Publicidad

El clásico Danubio-Defensor Sporting estuvo parado siete minutos y Ostojich casi lo suspende: ¿cuál fue el motivo?

Poco después de que Balboa anotara el 1-1, el árbitro se acercó a los técnicos para informarles que, si no cambiaba la situación, no podía seguir el juego. ¿Qué pasó?

Compartir esta noticia
Danubio vs. Defensor Sporting por la fecha 15 del Apertura.
Danubio vs. Defensor Sporting por la fecha 15 del Apertura.
Foto: Leonardo Mainé.

Corrían 55 minutos de juego en el partido entre Danubio y Defensor Sporting por la fecha 15 del Torneo Apertura cuando ocurrió un hecho imprevisto que obligó a detener la actividad durante siete minutos, e inclusopuso en duda la continuidad en juego bajo la consideración del árbitro Esteban Ostojich. ¿Qué sucedió?

Poco tiempo después de que Adrián Balboa anotara de cabeza el gol que significó la paridad del Tuerto, el juez principal advirtió que en una de las tribunas del local habían hinchas trepados al tejido y el hecho llamó la atención. Al mismo tiempo, algunos hinchas de Danubio habían colocado banderas ofensivas en referencia al tradicional rival.

"QUEPD Defensor" decía una de ellas, mientras que la otra tenía dos fechas específicas con una frase repudiable: "23/11/21, 18/3/23, no fuiste moriste". Ni bien se enteró de esto, Ostojich pidió que se bajaran del tejido y que quitaran esas frases ofensivas del tejido, pero en primera instancia los implicados mantuvieron su postura.

Después bajaron del tejido, pero las inscripciones alusivas a Defensor seguían allí presentes.Mauro Goicoechea, arquero y referente de Danubio, fue personalmente a pedirles colaboración a los implicados. En simultáneo, el locutor pedía por el altoparlante que los parciales colaboraran para que el espectáculo siguiera.

De hecho, para incentivar a que sacaran las banderas, le pidió a aquellos hinchas que querían que siguiera el partido que aplaudieran para demostrarle a los causantes del parate que el protagonismo debía tenerlo únicamente el juego. Los minutos pasaron y Ostojich amagó con irse de la cancha con una clara seña con sus brazos.

El árbitro se aproximó a los dos técnicos para informarles los pasos a seguir si no cambiaba la situación y poco después la situación cambió: "Esteban, en tres segundos sacamos todo", expresó la voz del estadio al ver que un hincha sacó las banderas ofensivas para que se reanudara el partido. Y eso finalmente sucedió. Pero el parate tan grande obligó a una extensa adición de minutos.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad