Publicidad

Sebastián Abreu: la metáfora sobre el trabajo de Tabárez y Bielsa en Uruguay y lo que aprendió del maestro

El histórico exjugador de la Celeste opinó acerca del punto de inflexión que produjo el pasaje del DT campeón de América en 2011 por la selección.

Compartir esta noticia
Sebastián "Loco" Abreu. Foto: captura

Redacción El País
Sebastián "Loco" Abreu, exjugador histórico de la selección uruguaya que en la actualidad es director técnico, se refirió al presente de la Celeste al mando de Marcelo Bielsa y también recordó el legado que dejó Óscar Washington Tabárezen la etapa anterior.

En este sentido, hizo una metáfora sobre el trabajo del maestro y del DT argentino en Uruguay: "Marcelo Bielsa vino a potenciar lo que el maestro Tabárez hizo de manera excelente. Él agarró un terreno pelado e hizo un edificio siete estrellas. Y lo que vino a hacer Bielsa es a pulir los vidrios y los espejos, a dejarlo más limpio y bonito. A darle continuidad a todo eso que costó mucho porque antes éramos una selección uruguaya de mucha desorganización, sin un sentido de pertenencia ni futbolístico", inició en diálogo con ESPN.

Y añadió: "Los entrenadores y jugadores que pasaban daban la vida, lo mejor, pero si desde arriba no estaba la organización era imposible. Y después que agarró el maestro (Tabárez) se mantuvo un poco la desorganización arriba, pero él le dio la organización en el Complejo Celeste. Y después bueno, se alinearon todos y pasó lo que pasó: hemos ido a todos los mundiales, se han ganado dos títulos a nivel de juveniles y se ha clasificado a muchos torneos en esas categorías. También se logró el título de la Copa América 2011 y se jugó Olimpiadas, que hacía tiempo que Uruguay no jugaba".

El maestro Oscar Tabárez en conferencia de prensa en Brasilia. Foto: AUF TV.

En esta misma línea de análisis profundizó: "Se hicieron muchas cosas buenas y ahora con un plantel joven, pero en un momento espectacular por los lugares donde juegan y con muchísima experiencia. Algunos ya tienen mundiales jugados y Champions con 24 o 25 años. Marcelo (Bielsa) viene a poder potenciarlos y darle esa impronta natural que él tiene de vértigo, dinámica e intensidad que se está viendo reflejada".

Marcelo Bielsa, director técnico de Uruguay, durante el partido por Eliminatorias frente a Bolivia.
Marcelo Bielsa, director técnico de Uruguay, durante el partido por Eliminatorias frente a Bolivia.
Foto: Nicolás Pereyra.

Por otra parte, se refirió a lo que aprendió del maestro Tabárez durante todos los años que compartió en la Celeste: "El maestro en definitiva, para nosotros y muchos que hoy somos entrenadores y tuvimos la oportunidad de estar con él, nos termina de transmitir lo lindo que es poder seguir en el fútbol como entrenador. No era por ahí una charla específica con él, sino ruedas de mates normales en cada concentración, viaje o aeropuerto. Y lo increíble del maestro eran los conceptos que te iba dejando de forma natural en una charla normal de mates donde nos compartía sus experiencias y su caminar", afirmó.

En especial, Abreu hizo énfasis en los valores que le inculcó Tabárez: "Para nosotros era estar siempre con esa ayuda memoria de anotar para no olvidarte lo que te había dicho porque constantemente te iba dejando mensajes y un aprendizaje. Y de las cosas que uno siempre remarca y llevo siempre a donde me toca ir, primero implementándolo acá en casa, es el saber que todas las personas que están a tu lado están tratando de ayudarte y que no son tus empleados", manifestó en primera instancia.

Luego procedió a explicar a qué hacía referencia: "Entonces a partir de esa base cuando viene el mozo de un hotel, del aeropuerto o de la concentración y te trae el plato hay que decirle 'gracias'. Y si tenías que pedir la sal le decías 'por favor'. Y si te lo encontrabas a la mañana para ir a desayunar 'buenos días', y si te tenías que ir 'hasta luego'. Y así en generar hábitos que a nivel sociedad esos valores los hemos perdido en detalles simples. Es lo que más mantengo vigente más allá de otros temas futbolísticos que el maestro puede transmitirte. Pero no olvidarte los valores que nuestros padres nos transmitieron y tratar de volver a instalarlos, por lo menos donde uno puede: en la familia y en el entorno que uno se maneja constantemente estar haciendo ese "cepillado de dientes" cuando alguien se olvida".

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad