el que estuvo involucrado- y su apoyo al sector turístico tiene que ver con el éxito de los últimos años. A Moreira le queda un año y medio de gobierno y desde un primer momento apoyó la idea de +Colonia, que seguramente reciba a los primeros habitantes durante sus últimos días como intendente. Si todo sale tal cual ha sido previsto, claro.

Eduardo Bastitta en el predio de +Colonia.
Eduardo Bastitta en el predio de +Colonia.
FERNANDO,PONZETTO-MIH

Del proyecto participa el estudio de arquitectos Gómez Platero, las empresas de construcción Berkes y Criba, además de las desarrolladoras Zonamérica, Argencons y Eidico.

Más allá de las proyecciones en donde se ven edificios modernos, calles peatonales y parques con oficinas al mejor estilo de Silicon Valley, lo cierto es que hoy las 520 hectáreas en donde habrá una ciudad inteligente no son más que arena y bosque.

De una camioneta 4x4 blanca que tiene el logo de +Colonia baja Eduardo Bastitta. Championes, pantalón vaquero, camisa blanca y lentes de sol. Cumple con el estereotipo de empresario argentino joven. Pide perdón por la demora y lo primero que dice es: “¿Vieron qué alucinante es esto?”. En agosto, menos de una semana después de las elecciones PASO en Argentina, Bastitta recibió en este predio al actual presidente electo del vecino país, Javier Milei, con quien tiene “buena onda” y “una amistad hace tiempo”.

El empresario de 42 años fundó en Buenos Aires la empresa Plaza Logística, que tiene seis parques y 400.000 metros cuadrados para movilizar mercadería. La facturación de Plaza Logística supera los 40 millones de dólares anuales. La apuesta que hace Bastitta para +Colonia es todavía mayor.

Sube a un muelle ubicado en la costa del predio con los planos en la mano y su celular en la otra. Ahí arriba Bastitta cuenta cómo su padre compró estas tierras: “Él había vendido un campo que heredó de la familia en Misiones y tenía dinero como para invertir. Se vino a Uruguay y visitó un par de casonas viejas en el barrio histórico y pensó en comprar, pero no le convencían. Después lo trajeron a este predio y se enamoró. Sobre todo se enamoró de lo cerca que está esto de Buenos Aires”. Carlos Bastitta, su padre, hoy tiene 92 años y es una suerte de mentor del proyecto. Para el equipo de marketing detrás de +Colonia su vínculo es perfecto, porque son un padre y un hijo unidos por una idea. El padre es el visionario al comprar las tierras y el hijo quien lo lleva adelante.

Eduardo y Carlos Bastitta.
Eduardo y Carlos Bastitta.
Foto: Cortesía +Colonia.

Más allá de lo que se vende, que para Bastitta hoy es lo más importante, lo cierto es que los Bastitta ya participaron de otros proyectos en ese predio y todos fracasaron. A diferencia del resto en donde estuvieron involucrados por ser propietarios de la tierra, +Colonia es la primera vez que ellos mismos son los promotores de la idea.

-¿Por qué este proyecto no terminará fracasando, como sucedió aquí con los anteriores?

-Los otros proyectos tuvieron mucha prensa, pero no se llegaron a realizar. El nuestro sí. Ya estamos haciendo las obras de vialidad y tenemos vendido casi el 100% de las primeras unidades de vivienda que se ofrecerán. Esto es un proyecto cíclico que genera ganancia, que a la vez seguimos invirtiendo. Ahí está el porqué del éxito.

Antes de entrar en los detalles de la inversión millonaria y el tipo de vivienda que ofrecerá +Colonia, es esencial entender que no se tratará de un barrio privado ni una isla apartada de Colonia del Sacramento. Bastitta asegura que todo el predio será abierto a los colonienses -aunque se refiere a los propietarios de la ciudad inteligente como “más colonos”- y los espacios públicos serán cedidos a la Intendencia de Colonia para que esta los administre.

Cuando el proyecto esté terminado se espera que unas 30.000 personas vivan en +Colonia, lo que equivale a la misma cantidad de gente que hoy vive en Colonia del Sacramento, por lo tanto, la ciudad en total duplicará sus habitantes.

Bastitta dice que el proyecto le “dará una nueva ala” a la ciudad de Colonia: “Hoy, al mirar la ciudad desde arriba, es como si tuviera la forma de un ave con un ala porque tiene el pico en la punta y el ala hacia el lado oeste. Esto es darle el ala que le falta para que pueda volar. Le llamamos +Colonia porque tiene que ver con eso, hacer que algo despegue y construir sobre el legado. Preservar lo que hay y hacer el futuro de la ciudad”.

El "favor" a Buenos Aires.

El proyecto consiguió el año pasado el visto bueno de la Junta Departamental de Colonia y con eso se habilitó la edificación de 200 hectáreas del predio, que es casi la mitad. Aunque las obras de edificación no empezaron, sí se ven máquinas trabajando en lo que serán las calles y los caminos de la ciudad inteligente. Las 200 hectáreas sobre las que se trabaja son “más que suficiente”, según Bastitta, para la etapa inicial de +Colonia que llevará el nombre de Distrito Génesis. Allí habrá dos torres, un barrio de casas y una estructura para la zona de servicios. La inversión para esta primera etapa inicial supera los 100 millones de dólares, según el empresario, y aún no se sabe con certeza a cuánto subirá la cifra cuando sigan las obras en el resto del predio.

Render del proyecto +Colonia.
Render del proyecto +Colonia.
Foto: Cortesía +Colonia.

El empresario asegura que “el gran problema” que tienen las empresas después de la pandemia es cómo volver a lograr que sus empleados trabajen de manera presencial y no prefieran el teletrabajo. Después de seis años haciendo focus group y encuestas a jóvenes argentinos, desde +Colonia aseguran que lo que más desalienta el trabajo presencial es la distancia que hay entre los hogares y las oficinas. “Las empresas tienen el desafío de estar cerca de donde viven los empleados”, relata Bastitta mientras camina por la arena y hace referencia a un artículo que se publicó este martes en el Financial Times sobre +Colonia titulado “Leaving without leaving”, o sea, algo así como partir sin salir. “Nosotros pensamos en esto como una ciudad de dos orillas. El hecho de poder vivir entre dos ciudades. No tener que irse del todo de ninguna. Es como una especie de punto intermedio con reglas de juego claras en donde las empresas que se instalen pueden estar cerca de sus empleados”, dice el empresario.

El 80% de los que ya compraron una propiedad en el Distrito Génesis son argentinos. Las obras de esa parte inicial estarán listas en 2026. Según Justino Decurnex de la inmobiliaria Toribio Achával -que tiene la exclusividad de venta para las propiedades que habrá en +Colonia- sin tener a Buenos Aires enfrente “el proyecto no se daba”. La mayoría son argentinos que se interesan no solo en tener una propiedad en Uruguay, sino en contar con “una base” cerca de Buenos Aires porque viven en las afueras. Lo que más se vendió son apartamentos de un dormitorio que rondan los 90.000 dólares, según Decurnex.

Bastitta asegura que los 45 minutos de barco para cruzar del puerto de Colonia al de Buenos Aires son “la nada misma” comparados a la hora y media que suelen “perder” muchos argentinos en la Panamericana, la ruta que va desde la ciudad hacia Zona Norte, una región de la provincia de Buenos Aires que creció significativamente en los últimos años y donde hoy viven muchos de los que trabajan en la capital. “La ciudad de Buenos Aires tiene un gran problema y es que también se están yendo las oficinas hacia lugares que están más de camino a Zona Norte como Núñez o Vicente López. La gente prefiere trabajar ahí porque les queda más cerca, entonces hace falta una revitalización de la zona portuaria”, dice Bastitta y cuenta que el año pasado se reunió con el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y le dijo que +Colonia es “una oportunidad para ayudar a la ciudad”.

Obras en +Colonia.
Obras en +Colonia.
Foto: Cortesía +Colonia.

Según el empresario, cuando se critica que el proyecto buscar llevarse a argentinos para Uruguay “en realidad es todo lo contrario”.

Más allá de la cercanía entre Colonia y Buenos Aires, lo cierto es que el precio de los pasajes en barco para cruzar de un puerto al otro hace que la distancia parezca más lejana de lo que realmente es. Hoy un pasaje de ida en Buquebus desde Colonia a Buenos Aires ronda los 2.000 pesos para un día de semana y los 3.000 el fin de semana. Bastitta dice que esa era “la gran contra” del proyecto y por eso concretó hace ocho meses una “inversión muy grande” con Colonia Express y Buquebus por la cual todos los propietarios de una vivienda en +Colonia tendrán entre 460 a 1.200 pasajes gratis para ir y venir de Buenos Aires en cualquier fecha.

Aunque no quiere dar detalles al respecto, el empresario dice que las navieras están “muy interesadas” en el proyecto porque “duplicaría el mercado de pasajeros frecuentes”, entonces “es una forma de alinearlos más”.

La exclusividad y el modernismo son aspectos implícitos en +Colonia. Con los planos en mano Bastitta responde así a la consulta de qué servicios se darán allí: “Todos los mejores”. No solamente está entusiasmado con el proyecto sino que además está convencido de que todo será de primer nivel. Cuenta entre risas que inicialmente pensó en que la farmacia que se instale allí reparta los pedidos dentro de la ciudad con drones. “Llegamos a calcular las medidas de tarimas, para que estuvieran en la entrada de cada edificio o casa, pero después nos dimos cuenta de que quizá generaría demasiado tráfico aéreo”, bromea y agrega: “A veces me tienen que bajar un poco a la realidad”.

Segregado sí o no.

Mientras la Junta Departamental de Colonia estudiaba el proyecto y aún no le había dado la luz verde a Bastitta, la comisión de Urbanismo y Territorio de la Sociedad de Arquitectos del Uruguay (SAU) elaboró un informe en el que destacó el “altísimo impacto territorial” de +Colonia y dijo que el proyecto “genera otra segregación más” a la ciudad de Colonia del Sacramento. El concepto de burbuja tiene que ver con la “propuesta de modelo territorial, los usos que se le van a dar y el tipo de población que va a ser atraída a vivir ahí”, según escribieron los arquitectos que integran la comisión en 2021.

Consultada al respecto, Stella Zuccolini, secretaria general de la SAU, sostiene: “Colonia ya es claramente una ciudad segregada. Hay dos sectores que se pueden visualizar claramente, como es el barrio histórico y luego todo lo que va desde el puerto sobre la rambla. Esa segregación ya está marcada y no se debe fomentar más”.

Zuccolini aclara que la sociedad de arquitectos “no opina sobre el diseño de los proyectos”, pero sí cuando “hay un impacto sobre el ordenamiento territorial”. La integrante de la SAU critica al intendente Moreira y dice que el ejecutivo departamental respaldó el proyecto desde un primer momento “sin medir los impactos que pueda tener” y por eso la organización decidió “dar una alerta al respecto”.

Bastitta, en cambio, dice que le sorprendió el comunicado de los arquitectos porque “ha habido un diálogo constante con ellos” y “estaban todos los canales abiertos para que presenten sus dudas, pero prefirieron ir a la prensa con esto”. Según el empresario, +Colonia es “todo lo contrario” a una burbuja y no generará segregación con respecto al resto de la ciudad porque “será una ciudad accesible y abierta para todo el mundo”.

EXCLUSIVIDAD.

Los vende por invitación y al precio que él se le ocurre

Dentro del DIstrito Génesis, que es la primera parte que se creará de +Colonia, no solo habrá torres con departamentos de uno, dos y tres dormitorios, sino que también una parte del predio será utilizada para un barrio de casas denominado “Barrio Pioneros”. En total son 44 lotes y llevan vendidos 12.

Lo particular del Barrio Pioneros es que no cualquiera puede acceder a comprar un lote allí, sino que únicamente se logra “por invitación” de alguno de los desarrolladores del proyecto, según cuenta Eduardo Bastitta. Además, el precio de los lotes “varía según el comprador”, asegura Bastitta y agrega entre risas: “Si es un científico le hacemos un precio diferente que si es el dueño de un unicornio de la tecnología. Les cobro lo que quiero”. Aunque prefirió no decir quiénes, el empresario dijo que ya hay “personalidades destacadas” que tienen su lugar allí.

Zuccolini dice que la ciudad de Colonia del Sacramento no tiene un plan local de ordenamiento territorial aprobado y, por lo tanto, “falta un marco regulatorio de base, antes de aprobar un proyecto como este”.

A pesar de que se aprobó, todos los ediles del Frente Amplio votaron en contra del proyecto y el motivo tiene que ver con lo mismo que reclama la SAU. Según José Manuel Arenas, edil frenteamplista de Colonia, que no haya un plan de ordenamiento territorial “hace que la ciudad no tenga definido hacia dónde va a crecer ni bajo qué parámetros”. A pesar de que Arenas cree que “el proyecto en sí es una buena cosa” y “es muy interesante además de que ofrece las garantías necesarias para los colonienses”, decidió votar en contra porque “muestra una desidia de la intendencia en cuanto a su organización”. Arenas dice que la gente de Colonia “tiene mucha incertidumbre porque ya ha habido proyectos en la zona que fracasaron”, entonces “todo el mundo está a la espera para ver si realmente se mantiene”.

Desde el oficialismo, la edila del Partido Nacional Agustina Durquet dice que le sorprende la postura de la oposición con respecto al proyecto “porque cuando se analizó lo regulatorio en la comisión de legislación y régimen se aprobó por unanimidad incluyendo los tres votos del Frente”. Durquet dice que hasta ahora no escuchó “a ningún vecino que diga que está en contra de que se haga el proyecto”. “La gente quiere crecer y no poner palos. No hay que poner palos porque sí, hay que controlar con determinación”, sostiene.

El País intentó entrevista al intendente Moreira, pero rechazó hablar sobre el proyecto hasta que esté más avanzado.

Alejandro Perrachón, presidente de la Asociación Comercial e Industrial de Colonia.
Alejandro Perrachón, presidente de la Asociación Comercial e Industrial de Colonia.
FERNANDO,PONZETTO-MIH

¿Y qué dicen los comerciantes? El presidente de la Asociación Comercial e Industrial de Colonia, Alejandro Perrachón, lo ve con buenos ojos pero es cauto. “Estamos hablando de futurología cuando decimos que habrá un impacto importante en el comercio, porque asumimos que habrá un éxito que todavía no está asegurado”, sostiene Perrachón y cuenta que aún no hubo diálogo con comercios locales para que se instalen en +Colonia, aunque sí le consta que hubo con empresas argentinas.

Primera vivienda.

Para Bastitta lo que más diferencia a su proyecto de otros que se han pensado para la zona y no tuvieron éxito es que se trata de un proyecto “de primera vivienda”, es decir, para vivir todo el año. “Los otros proyectos eran de segunda o tercera vivienda, o sea propiedades muy exclusivas que competían con José Ignacio o Punta del Este. Acá la lógica es otra porque lo que más vendemos son los apartamentos pequeños que no son caros y se pueden financiar hasta en 22 años, algo que para un argentino es una locura”, cuenta.

Bastitta dice que gracias a que en la ciudad inteligente habrá muchos servicios y espacios de uso común “la idea es tener un apartamento chico, pero que tu vida no transcurra ahí adentro”. En total, se estima que +Colonia empleará a unas 2.000 personas en la construcción y a otras 4.000 en los servicios.

A pesar de que se trata de cifras estimativas, porque hasta el momento solo se están haciendo obras viales en el predio, la apuesta es que +Colonia sea un megaproyecto que dé que hablar durante los próximos años. Ahora el sueño de los Bastitta debe convertirse en realidad.

NOVEDAD.

El rol del medioambiente en el diseño de la ciudad

“Se proyecta crear una comunidad abierta que plantee una nueva relación entre naturaleza y ciudad basada en la sustentabilidad ambiental, las energías renovables y el respeto por el paisaje”, así es como se describe +Colonia en la página web del estudio de arquitectos Gómez Platero, a cargo del diseño del proyecto.

El empresario Eduardo Bastitta sostiene: “En las ciudades generalmente se piensa la parte urbana y luego se incorporan espacios verdes. Acá es al revés, nosotros partimos del lienzo verde y ahí insertamos las edificaciones”. Según Bastitta, en las investigaciones realizadas a jóvenes argentinos por la empresa, la convivencia con el medioambiente fue uno de los requisitos que más apareció.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad