Publicidad

La selección de Países Bajos de paseo por el Golfo Pérsico mientras aguardan los cuartos: "No estamos pensando en Messi"

Compartir esta noticia
Los futbolistas de Países Bajos disfrutan del paseo. @OnsOranje

QATAR 2022

De entrenar a 200 metros del astro argentino al DT Louis Van Gaal al ritmo del Waka Waka, así viven los futbolistas la previa al duelo con Argentina.

Países Bajos irá por un lugar en las semifinales cuando enfrente a la selección de Argentina este viernes 16 horas por los cuartos de final del Mundial de Qatar 2022 y, a diferencia de otras selecciones que solo dan las notas obligatorias a FIFA, algunos futbolistas de la Naranja Mecánica llega antes a los entrenamientos para recibir a los cronistas en La Universidad de Qatar, el mismo lugar que usa en la Argentina.

El día anterior se tomaron un descanso, salieron a pasear en bote por el Golfo Pérsico y tras la clasificación mostraron sus videos bailando con los empleados del hotel donde se alojan. En la mañana entrenaron a 200 metros de Messi y el resto del plantel, en canchas idénticas, pero parece que viven en mundos distintos. “Tuvimos un par de días relajados, no estamos pensando en Messi”, mencionan los futbolistas a La Nación.

En esa práctica dijeron presente los dos edecanes que acompañaron a Virgil Van Dijk en la línea de fondo: Nathan Aké, que habla de su compañero del City, Julián Álvarez, y Jurrien Timber, del Ajax. Están distendidos, tranquilos y con mucha confianza. Messi deberá toparse con ambos este viernes, a las 16 (las 22 locales), en el encuentro de los cuartos de final que se jugará en el estadio Lusail.

En la tarde de ayer salieron a un paseo por el Golfo Pérsico, aprovechando la cercanía de su concentración, en West Bay. Se alojan en el St. Regis, un hotel de lujo de la cadena Marriot que tiene habitaciones de hasta 2800 dólares la noche. Este martes están más serios por la ocasión, pero el clima, en general es muy amable y sereno.

Lionel Messi, Lautaro Martínez y Julián Álvarez celebran en la selección argentina. Foto: Instagram.
Lionel Messi, Lautaro Martínez y Julián Álvarez celebran en la selección argentina. Foto: Instagram.

A Aké se le pregunta, inevitablemente, por Álvarez. El defensor que, por pedido de Guardiola, pasó del Bournemouth a Manchester City, por 45 millones de euros, contesta lo esperado: “Julián es un gran jugador. Muy técnico y difícil de marcar. Finaliza bien las jugadas. Va a ser un desafío para nosotros estar frente a él y ante Messi”, reconoce.

Pero avanza con la definición del capitán argentino: “Es el mejor jugador de todos los tiempos, va a ser una buena tarea detenerlo”. Aunque su compañero, Timber, lo relativiza: “Tienen buenos jugadores, es cierto. Pero las tácticas también son importantes”, asegura al señalar la ventaja neerlandesa por ese lado.

También hablan de la masiva presencia de público argentino. “Vimos los partidos de la Argentina en el estadio Lusail y sus hinchas generan una gran atmósfera”, comenta Aké, con cierto asombro. Timber se trae a la conversación el partido de 1998: “Todos recordamos el gol de Dennis Bergkamp”, sonríe, porque en cuartos de final, en el Mundial de Francia, los neerlandeses ganaron por 2 a 1.

Louis Van Gaal al ritmo del Waka Waka

Después de los cuartos de final sorprendió muchísimo verlo a Louis Van Gaal, al ingresar a la recepción del lugar, rodeado de empleados que lo saludaban. El entrenador, muchas veces señalado por su estilo parco y su mirada severa, bailó la canción Waka Waka, de Shakira, mientras filmaba a sus jugadores que no paraban de cantar.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad