Pedro Bordaberry
Pedro Bordaberry

Estimado Presidente

Te escribo para pedirte que no aflojes. Vienen momentos complejos, se termina la luna de miel y, pasada la pandemia, los uruguayos vamos a mirar la situación económica.

Si no lo hacemos, desde la vereda de enfrente van a gritar para que la miremos. Ya lo están haciendo. Lo hicieron el miércoles pasado en la Piedra Alta.

Es lógico.

¿De qué van a hablar?

De la inseguridad no pueden.

Los números hablan por sí solos. Después de quince años de destrucción de la seguridad ciudadana durante sus gobiernos, hoy hay un cambio. Bajan los homicidios, los hurtos y las rapiñas.

La gente ve una policía comprometida y un gobierno que la respalda. También que marca la cancha cuando alguno se sale de la legalidad.

Tampoco pueden hablar del manejo de la pandemia.

Si lo hicieran alcanza con recordarles cómo entregaron el Ministerio. No había capacidad para hacer tests y habían donado a China los materiales que necesitábamos.

Si insisten alcanza con pedirles que miren para el otro lado del Río donde sus amigos hicieron lo que ellos querían que vos hicieras acá.

Imagínate lo que sería si nos hubieran vacunado con la Sputnik rusa y metido en cuarentena total mientras el Presidente se juntaba en fiestas en su casa.

Por suerte conseguiste de las buenas. Yo ya tengo tres dosis, dos de Sinovac y una de Pfizer. Más del 70% de los uruguayos llevamos por lo menos dos y bajan los contagios, los fallecidos y los que ingresan al CTI.

Tenemos más vacunados que Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña e Israel. Tres veces más que Argentina y treinta veces más que Venezuela.

Hablando de economía no les va a ir bien, tampoco.

Tuvieron quince años de viento a favor y ¿qué hicieron?

Aumentaron la Deuda Externa, llenaron de funcionarios públicos el Estado y los agujeros de Ancap, la Regasificadora, Pluna, Aratirí, el Puerto de la Aguas Profundas y tantas cosas más.

Igual van a ir por ahí. Los efectos del Covid se van a hacer sentir. Afectó al turismo, al comercio y a muchos sectores y tratarán de aprovecharlo.

Por suerte no les hiciste caso a ellos y te negaste a las cuarentenas que pedían. Mantuviste prendidos los motores de la economía. En forma tenue, pero prendidos. Si se hubieran apagado la recuperación demoraría mucho más. Estaríamos como Argentina o Venezuela.

Para mediados del año que viene estaremos retomando el crecimiento.

Va a coincidir con la votación por la LUC que van a tratar que no sea sobre la LUC sino sobre otras cosas. Como contra el gobierno, los ajustes, el Fondo Monetario Internacional, el Cambio Climático, las privatizaciones, la entrega de la soberanía, etcétera. Es decir, tratarán de derogar la Ley sin hablar de la Ley.

¿Te parece que todos la leyeron antes de firmar?

Eso sí, hay que poner un poco de orden en el cuadro.

Empecemos por los del equipo con el que simpatizo. No te podemos cambiar tres ministros en un año y medio. Sé que no es culpa tuya, pero hay que parar eso. Tampoco proponer leyes que ponen impuestos por más loable que sea el fin al que quieren destinar lo que se recaude. Somos el partido de gobierno y esas cosas o las peleas públicas entre nosotros no ayudan.

Están los tuyos también que tienen que entender que hay que ser cuidadosos hasta en los detalles. No se puede comprar un par de cuadros por varios miles de dólares, por más que esté dentro de la legalidad. No es momento. Tampoco pueden contratarse nuevos funcionarios en la CTM o aumentar su presupuesto en un par de millones de dólares. Más cuando su Presidente fue el candidato a intendente y con seguridad volverá a serlo. Se ve de lejos, se nota.

El General es un hombre de bien pero tiene un grupo demasiado heterogéneo. Su partido todavía está con los dolores del crecimiento. Los más cercanos leen mucho a Methol Ferré, y se sienten cerca de la “Patria Grande” de los Kirchner, Mujica, el MPP y Chávez. Hay otros que están lejos de esto pero hablan más del ayer y las injusticias que sienten se cometieron que del futuro. Algunos no queda claro bien para dónde van. Están contra la forestación, las modificaciones a la ley de medios y otras yerbas que los acercan a los de Tucho.

Hasta los de la Gente te armaron un lío. La casa en la loma de la Ballena y el candidato a diputado procesado en Paysandú.

Como te complican el partido.

Queda Pablo que, la verdad, anda volando en el Ministerio de Trabajo. Da la sensación que encontró el lugar donde mostrar su capacidad de la misma forma que Jorge Larrañaga lo había encontrado en Interior.

El cuadro tiene que darse cuenta que el éxito del gobierno de la coalición republicana es la única posibilidad de éxito de ellos el día de mañana. ¿Cómo van a convencer a sus votantes que van a gobernar sin esta coalición? La necesitan tanto como tú.

Ojalá se den cuenta.

Así que no aflojes, Presidente, ya pasó el primer tiempo. Fue en subida y con viento en contra. Pandemia, herencia de 5% de déficit fiscal, desempleo e inflación fuera de rango. Patearon de todos lados y no fue ninguna adentro. Mantener el cero no es poca cosa.

Ahora, viene el segundo tiempo, no aflojes, si el cuadro acompaña el partido se gana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados