502 Bad Gateway

502 Bad Gateway


nginx
HISTORIAS

Santi Rodríguez consiguió lo que no pudieron ni Pirlo, ni Lampard, sueña con la selección y en NYC vive "más tranquilo"

El mediocampista del New York City hizo historia con su equipo al ingresar a la final de la Conferencia Este y que disputará este domingo con la chance de ir por la definición de la MLS.

Santiago Rodríguez en Nueva York donde vive "más tranquilo".
Santiago Rodríguez en Nueva York donde vive "más tranquilo".

Puede ser el rey, pero para eso se deberá quedar, mínimo, con el título de la Conferencia Este, pero por el momento, con su juventud y la importancia que ha adquirido en el plantel del City estadounidense, Santi Rodríguez es el príncipe de Nueva York.

Es que a sus 21 años logró lo que no pudieron hacer Andrea Pirlo, Frank Lampard, David Villa, entre otras figuras que pasaron por el equipo: depositarlo en una final de conferencia.

Santiago Rodríguez celebra el gol anotado en las semifinales de la Conferencia Este de la MLS. Foto: @NYCFC.
Santiago Rodríguez celebra el gol anotado en las semifinales de la Conferencia Este de la MLS. Foto: @NYCFC.

Mañana será el turno de que New York City se juegue una chance que puede ser todavía más histórica teniendo en cuenta que si vence a Philadelphia Union (17:00) se meterá en la gran final de la MLS de Estados Unidos.

“Obviamente que estamos muy mentalizados en el partido y más allá de cómo juguemos pensamos en ganar porque las finales hay que ganarlas. He notado mucho entusiasmo de toda la gente del club y también de los medios”, sostiene el joven mediocampista desde Norteamérica.

La vida cambió por completo para Santi que a una corta edad abandonó Montevideo para irse a vivir a una de las ciudades más pomposas del mundo. Nueva York lo recibió, pero también hizo lo propio con su padre que por un tema de visa tiene que salir cada seis meses, pero “va y viene”.

Santiago Rodríguez junto a su padre, su principal compañía en Nueva York.
Santiago Rodríguez junto a su padre, su principal compañía en Nueva York.

“Así la vamos llevando, pero por suerte no estoy tan solo y me ayuda mucho para estar bien, tranquilo y enfocado”, afirma Santiago con todo lo que eso significa teniendo en cuenta la distancia de su tierra natal y de sus seres queridos.

“Mi viejo es importante porque entrenamos de mañana y después tenemos todo el día libre, pero siempre encontramos algo para hacer y más ahora que estamos en invierno y que a las 17 ya está de noche y es complicado”, agrega.

Si algo está Santiago es enfocado y por eso todas las mañanas, sin chistar, el reloj suena a las 08:20. “Me levanto, hago todo tranquilo y a eso de las 9:15 estoy en el club. Nos dan el desayuno, hago algún ejercicio en el gimnasio y después entreno con el resto del plantel. Después otro rato de gimnasio individual y me voy”, para terminar así la jornada sobre las 14.

Con mucho día por delante, Santiago siempre se las rebusca y a pesar de que duerme siesta o mira Netflix, una de las actividades que prefiere es la de jugar al PlayStation y hoy se sorprende con el hecho de formar parte del juego: “Es raro jugar conmigo mismo si me elijo el New York y más porque con mi hermano y mi primo nos creábamos y nos metíamos en el juego cuando éramos chicos”.

Santiago Rodríguez defendiendo la camiseta de New York City. Foto: @NYCFC.
Santiago Rodríguez defendiendo la camiseta de New York City. Foto: @NYCFC.

“No te voy a decir que ya hablo inglés, pero entiendo cuando me dan una instrucción o si salgo a comer me animo a pedir las cosas, porque también es un poco de práctica”, afirma Santiago.

Al principio era un poco complicado y como que era muy dependiente de alguien que hablara inglés, pero acá tengo un profesor que nos pone un club que solo habla inglés y eso me obliga a pensar para comunicarme y hoy mucho lo puedo hacer solo, pero me queda mucho por aprender”, sostiene.

Y es también el día a día lo que cambió mucho para Santiago que hoy, aunque suene a ironía, vive más “tranquilo”. “En los partidos te piden fotos y autógrafos, pero en el día a día nadie te conoce, vas tranquilo y eso también está bueno para poder hacer las cosas. En eso es diferente y se puede vivir un poco más. Tampoco es que en Uruguay vivís presionado porque es lindo que te pidan foto o autógrafos y a veces se extraña pero es diferente”, agrega.

A propósito el volante afirma que de las pocas veces que lo pararon en la calle fue porque un uruguayo lo reconoció y le pidió una foto.

Santiago Rodríguez y Nicolás Acevedo, compañeros en el New York City.
Santiago Rodríguez y Nicolás Acevedo, compañeros en el New York City.

Y si de compatriotas se habla, hoy Nicolás Acevedo es el que está más cerca de Santiago. El Cacha, que llegó al equipo desde Liverpool, lo recibió con los brazos abiertos.

“A Nico lo conozco de las selecciones, compartimos el Mundial Sub 20. Se puso a disposición enseguida y me dijo que para lo que precisaba iba a estar a las órdenes y en base a eso construimos una relación muy buena y al ser uruguayo es con el que más me llevo”, explica.

Uruguayos también, son los hinchas de Nacional que constantemente lo reconocen en Estados Unidos. Tanto los de la filial tricolor como el grupo de los “Bolsos de Nueva Jersey” están siempre en contacto con el surgido en el equipo albo y porque él tampoco quiere perder ese lazo.

Santiago Rodríguez y el aguante de los hinchas de Nacional.
Santiago Rodríguez y el aguante de los hinchas de Nacional.

Prueba de ello fue la elección del número 42 para usar en su camiseta. “Habían números disponibles, pero el 23, que significa mucho por mi debut. estaba ocupado y otros números que quizás me gustaban también y decidimos elegir ese con un amigo y creo yo que para mantener a Nacional presente” y es que ese dorsal significa las dos finales que el tricolor le ganó a Peñarol en cuatro días en la temporada 2019 donde se impuso en la definición del Clausura y en la del Uruguayo.

“Es lo lindo del fútbol”, afirma Santiago al referirse que muchos hinchas de Nacional tienen gratos recuerdos de él y que se plasma en el vínculo con quienes fueron sus compañeros. “Felipe (Carballo) vino a Nueva York y estuvimos un par de veces juntos y salimos a comer y eso es muy lindo porque más allá de que compartimos vestuario, después de nuestro trabajo nos mantuvimos en contacto”.

Si bien hay cosas que no cambian hay otras que sí y una de ellas es el estilo con el que se acostumbró a jugar en Uruguay y el que encontró en Estados Unidos: “Es muy diferente al uruguayo, muy físico y más profesional. Todos los equipos son fuertes en ataque y tal vez lo más débil es la defensa, pero así y todo son muy fuertes. Todos corren y siempre están en movimiento. No es como en Uruguay que la pelota va despacio o lenta, acá siempre es a máxima velocidad y los partidos son muy buenos para aprender y por ese lado es una liga que crece mucho y que de acá a futuro va a segur creciendo”.

Santiago Rodríguez defendiendo la camiseta de la selección Sub 23 de Uruguay. Foto: AFP.
Santiago Rodríguez defendiendo la camiseta de la selección Sub 23 de Uruguay. Foto: AFP.

Tras los pasajes por la Sub 17, Sub 20 y Sub 23, con la que disputó el Preolímpico, Santiago Rodríguez se ilusiona con algún día dar el salto a la mayor.

“Creo que en algún momento, si todo sale bien, va a llegarme la oportunidad y voy a estar siempre dispuesto. Todos los jugadores tenemos el sueño de jugar por nuestro país y por ahora seguiremos hinchando a través de la TV, mientras esperamos ese llamado”, sostuvo.

Santiago no cree que la llegada de un nuevo entrenador sea un gran cambio, al menos al principio, porque “se va a mantener la base. No sé qué porcentaje seguirá pero los mayores se van a mantener y después pasa por gustos del entrenador que le toque quedar al mando y ahí creo que va a decidir él”, subrayó quien no baja los brazos y se ilusiona.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados