Publicidad

¿Cuál es el rol del Director Deportivo? Cuatro referentes explican el cargo "de moda" en el fútbol uruguayo

Daniel Enríquez, Jorge Giordano, Pablo Álvarez y Germán Brunati hablaron con Ovación sobre la relevancia del cargo y el perfil idóneo de quien hace de nexo entre los dirigentes y el cuerpo técnico.

Compartir esta noticia
Pablo Álvarez, Daniel Enríquez, Jorge Giordano y Germán Brunati
Pablo Álvarez, Daniel Enríquez, Jorge Giordano y Germán Brunati.

"El director deportivo debe coincidir con el gusto futbolístico del hincha y del directivo, que a fin de cuentas es la idiosincrasia del club, y después ir a negociar con el entrenador”, explicó a Ovación Daniel Enríquez, uno de los pioneros en el cargo en el fútbol uruguayo (2006 en Nacional) y hoy coordinador de formativas en Danubio.

En la misma línea, el director de selecciones nacionales de la AUF, Jorge Giordano, dijo: “Debe tener formación en recursos humanos, en gestión y ser entrenador. Y ser metodólogo, para poder hablar de igual a igual con cualquier director técnico que llegue al club, sobre cualquier metodología”.

Pablo Álvarez, director deportivo de Boston River, contó que su trabajo en el Sastre va desde “la contratación de jugadores y conformación de planteles”, hasta la “elección del Cuerpo Técnico, decisiones sobre la infraestructura de entrenamiento y promoción de juveniles”. Un amplio abanico de competencias por las que considera al club como modelo para su cargo.

Y Germán Brunati, quien dejó el puesto en Montevideo City Torque tras el descenso a la B, afirmó que el director deportivo -o “director de fútbol”, como él se consideraba- es en primer orden “responsable del plantel”, pero que abarca también la captación de futbolistas, el desarrollo de la infraestructura y quien tiene que velar por los objetivos deportivos institucionales del club, el nexo entre “lo que quieren los dirigentes para el club” y “lo que quiere hacer el técnico con el equipo”.

Los cuatro especialistas concuerdan en que el rótulo no tiene importancia: sea director, gerente o manager deportivo, lo importante es qué potestades le otorgue el club a la persona, en un cargo cuya relevancia es palpable vistas las incesantes críticas a los responsables de los grandes: Pablo Bengoechea y Sebastián Taramasco.

Según Giordano, “el director deportivo tiene una visión estratégica para con el club, mientras que el director técnico trabaja sobre la competencia”, es decir: tiene que ganarle a los rivales.

Por lo tanto, considera primordial la “claridad conceptual sobre el cargo: de qué se va a ocupar, qué potestades tiene y a quién reporta”, para que no se pise con tareas de otros cargos. “Cuando hay gente que hace lo mismo de distintas formas, es una patología para la organización”, sentenció.

Los equipos grandes del fútbol uruguayo terminan el 2023 en el debe: Peñarol con la peor versión de su historia a nivel internacional y sin un campeonato que hasta octubre parecía tener en el bolsillo; Nacional sin títulos, sin clásicos ganados y a mitad del Clausura sin chances de campeonar. Pero lejos de ser casualidad, los malos resultados fueron acompañados de malos rendimientos, marcados por otra cosa que tuvieron en común: tres técnicos diferentes en el año: Alfredo Arias, Darío Rodríguez y Diego Aguirre en el Manya –además de dos interinatos de un partido cada uno de Juan Manuel Olivera–, y Ricardo Zielinski, Álvaro Gutiérrez y Álvaro Recoba en el Bolso.

“Esos cambios fueron responsabilidad tanto de los directores deportivos como de los dirigentes, que tomaron decisiones bajo el agobio de la exigencia de resultados”, opinó Enríquez. Por razones obvias, el cargo en Peñarol o Nacional está sujeto al éxito a corto plazo, porque la masa social exige ganar todos los días, pero Enríquez apuntó que “el trabajo de este cargo es a largo plazo” porque “los resultados de la gestión llegan si el club está ordenado, sólido y tiene año a año un rendimiento regular", y que "el fiel ejemplo de eso es Liverpool”.

En tanto, Brunati explica que en los grandes el acuerdo con los DT es aún más importante: “No es lo mismo armar un plantel para Peñarol, donde solo importa ganar, que para Torque, donde lo importante es la estructura”. Por ese motivo, argumentó, “es que Nacional mantiene a Taramasco: es valioso en la estructura, pero necesita a alguien para ocuparse de las exigencias del primer equipo”.

“Por experiencia en el fútbol, en un vestuario y por formación, uno tiene las herramientas para tomar decisiones deportivas más que el directivo, que si bien es un gran político, empresario e hincha, no habla el mismo idioma que el técnico y puede apresurarse presionado por la exigencia de los hinchas”, dijo Enríquez.

El directivo sube o baja el pulgar, pero el DD está para tomar decisiones

El DD debe plantear parámetros para gestionar los recursos (futbolistas) del club
El DD debe aggiornarse y mirar mucho fútbol, porque los jugadores varían año a año y rendimientos también

Nunca sugerí a un DT sobre cómo jugar, porque el plantel es mí responsabilidad y el equipo suya

Agustín Alayes: la cara nueva

Agustín Alayes fue director deportivo de Estudiantes de La Plata
Agustín Alayes fue director deportivo de Estudiantes de La Plata.
Foto: Estudiantes

El argentino de 45 años cerrará su llegada a Peñarol en las próximas horas. Es exfutbolista de Estudiantes de La Plata, club en el que se desempeñó como director deportivo entre 2013 y 2021. “Tiene buen ojo para los fichajes”, afirman desde Argentina.

Sebastián Eguren volvió a nacional

Sebastián Eguren
Sebastián Eguren.
Foto: Archivo/El País

Se sumó al área deportiva como Manager General. Según dijo, lo convenció entender que el puesto “no era únicamente estar en un período de fichajes, sino pensar en una visión más amplia para el desarrollo del club”. Trabajará con el primer equipo.

Pablo Javier Bengoechea y tres años de cuestionamientos

Gabriel Cedrés y Pablo Bengoechea. Foto: archivo El País.

El ídolo del Quinquenio asumió como director deportivo del club acompañado de Gabriel Cedrés con la presidencia de Ignacio Ruglio, y tras una desgastada gestión dejó el cargo. Fue muy cuestionado por fichajes debatibles, otros que no se hicieron y muchos cambios de entrenador.

Sebastián Taramasco y un nuevo rol

Sebastián Taramasco, gerente deportivo de Nacional.
Sebastián Taramasco, gerente deportivo de Nacional.
Foto: Juan Manuel Ramos.

Pasaron seis entrenadores bajo su gestión, motivo principal de las críticas que recibió sobre las decisiones deportivas, que no trajeron buenos resultados para Nacional. Seguirá en el club pero enfocado en el desarrollo institucional, acompañando a Eguren.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

premium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad