JUEGOS OLÍMPICOS

Mikael Aprahamian con Ovación: "Cumplí el objetivo y estoy muy orgulloso de lo que hice, pero quería más"

El judoka uruguayo habló tras su combate con Pacek, ante quien cayó por ippon, y destacó haberlo dado todo en el tatami. De todas formas, afirmó sentir "un poco de frustración" por no pasar de ronda. 

Mikael Aprahamian durante su combate ante Robin Pacek. Foto: EFE.
Mikael Aprahamian durante su combate ante Robin Pacek. Foto: EFE.

El debut Celeste en judo tuvo a Mikael Aprahamian como protagonista en los Juegos Olímpicos. A pesar de que el judoka hizo un gran combate y logró llevar a desempate al sueco Robin Pacek, número 28 del mundo, finalmente se impuso el europeo por ippon a los cuatro minutos y 52 segundos.

En diálogo con Ovación, el uruguayo se mostró “contento” con su actuación y la forma en que plantearon el combate con Igor Herrero, su entrenador.

Además, relativizó la importancia de la clasificación mundial a la hora de competir: “Muchas veces se habla del ranking, pero para mí simplemente es un número. Yo sé que él también tiene medallas de Grand Slams y medallas europeas, pero si lo veo por ese lado no me va a sumar”, comentó.

Asimismo, se refirió a cómo vivió los momentos de supremacía en el combate, donde su rival parecía agotado físicamente y a él se lo notaba íntegro: “Ya nos conocemos y medio que siempre descansa en los entretiempos, se saca el cinturón, pero eso no quiere decir que luego no rinda en el combate”, acotó.

Pacek sufrió sanciones durante la pelea por no combatibilidad. Al respecto, Aprahamian dijo lo siguiente: “Él estaba muy pasivo, no atacaba, no hacía nada y llegamos a punto de oro”.

Luego contó cómo se produjo la incidencia en la que el sueco terminó venciéndolo por ippon en el desempate: “Vi la oportunidad e hice un ataque, pero no metí bien la pierna, se movió por un lado donde me tiró todo el isquiotibial, escuché un sonido y me terminé tirando, sino la idea era trancar ese contrataque porque en realidad lo venía haciendo muy bien”, manifestó.

Ni bien terminó el combate, Aprahamian fue directo a abrazar a su preparador con algún gesto de dolor en la parte anterior de su pierna.
Sobre cómo viene con su recuperación, el judoka dijo que, debido a que hace poco que ocurrió la pelea, habrá que esperar un tiempo para saberlo.

En una charla con Ovación en la previa a su debut en los Juegos Olímpicos, Aprahamian había dicho que estaba muy contento con el trabajo que venía haciendo y que quería “lucharla hasta el final” en Tokio. Una vez finalizada su participación, se mostró conforme con su desempeño: “Realmente está cumplido el objetivo, estoy muy orgulloso de lo que hice, pero quería más, quería ganar, entonces un poco de frustración tengo, pero aparte de eso estoy muy contento por cómo se planteó”, declaró.

De todas formas, dejó claro que en lo personal quería ganar y que “el objetivo era darlo todo, pero también era llegar a pasar rondas y hasta soñar con una medalla como lo hace cualquier deportista”.

Mikael Aprahamian durante su combate ante Robin Pacek. Foto: EFE.
Mikael Aprahamian durante su combate ante Robin Pacek. Foto: AFP.

En otro orden, el representante uruguayo en judo habló de sus propósitos a futuro e hizo énfasis en descansar tras una preparación intensa: “Estoy establecido en España, pero voy a ir a Uruguay un par de meses a estar ahí y cuidarme”, precisó. Luego añadió: “Quiero descansar porque han sido unos cinco años muy movidos, tanto en forma física como mental”.

A nivel de competiciones, Aprahamian comentó que estará pendiente de si habrá un Grand Slam en París en caso de que pueda llegar en condiciones, pero destacó que no lo tiene “como meta” e insistió en la relevancia de descansar y recuperarse.

Más allá de que el propio competidor manifestó que su deseo era ir por más, la actuación de Mikael Aprahamian dejó bien representado a Uruguay en uno de los torneos más prestigiosos a nivel mundial. Su participación olímpica fue la tercera consecutiva de un judoka uruguayo tras lo hecho por Juan Romero (2012) y Pablo Aprahamian (2016).

Cómo ha visto la actuación de sus compatriotas

Mikael Aprahamian catalogó de “histórica” la actuación de Felipe Klüver y Bruno Cetraro en remo y dijo que como todos sus compatriotas olímpicos están “mega contentos como selección”. Además, dijo que Nicole Frank, la debutante de 17 años que cerró su participación en los 200 metros combinados con un tiempo de 2'18''93, hizo “una marca terrible y recién está comenzando”.

A su vez, comentó que, a pesar de que “por tema de protocolo” no puede ir a visitar a sus compañeros de la delegación uruguaya y tampoco se cruzan en las competiciones, tienen un grupo donde se mantienen al tanto de cómo llevan el día a día en la Villa Olímpica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error