AMISTOSOS

Clásicos de verano: los dos programados están en serio riesgo de no ser disputados

La determinación adoptada por la AUF este viernes a la tarde, sumado a que el Estadio Centenario no se podrá utilizar el 26, tienen en jaque a ambos partidos.

Peñarol vs. Nacional clásico
Clásicos en jaque. Foto: Estefanía Leal

La escalada de violencia de las ultimas semanas entre las barras de Nacional y Peñarol ponen en jaque la disputa de los dos partidos clásicos programados para el sábado 22 y el miércoles 26. La AUF finalmente concretó lo anunciado por Ovación en cuanto a que se deslindaría de la organización de ambos encuentros de verano,  lo que se une que el Estadio Centenario no estará operativo para el segundo juego.

"Si es para hacer una guerra se van a suspender", adelantó a El País hace unos días el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, respecto a los dos clásicos programados. Sus declaraciones fueron en el marco de los ataques aislados con muerte incluida entre parciales de Nacional y Peñarol de jornadas pasadas. Pues hoy aparece precisamente el Ministerio del Interior como el que tiene en sus manos la disputa de dichos clásicos.

La AUF confirmó este viernes que prestará servicios a la organización de los partidos (boleteros, porteros, árbitros, etc) pero que no participará de la misma, distanciándose ante los potenciales actos de violencia. Por un lado, la AUF toma esta determinación porque no está de acuerdo con que se jueguen estos clásicos de verano con el clima de violencia imperante, pero por otra parte también porque piensa en los clubes. ¿Cómo se explica esto?

Si la AUF estuviera en la organización, entonces regirían sus estatutos y en caso de que ocurran problemas en el estadio o en su entorno, debería aplicarlos. Esto puede suponer multas, sanciones disciplinarias e incluso hasta quita de puntos si ocurrieran hechos muy graves. Al no estar en la organización, quien produzca los espectáculos deberá elaborar su propio reglamento.

La empresa Tenfield aceptó llevar adelante la organización de los espectáculos, con ciertos riesgos calculado porque tienen los partidos vendidos para distintas señales internacionales. Entonces, ¿por qué corren riesgo los clásicos?

Por un lado por lo antedicho de que el Ministerio del Interior puede decidir que no se jueguen por temas de seguridad. Por otro, porque como Peñarol y Nacional están ligados por contrato a Tenfield, hacen averiguaciones de si pueden ser considerados coorganizadores o al menos solidariamente responsables de los resultados de los de los espectáculos. Si esto fuera así, difícilmente acepten jugar.

A esto hay que añadirle que la AUF confirmó que no se puede utilizar el Estadio Centenario el miércoles 26 a pedido del cuerpo técnico de la selección, ya que se pretende preservar el campo de juego para el partido que la selección afrontará seis días después, el martes 1° de febrero, ante Venezuela por Eliminatorias.

Hay convencimiento de que no se puede jugar un clásico en este momento en Maldonado. El gobierno no lo quiere de ninguna manera porque se quiere preservar a los turistas. Entonces, ¿dónde se jugaría el clásico del 26? No hay mucho para elegir, así que las posibilidades de que este encuentro se dispute son escasas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados