TRICOLORES

Santiago Ramírez es el pibe en el que confía Martín Ligüera

El DT está encontrando buenas respuestas del delantero de 20 años y en 83 minutos de juego que le entregó en dos ciclos, ya convirtió un gol.

Festejo de gol de Santiago Ramírez
Festejo de gol de Santiago Ramírez

Ya mostró que puede pegarse a la banda y llegar hasta el fondo. También dejó en claro que le gusta apuntar al arco. Y que la aureola de delantero eficaz, que arrastra desde formativas, no es un cuento. Santiago Ramírez, de 20 años, es el delantero juvenil en el que confía Martín Ligüera para que aporte soluciones en momentos complicados de Nacional.

Que es un jugador con sentido del gol o vocación de definidor ya había quedado expuesto anteriormente, cuando fue Jorge Giordano el que le entregó sus primeros minutos en cancha. Allí, el hermano del “Colo” Juan Ignacio Ramírez, procuró siempre rematar al arco ante la primera posibilidad que le entregara el juego, pero ahora empezó a dar algunos frutos.

De hecho, Ligüera lo conoce mejor que nadie porque lo tuvo en la Tercera división y quizás por eso mismo cuando el año pasado el DT asumió de forma interina la conducción técnica del primer equipo disfrutó de 44 minutos de juego, los que fueron repartidos entre los 30 en la derrota ante Boston River y los 14 en la imposición frente a Deportivo Maldonado.

Ahora, en esta nueva ruta, en la que Nacional busca el tricampeonato, Ramírez, que es un jugador que puede ocupar cualquier lugar del frente de ataque y hasta moverse como un mediapunta, fue utilizado tanto por la banda izquierda como por la derecha en los partidos ante Progreso y Plaza Colonia. Eso le permitió ganar otros 39 minutos más en el primer equipo tricolor y lograr, también, su estreno como artillero.

Con Ligüera, entonces, este chico al que el secretario técnico de Nacional Sebastián Taramasco supo destacarle su “gran porcentaje de aciertos a la hora de definir”, ya lleva disputados 83 minutos de juego. Y un gol en 83 minutos de juego que se van sumando lentamente, porque así se lo lleva para que vaya forjando su carrera, es un elemento de enorme relevancia como para considerar que si el plan A no funciona hay material al que se puede recurrir para cambiar un partido.

Naturalmente que la dinámica de los partidos y, especialmente, sus rendimientos serán los que irán marcando las pautas del posible crecimiento que puede llegar a tener un joven que demuestra tener habilidad, buena técnica en velocidad, audacia y valentía para ir en búsqueda del gol.

Por ahora en Nacional son cautelosos, pero con un alto porcentaje de confianza de que el “Colo” chico será capaz de mostrar que tiene la pasta y los atributos para imponerse.

Lo que está claro es que Ligüera lo respalda. Y valora que hasta puede moverse por adentro, aunque no tiene el físico del delantero centro, gracias a su inteligencia para desplazarse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados