TORNEO CLAUSURA

Tomás Andrade, el creador de travesuras que tiene Sud América

Al talentoso argentino le gusta gambetear, pisar la pelota y tirar caños; mira fútbol de la A y de la B y destaca a varios futbolistas uruguayos.

Tomás Andrade, el chico de Lomas de Zamora de 24 años
Tomás Andrade, el chico de Lomas de Zamora de 24 años

A los 24 años sigue sintiendo el fútbol de la misma forma que lo hacía aquel niño que se unió a las formativas de Lanús, el club que defendió hasta los 13, cuando pasó a jugar a River Plate. Tomás Andrade, el talentoso futbolista argentino que disfruta ver jugar a Andrés D'Alessandro, Brian Ocampo, Facundo Torres, Agustín Canobbio, Federico Martínez, Rodrigo Amaral y Lucas Rodríguez, si le toca irse de Sud América lo quiere hacer con el deber cumplido: dejando al equipo en Primera.

Está a gusto en Uruguay y se siente cómodo “porque me gusta mucho el país”, pero también porque siente que puede exponer sus juego. “En el día a día, como estoy en un club chico que no tiene quizás la infraestructura que debería tener un equipo de primera división, se presenta algo difícil, pero al hablar de la parte futbolística y dentro de la cancha me siento muy cómodo. Me gusta el fútbol uruguayo”.

Lejos de interpretar que el fútbol de mayor agresividad en la marca le complica el panorama, Andrade asegura que para su juego “en Uruguay encuentro espacios para recibir. No es un fútbol lindo, vistoso, pero estoy hablando de mi juego y me siento cómodo”.

"Si Dios quiere llegará algo bueno para salir y poder pegar un salto en mi carrera

A los 14 años llegó a River, procedente de una gran escuela de fútbol como Lanús, y tuvo el privilegio de llegar a Primera división, donde jugó más de 30 partidos. “Como digo siempre, yo soy hincha de Tomás Andrade. Soy hincha del equipo donde juego, esa es la realidad”.

Es jugador de Sud América, pero quizás en diciembre puedan abrirse las puertas para una nueva oportunidad deportiva. “El primer objetivo es dejar al equipo en Primera, porque eso sería irme del club con el deber cumplido, porque es a lo que vine y es el objetivo nuestro de este año.

Lamentablemente no podemos estar en una ubicación mejor, como estar peleando un puesto en copas que es algo que queríamos, pero esta es nuestra realidad y tenemos que aprovechar que hoy estamos fuera de la zona de descenso y dependemos pura y exclusivamente de nosotros. Después, si Dios quiere llegará algo bueno para salir y poder pegar un salto en mi carrera”.

"Me gusta mucho pisar la pelota, tirar un caño, gambetear, toda mi vida fue así y es lo que más disfruto"

No tiene noticias de que algún grande de Uruguay le pueda abrir las puertas, aunque mensajes de los hinchas le llegan. “Nadie se ha comunicado conmigo, pero tengo redes sociales y leo. Recibo mensajes de mucha gente de Nacional para que vaya a su club, también de gente de Peñarol. No te voy a mentir, me gustaría tener una posibilidad”.

Es amigo de Andrés D'Alessandro, pero no hay una presión extra. “Con Andrés hablo mucho porque somos muy amigos, pero no me dijo nada. También soy muy amigo de David Terans, así que tengo un amigo de cada club”.

El chico de Lomas de Zamora en Buenos Aires dice que él es un futbolista “creativo, en la cancha me gusta siempre crear cosas diferentes. Es lo que me nace. Me gusta mucho pisar la pelota, tirar un caño, gambetear, toda mi vida fue así y es lo que más disfruto. Si me tengo que definir con una palabra te diría ‘gambetear’. Me gusta eso que cada vez se ve menos”.

A la hora de destacar jugadores que compiten en Uruguay valora a los más técnicos: “Yo miro mucho fútbol. Miro la A y la B. Me gusta más mirar cuando hay un jugador que gambetea. A veces miro partidos porque juega tal jugador porque gambetea. Me gustan Andrés D'Alessandro porque entiende todo, Brian Ocampo me gusta y me parece que si se afianza en confianza es un jugador bárbaro, Facundo Torres tiene unas condiciones bárbaras, Agustín Canobbio me parece un jugador interesante. Después me gusta Fede Martínez de Liverpool, Lucas Rodríguez de Torque. Me gusta Amaral, también. Tiene un pie muy bueno”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados